…Y también está el Presupuesto Nacional | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-26 05:00:00

…Y también está el Presupuesto Nacional

Éste es el primero de varios comentarios sobre el presupuesto público 2010.
…Y también está el Presupuesto Nacional

En verdad, hay muchas cosas qué decir sobre lo que contiene el proyecto de ley de presupuesto: la estructura de las rentas públicas, la destinación de los gastos, la sostenibilidad de las finanzas del Estado, la eficiencia de los gastos de funcionamiento y de inversión del sector público, la suficiencia y la calidad de las fuentes de financiamiento del saldo negativo. Algunos aspectos saltan a la primera vista.

El proyecto de Presupuesto 2010 suma 148.3 billones de pesos. Prevé que los ingresos corrientes de la Nación llegarán el año entrante a 70.8 billones de pesos. De esta suma, los ingresos tributarios serían 70.3 billones. Es bueno notar que los impuestos han llegado a ser menos de la mitad del presupuesto. El crecimiento de estos ingresos públicos es del 3.3% sobre lo que se espera para 2009. Ello significa una caída del recaudo tributario nacional en términos reales: la inflación será más alta. El Ministerio de Hacienda dice que ello “obedece a los efectos del choque negativo causado por el comportamiento que registra el ciclo económico a partir de 2008, especialmente sobre los ingresos de origen petrolero y por la reducción en el impuesto del timbre nacional.”

El aumento nominal de 2.2 billones de pesos que se espera del recaudo tributario en 2010 incluye 1.4 billones que, se espera, habrá de producir la gestión de la DIAN contra la evasión fiscal, y alrededor de 0.7 billones producidos por la disminución del 40 al 30% de la deducción por adquisición de activos productivos planteada en el proyecto de “ajuste” tributario. En otras palabras, será nulo en 2010 el aumento del recaudo vinculado a la expansión de la economía. ¿Designio, o azar?

Aquí no hay designio alguno, en el marco de la política fiscal de corto plazo. No estamos ante una estrategia fiscal contra la recesión, montada sobre una reducción de impuestos y un gasto público deficitario para estimular la demanda interna.

En buena medida, el fisco de Colombia es propio de una nación petrolera, sin los recursos petroleros suficientes y sin las instituciones adecuadas para manejar esa bendición mixta, que bien puede llegar a ser una maldición. Lo que tenemos es una estructura impositiva que muestras las marcas del impacto fiscal de Ecopetrol y del sector petrolero. Ese sí es el resultado de un designio: El de dejar que las rentas petroleras se vuelvan decisivas para el desempeño fiscal, al tiempo que se le hacen insólitos regalos tributarios a sectores sociales que deberán estar contribuyendo más, no menos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad