√Ālvaro en la cueva de los leones | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-30 05:00:00

√Ālvaro en la cueva de los leones

La participaci√≥n de Uribe en la reuni√≥n de presidentes de Unasur en Bariloche, suscit√≥ mucha simpat√≠a y una solidaridad mayoritaria en Colombia, a√ļn en sectores que, cansados de su estilo y de su liderazgo, quisieran que pasara a buen retiro. Le fue muy bien con la opini√≥n p√ļblica colombiana que estuvo inequ√≠vocamente con √©l desde el principio hasta la conclusi√≥n del evento que fue un espect√°culo en Colombia.
√Ālvaro en la cueva de los leones

En Bariloche le fue mal y bien. El asunto pas√≥ a estudio de una instancia secundaria de Unasur. Ch√°vez va a seguir en lo mismo y Colombia va a seguir adelante en estrechar a√ļn m√°s las relaciones estrat√©gicas con Estados Unidos con el respaldo de la opini√≥n p√ļblica colombiana. Le fue mal porque lo pasaron al tablero, lo cuestionaron, no lo dejaron salirse completamente con la suya y, como estaba entre pares con algunos de ellos atac√°ndolo, no pudo convertir el evento en un consejo comunitario.

Su resistencia a salir en la foto debi√≥ ser porque le supo a cacho la experiencia. No est√° acostumbrado a que le lleven la contraria, pero dif√≠cilmente pod√≠a haber esperado un desenlace distinto y menos un espaldarazo con aclamaci√≥n. Tampoco debe pasar desapercibido el gesto cordial de la presidente de Argentina, que se lo llev√≥ a rega√Īadientes a posar con los dem√°s. Con ese gesto componedor, la anfitriona evit√≥ un incidente desagradable y se acerc√≥ un poco a Uribe.

Algunos observadores se han lamentado que Colombia haya quedado totalmente aislada en el continente. Eso no es exacto. Contamos con el apoyo de Per√ļ y posiblemente con Chile. Brasil ha pasado a ser mediador y va a jugar sus cartas de hermano mayor. Si queremos que nos ayude es indispensable que aprendamos a conocerlo. A Argentina hay que trabajarle e impedir que vuelva a integrase a la temible banda de los cuatro.

Hay que reconstruir la relaci√≥n de hermanos que siempre hemos tenido con Ecuador. Quiz√°s lo que convendr√≠a ser√≠a que los dos presidentes dejaran actuar a sus canciller√≠as. Su protagonismo le hace da√Īo a la relaci√≥n porque la qu√≠mica entre los dos no funciona. Ch√°vez y Uribe, por el contrario, s√≠ hacen clic cuando no est√°n peleando y parece que conocen hasta d√≥nde pueden presionar al otro. Tambi√©n ser√≠a pr√°ctico, pero improbable, poner a las canciller√≠as al frente.

Tenemos amigos como Panamá y México, que descuidamos. Desatendemos a Centro América que es muy afín y al Caribe, cuya organización política y social desconocemos inexcusablemente.

A Colombia le hace falta una élite dedicada al estudio de relaciones internacionales, a, conocer a sus vecinos y formular opciones para que Colombia se relacione con ellos y con el resto del mundo.

El presidente Uribe, ahora que dej√≥ atr√°s a Unasur, podr√≠a aceptar la invitaci√≥n que le han hecho los aw√° para que los visite y los conozca. Las minor√≠as ind√≠genas y las afro colombianas son las poblaciones m√°s civilizadas de este pa√≠s. Estamos obligados a protegerlos y a respetarlos, y les debemos una disculpa p√ļblica por tener que convivir en sus regiones con b√°rbaros racistas y despiadados y con millones de compatriotas indiferentes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad