Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
23ºC
Actualizado 03:11 pm

Una triste encrucijada | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-24 05:00:00

Una triste encrucijada

Al Presidente Uribe lo admiramos. Le agradecemos cuanto ha hecho por Colombia y reconocemos en sus gobiernos ¬Ė sobre todo en el primero ¬Ė aciertos invaluables en materia de seguridad democr√°tica, confianza a la inversi√≥n y verdaderas haza√Īas emprendidas desde instituciones como Acci√≥n Social, el Sena o el Icetex, en el marco de eso que aqu√≠ llaman ¬Ďlo social¬í.
Una triste encrucijada

Sin embargo, hay cosas que a√ļn los m√°s uribistas no podemos callar. Los j√≥venes que acompa√Īamos el proyecto del Presidente, somos ante todo dem√≥cratas. Creemos en la continuidad de las buenas pol√≠ticas pero lo que √Ālvaro Uribe nos est√° pidiendo es imposible de aceptar.

Su falsa encrucijada del alma ha creado entre las nuevas generaciones una encrucijada aut√©ntica que terminar√° resolvi√©ndose en detrimento de nuestra naci√≥n. Lo que Uribe le est√° solicitando a las clases pol√≠ticas emergentes, a la juventud que quiere entrar al sector p√ļblico y a los candidatos a la Presidencia m√°s j√≥venes que √©l, es que ¬Ďaplacen el gustico¬í y se hagan a un lado por unos a√Īos m√°s.

En balde ha sido su preocupaci√≥n porque los hijos de sus hijos lo vean como un hombre engolosinado con el poder. Hoy ya nos est√° pareciendo imposible diferenciar a Uribe de Ch√°vez o Correa. Su nombre supera toda discusi√≥n, copa todos los espacios pol√≠ticos y como dije renglones atr√°s, les est√° creando una triste encrucijada a los j√≥venes que o se montan a la barca de la reelecci√≥n, si es que desean entrar al sector p√ļblico en los pr√≥ximos a√Īos, o posponen qui√©n sabe hasta cu√°ndo esa leg√≠tima aspiraci√≥n.

Porque lo que la mayor√≠a de gente desconoce es que con una nueva reelecci√≥n de Uribe no s√≥lo se est√° sacrificando una generaci√≥n entera de candidatos a sucederlo, sino tambi√©n a una nueva cosecha de abogados, economistas y administradores p√ļblicos que ante la falta de renovaci√≥n y alternancia en el gobierno no tendr√°n chance de recomponer el Estado sino muchos a√Īos despu√©s, cuando enganchados por el sector privado y desencantados con la pol√≠tica colombiana, no quieran ya servirle a una Naci√≥n que tan mal les ha pagado.

El relevo generacional en Colombia es tan s√≥lo una ilusi√≥n. La verdadera encrucijada no est√° pues en el alma del Presidente sino en las mentes de los j√≥venes que, aturdidos y descorazonados, no entendemos a qu√© hora el hombre que derrot√≥ a los violentos y que tanto admir√°bamos, se est√° convirtiendo tambi√©n en el enemigo n√ļmero uno de la renovaci√≥n y el cambio. Que la juventud se cure con los a√Īos y que los pol√≠ticos se perpet√ļen en el poder parece la triste consigna en los d√≠as que corren.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad