Sáb Dic 10 2016
21ºC
Actualizado 03:12 pm

Da Vinci, el genio, llega a Colombia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-29 05:00:00

Da Vinci, el genio, llega a Colombia

‘Da Vinci, el genio’ es la exposición más completa en su género y contiene reconstrucciones de los diseños de máquinas de Da Vinci, diseños que el artista nunca construyó. Por primera vez, los colombianos podrán ver durante tres meses las piezas construidas por artesanos florentinos para la Fundación Anthropos, siguiendo las instrucciones y la técnica de la época.
Da Vinci, el genio, llega a Colombia

“Con la exposición queremos darle a la sociedad un espacio de cultura y entretenimiento, fortaleciendo así los espacios pedagógicos. Es claro que tanto la empresa privada como los gobiernos locales se preocupan cada vez más por apoyar este tipo de actividades”, afirman los organizadores de la exposición.

Lo que se verá

La exposición muestra las diferentes facetas de Leonardo Da Vinci como inventor, filósofo, pintor, científico, ingeniero, escultor, anatomista, biólogo, músico y arquitecto. Adicionalmente, la exhibición cuenta con presentaciones en tercera dimensión de El hombre de Vitruvio, La última cena, El caballo de Sforza y La Mona Lisa, que permiten entender la perfección y genialidad de las obras de Leonardo Da Vinci.

Parte de la muestra es de piezas interactivas, otras son máquinas a escala, algunas son réplica al tamaño real, y otras cuentan con un mayor tamaño para darle  más impacto visual.

La muestra tendrá además un espacio donde se dan a conocer los  25 secretos de la Mona Lisa, descubiertos por el científico, ingeniero y fotógrafo francés Pascal Cotte. La exposición en Colombia contará con visitas guiadas, conferencias con afamados davinciólogos, actividades lúdicas de pintura para niños, cenas Mona Lisa y catas de vino para empresas que evocan el renacimiento y visitas programadas de colegios de escasos recursos para que vivan de cerca la pedagogía y el entretenimiento.

El genio

Este gran artista e ingeniero notable, nacido en 1452 y muerto en 1519, es uno de los hombres más importantes que haya existido. Lo que hizo hace cerca de 500 años fue el punto de partida de mucho de lo que hoy consideramos “normales” y sin las cuales nuestra civilización simplemente no funcionaría. Por ejemplo, ¿Puede imaginarse usted un comedor o un restaurante sin el uso de las servilletas? ¿Cómo sería un mundo sin bicicletas? ¿Puede pensar en las grandes obras musicales de Mozart, de Bach, de Beethoven en las que hay una sección de cuerdas, pero sin los sonidos del violín? ¿Se hace la idea de un mundo en el que un servicio de mensajería no existiera? ¿Puede concebir una ciudad sin sistema de alcantarillado que vaya por debajo de las calles y las edificaciones? ¿O un hospital que no estuviera diseñado para que las enfermedades y bacterias queden aisladas de los pacientes y acudientes? ¿Se imagina lo que sería la medicina sin el conocimiento de la anatomía? ¿Puede usted pensar en la falta que haría un helicóptero en emergencias? Pues sin la intervención de Leonardo da Vinci todas esas preguntas no serían tan descabelladas pues es a él a quien se deben estos y muchos otros inventos.

En cada una de estas cosas por las que se pregunta, Leonardo hizo mejorías sustanciales. Fue gracias a la inventiva de Leonardo, al poder de su conocimiento y a su “empuje” que pudo vencerse la resistencia de las mentalidades de su época y se hizo avanzar el mundo hasta darnos una gran confianza en el poder de las ciencias y en poder ver el arte como un depositario de lo que hay de humano en nosotros.

Sin agotar la descripción de lo que fue, se le puede llamar músico, matemático, constructor de instrumentos, inventor, botánico, matemático, recopilador de un diccionario italiano, estudioso de la fonética, fisiólogo, etólogo, gran lector, geólogo, cocinero, físico, ingeniero hidráulico, ingeniero militar, arquitecto urbanista, arquitecto militar, anatomista, dibujante, pintor, escritor de cuentos y fábulas, poeta, pintor, creador de centenares de máquinas, etc. Su obra es tan diversa y tan vasta que, sea artística o científica, cuestiona mucho a los hombres del presente porque en una sola persona se combinaba la sensibilidad del gran artista con el pensamiento exigente del científico cabal.

Este hombre nos plantea la inquietud: ¿cómo fue que uno de los pintores más importantes de la historia de la humanidad era también uno de los cerebros científicos más notables? En él coexistían, sin que él mismo separara, el arte y la ciencia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad