Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

Que los temores no lo limitenÂ… | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-29 05:00:00

Que los temores no lo limitenÂ…

Si su vida sexual no está en su mejor momento, algo pasa y es necesario revisarlo de inmediato.
Que los temores no lo limitenÂ…

Pero no puede cometer el error de formularse este tipo de frases: “Tenemos mal sexo por mi culpa”, “Para qué estar juntos si todo seguirá igual de mal”, “¿Pensará que soy fácil? ¿Le pareceré atractiva? ¿Seré buen amante?”.

Este tipo de interrogantes lo único que genera es que usted se aleje cada vez más del deseo y a cambio de placer sienta vergüenza, tristeza, decepción, rechazo a sí misma, inseguridad, baja autoestima.

Cuestionar su cuerpo, sentirse mal amante y pensar todo el tiempo en satisfacer al otro y olvidarse de usted, son errores que lo pueden llevar al fracaso en la cama.

preguntas y respuestas
Camilo Umaña / Sexólogo y psiquiatra

¿Cómo puede bloquear la intimidad, ese miedo a aceptar nuestro cuerpo? Si aceptamos que desnudar el alma es más difícil que desnudar el cuerpo, tendremos que aceptar nuestro cuerpo para poderlo usar en una relación sexual, en donde los afectos estén de por medio.

Si el afecto no está de por medio, debemos aceptar que la situación es menos compleja, porque quien no acepta su cuerpo ya de antemano está con un problema de aceptación de sí mismo y va a ir inseguro en una relación sexual, temiendo ser rechazado por su apariencia. Además, no creer que el desempeño sea el adecuado a las expectativas de la pareja le impide no solo gozar, sino expresarse de forma libre.  Otro de los temores en la intimidad es sentirse mal amante.

¿Cómo manejar esta situación?

El desempeño sexual en la actualidad se reconoce como un acuerdo entre los dos. Cuando una pareja decide iniciar relaciones sexuales, van a un experimento en donde los dos descubren cómo es cada uno en relación al otro.
Si no tiene experiencia, requiere de la paciencia del otro para que aprenda a reconocer su desempeño sexual y si es experimentada, va a ir a comparar sus experiencias anteriores y si en alguna de ellas ha sido clasificado(a) de mal desempeño, la aprehensión le puede bloquear y arruinar su nueva relación.
Estar pensando en la satisfacción o placer de la otra persona olvidando la propia, puede alejar del placer.

¿Cómo trabajarlo?

No se pueden ni se deben separar ambos aspectos. En ello el diálogo es la solución para el ejercicio exitoso en las relaciones sexuales. Un buen consejo en esta etapa es hablar de la sexualidad de cada uno y de sus expectativas como preparación para entrar en una nueva relación. Es de gran importancia reconocerle al otro cómo se sintió personalmente. Esa percepción genera confianza para futuras relaciones.

LISTA

1. Con las luces apagadas. Este es uno de los temores que puede bloquear el placer. El deseo no puede programarse y sentirse solo en las noches. Pero muchas personas justifican que la noche es más romántica, entre tantas razones, para ir a la cama con su pareja sólo en plena oscuridad o con las luces apagadas. ¿Qué se esconde detrás de esa premisa? El miedo a mostrar su cuerpo, su rostro, a ocultar su deseo, puede ser el principal temor que limite el placer. Los expertos explican que es importante que las personas se arriesguen a conocer su cuerpo, a sentirse orgullosas de ellos y a dejar que el deseo tome su rumbo sin pena ni sonrojos.

2. ¿Seré buen amante? Por lo general los hombres viven con este temor, pues quieren obtener un 10 en la cama y recibir los mejores elogios de su pareja. Y no está nada mal que se preocupen por su pareja, pero esos temores pueden bloquear su desempeño. La persona no puede comportarse como un robot, por eso, deje que todo fluya y no estudie paso a paso su intimidad. De hacerlo, terminará siguiendo un libreto, y su pareja sentirá tarde o temprano la monotonía y hasta bostezos.

3. ¿Soy una inexperta? Muchas mujeres temen ser demasiado ingenuas en el tema de la intimidad. Y esto se convierte en un bloqueo mental que las hace volverse frías. Muchas, hasta sienten vergüenza de no cumplir las expectativas de su pareja y se bloquean todo el tiempo.  El sexólogo Camilo Umaña explicó que la primera vez que dos personas comparten su sexualidad, no se conocen y todo es novedoso. Para eso, se necesita paciencia y mucho diálogo. Además, manifestó que los dos deben tener en cuenta que cada experiencia sexual es diferente.

4. ¡Qué oso! ¿Y si ve mi celulitis? Este es uno de los principales temores de las mujeres que centran ese momento íntimo en su aspecto físico. Los expertos consultados explicaron que es importante tener claridad en que un encuentro sexual exige también sentimientos. Es posible que usted en ese momento esté pensando sólo en su abdomen, en sus pocas curvas y no le dé la real importancia a ese encuentro en pareja. Seguramente, este tipo de mujeres finalizado el encuentro sexual corre en busca de una cobija para cubrir su cuerpo. Recuerde que sentir vergüenza de su cuerpo es una muestra de poca autoestima e inseguridad.

5. ¿Seré atractiva o sensual para mi novio? En ocasiones ni siquiera hay rastros de celulitis en el cuerpo de la mujer, pero se atormenta pensando si es atractiva o no, si esa ropa interior le gustará o no, si ella le atrae demasiado o no. Sólo se queda en las preguntas que surgen de sus temores y no es capaz de disfrutar su intimidad. Es posible que este tipo de personas siempre actúe como toda una actriz y no se permita explorar sensaciones reales.

6. Y si expreso mis deseos, ¿él pensará mal de mí? Muchas personas sienten miedo de expresar qué les agrada en la intimidad, producto de los tabúes con los que han crecido. Los expertos explican que el hombre por lo general es más fresco con el tema y manifiesta qué le gusta y qué no, pero la mujer se limita a seguir al hombre y no rompe esos limitantes por temor a enviar un mal concepto hacia su pareja. Incluso, muchas mujeres sienten temor de ser consideradas como mujeres ‘fáciles’. Ese temor se presenta también por los cuestionamientos que en ocasiones le ha hecho él.

7. Es malo o sucio Pensar todo el tiempo que la sexualidad es mala o sucia, le puede estar generando un obstáculo grande hacia el deseo. Esto puede ser producto de una educación rígida. Lo mejor es que empiece por leer sobre educación sexual y tenga clara la importancia de vivirla plenamente.

LISTA

1 Acabe con los tabúes y deje a un lado la timidez para que consiga una sexualidad plena.
2 No se inhiba ni se sienta nerviosa. Recuerde que es su pareja y quiere estar con ella.
3 ¿Pena del tamaño de alguna parte de su cuerpo? Deseche esos temores.
4 La comunicación también es elemental, no debe tener miedo de pedir lo que desea, ni sentirse incómoda cuando él quiera cumplir una de sus fantasías, siempre y cuando ambos estén de acuerdo.
5 En usted está la capacidad de despertar el erotismo en su pareja.
6 Recuerde que para gustarle a otra persona, tiene que gustarse a sí misma, valorarse, creer en usted.
7 se la imaginación y la espontaneidad.
8 No deje a su pareja con toda la responsabilidad de su deseo.
9 Recuerde que el juego previo y las fantasías los llevan hacia el placer.
10 Evite la rutina.

LA VOZ DEL EXPERTO
Douglas Quintero Latorre / Terapeuta matrimonial

“En primer lugar los temores son muy variables, depende del autoestima de cada persona, pues entre más insegura sea, le buscarán más razones a la justificación de sus temores.

Esa pérdida de seguridad las lleva a cuestionarse por su cara, por sus piernas, porque están gordas, porque están muy delgadas. Si analizamos, hay personas que pueden tener las mismas características, pero sentirse simpáticas y disfrutar sus relaciones.

Se puede decir que los temores están ligados más con el aspecto psicológico que con la realidad y eso tarde o temprano limita el desempeño adecuado en pareja.

Para vencer ese tipo de temores, lo primero es ayudar en el proceso, no dimensionar los defectos del otro sino minimizarlos para que se brinde seguridad a la pareja. Por lo general, las personas que tienen ese tipo de temores tienden a dimensionarlos por su mismo estado de susceptibilidad.

Y el otro punto a tratar está en la persona, en no rechazarse a sí misma, sino aceptarse tal y como es, para tener ese control. Lo importante es que la persona tenga en cuenta que si alguien lo quiere, lo acepta tal y como es”.

¿Alguna vez se rieron de su cuerpo?

Es probable que los temores que usted tenga en la cama, sean producto de una mala experiencia amorosa del pasado o de una risa que llegó en el momento menos justo.

De ahí, el temor a aceptarse tal como es.

Según explicó el sexólogo y psiquiatra, Camilo Umaña, “después de una experiencia de rechazo, la persona va a pensar y sentir que se enfrente a un nuevo fracaso. Por eso, las posibilidades de que tenga un desenlace feliz dicha actividad sexual son menores. Esta es la génesis de muchas disfunciones sexuales”.
Sin embargo, el experto explicó que este tipo de situaciones son superables en su totalidad.

“Lo primordial es reconocer que dicho rechazo ha generado inseguridad y acudir a un terapeuta en esta área para poder resolver este conflicto mediante la psicoterapia”, agregó Umaña.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad