“No soy ningún abusador” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 05:47 am

“No soy ningún abusador” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-27 05:00:00

“No soy ningún abusador”

“No soy ningún abusador”

El hombre, quien quedó en libertad el mismo día en que fue presentado por las autoridades como presunto responsable del delito, dijo que una vez libre ha recibido múltiples amenazas que hablan de venganza y de muerte. Teme por lo que les pueda pasar a él y a su familia.

“Me paran en la calle, me señalan, me dicen que me pierda, que van a hacer justicia por sus propias manos”, aseguró Contreras Celis.

Y es que haberle ofrecido gaseosa a una niña, que asegura pensó era amiguita de su hijo que tiene casi la misma edad de la pequeña, le ha salido caro. El martes recibió la carta de despido de la empresa en la que trabajaba.

“Quiero limpiar mi nombre, por eso estoy dando la cara, yo no soy un delincuente y mucho menos un abusador. Necesito recuperar mi tranquilidad, mi trabajo y la normalidad de mi vida”, dijo el hombre.

La familia no se ha aparecido por la casa donde ocurrieron las cosas y donde la comunidad intentó linchar al hombre tras conocer la versión del presunto intento de abuso.

la versión de orlando

Según Orlando Contreras Celis, las cosas no ocurrieron precisamente como fueron dadas a conocer por la familia y las mismas autoridades. Dice que hubo mala interpretación. Él acepta que llevó a la menor hasta su casa, pero no con otra intensión más que darle algo de gaseosa.

“Venía de comprar una gaseosa y la niña, que iba con otra niña, me saludó, en ese momento pensé que era amiga de mi hijo y que por eso me había saludado, ahí fue cuando le dije que si quería un poco de gaseosa, la otra niña se fue y ella me dijo que sí.

“...Llegamos a la casa, la puerta quedó abierta, yo me fue para la cocina a servir la gaseosa y la niña se puso a ver televisión en un televisor grande que tenemos en la pieza, cuando le iba a servir dijo que no, que se iba y salió corriendo”.

Al rato llegaron los papás de la pequeña a hacerle el reclamo al hombre. Ahí mismo se congregó la comunidad furiosa.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad