El hombre de las galletas | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Ene 22 2018
20ºC
Actualizado 09:56 pm

El hombre de las galletas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-30 05:00:00

El hombre de las galletas

El hombre de las galletas

En ella  crea  el Marqués de Bradomin. El personaje es fantástico. De él dice Valle Inclan que es católico, feo y sentimental. No digo que Lalo Ordóñez sea el Marqués de Bradomin, mucho menos que sea feo, pues las señoras dicen lo contrario y yo no opino de la belleza física de los hombres; quizás sentimental sí y católico profundo, requeteconfirmado. Capaz de encabezar una cruzada, ya no a la biblioteca Gabriel Turbay  como en su juventud  a encaramar al salaz  Gordo Valderrama, que compraba  desnudos de Miguel Ángel, sino para sacar a pata limpia de la administración a quien entierre la uñas en el erario.

Intentaron molestarlo al principio por su profunda fe religiosa y decían que  sus guardaespaldas no cabrían en los carros con tanto arcángel aleteando a su alrededor. Todo pasó y ya en la silla, tomó la pala de sepultar cadáveres y ese maloliente cadáver que le dejo el saltarín vallenato Edgardo Maya sobre Sabas Pretil. Lo enterró, dándole de encime varios palazos para que no se atreviera a resucitar.

Y es que, ¿qué más puede hacer un juez cuando le dejan un proceso para fallo, mal instruido, plagado de ruindad, un manicomio de contradicciones, darle materile absolviendo y no enredarse? En cambio sobre el caso Galán, a medio sepultar,  escarbó hasta que el rudo general que condecoró Gaviria como su mejor escucha, según dice, es el del hilo que nos llevará a la verdad. El tirón de orejas a la Corte Suprema sí que gustó en el país. La justicia es como la carga en las mulas, tiene que ir pareja, decía el Tuerto Figueroa, sin terciarse para un solo lado porque si no se extravía. Una justicia extraviada, revanchista, es una ponzoña  siniestra. Esa mamandurria que está observando el país con quienes conviven con el terrorismo, es una vergüenza. ¿Por qué salgo yo ahora con estas, cuando ya los homenajes y los ataques al Procurador pasaron? A mí me ha gustado hacer cola.

Yo sabía cuando lo nombraron que él era el  hombre de las galletas, pero tenía que esperar para confirmar que el hijo  de quien  tozudamente se atrevió a descifrar los jeroglíficos de los monolitos de la Isla de Pascua, era capaz de devolvernos la fe en la justicia. Me queda una duda. No sé si ordenó investigar el disparate de matar a Pepe el hipopótamo. Otra, hacia el futuro. Dizque Cormagdalena no puede investigar y prever los daños que sucederán en las ciénagas, Barrancabermeja abajo, porque la obra de embalse en el río Sogamoso está fuera de la ribera del Magdalena.

La licencia ambiental no garantiza que no habrá daños en las cinco ciénagas, que es muy posible que terminen secas para siempre. Acordémonos que existen delitos por acción  o por  omisión.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad