Publicidad
Publicidad
Vie Ene 20 2017
23ºC
Actualizado 05:39 pm

Estupor | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-26 05:00:00

Estupor

En Colombia se ha vuelto cultura vivir de sobresalto en sobresalto. No acabamos de digerir un esc√°ndalo cuando nos sumergimos en otro peor. No bien nos acabamos de convencer de que hemos tocado fondo, cuando nos damos cuenta de que podemos caer m√°s bajo. El estupor es permanente y la b√ļsqueda de respuestas atropella en una interminable cadena de interrogantes. Agudiza el panorama el que nadie responda por nada. Ya no sabemos qui√©n dice la verdad ni qu√© intereses se esconden detr√°s de las denuncias de unos y las excusas de otros.
Estupor

El pueblo contempla asombrado este pandem√≥nium, se va auto-anestesiando y las conciencias somnolientas se paralizan. La expresi√≥n ¬ďyo he sido¬Ē ha desaparecido del l√©xico y por supuesto, la capacidad para dar razones y explicar los propios actos, tambi√©n. En definitiva, nuestra sociedad est√° plagada de irresponsables.

¬°Ah! y los hay de varias clases, seg√ļn el fil√≥sofo espa√Īol Fernando Savater: los que no aceptan la autor√≠a de lo que han hecho y se escudan en el ¬ďno fui yo, fueron las circunstancias¬Ē y √©stas son variopintas: el sistema, la econom√≠a, el ejemplo, los superiores, las costumbres, la familia, etc. Tambi√©n existen los irresponsables fan√°ticos que se reh√ļsan a dar explicaciones y su verdad no admite contraargumentos. No respetan las leyes pues se creen superiores, con misiones trascendentales y para ellos sus contradictores son sucios, bajos y con intereses rec√≥nditos.

Por √ļltimo, existen los irresponsables bur√≥cratas que se desempe√Īan en cargos administrativos y gubernamentales, quienes no dan la cara para responder por acci√≥n u omisi√≥n y se excusan diciendo: ¬ďque respondan los subalternos¬Ē, ¬ďmis jefes dieron la orden¬Ē, ¬ďfue a mis espaldas¬Ē. Y aqu√≠ no pasa nada,¬† la impunidad campea y la confusi√≥n se agudiza.

¬ŅLes parecen familiares estos tipos de irresponsables? Cada uno de ellos tiene ejemplos vivientes en nuestra sociedad. Ahora bien, ¬Ņcu√°l es nuestra co-responsabilidad social con estos enemigos p√ļblicos? Una sociedad madura debe reflexionar permanentemente sobre ello y educar a sus ciudadanos en principios y valores para que asuman sus costumbres y comportamientos y den raz√≥n de ellos. Nos queda un largo trecho por andar. La responsabilidad s√≥lo podemos construirla nosotros mismos. Actuemos ya.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad