¿Justicia sin fin? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 10:22 pm

¿Justicia sin fin? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-31 03:16:21

¿Justicia sin fin?

¿Justicia sin fin?

* * * * *

Por supuesto que el crimen de Luis Carlos Galán todavía nos conmueve. Para todos resulta indignante que veinte años después no se hayan encontrado los determinadores de su asesinato. Sin embargo, veinte años sí son suficientes para adelantar una investigación seria y evitar la impunidad.

La culpa no es pues de la figura jurídica de la prescripción como nos quieren hacer ver, sino de la ineptitud de fiscales y jueces que han sido incapaces de develar verdades y juzgar a los responsables por más poderosos que sean. El cambio de calificación del homicidio de Galán para convertirlo en un crimen de lesa humanidad que nunca prescriba, es un recurso desesperado que apela a sentimientos y factores políticos injustificables desde la óptica objetiva del derecho.

La prescripción no es un asunto de simple capricho. Su introducción en todas las ramas del derecho es compartido por los sistemas jurídicos alrededor del mundo y corresponde a una tradición que guarda una lógica indiscutible: hay controversias judiciales que deben tener fin pues con el irremediable paso del tiempo las pruebas se deshacen, los involucrados perecen y no existe un escenario propicio para producir decisiones que de verdad tengan efecto sobre las víctimas y los victimarios.

Al no prescribir un crimen, la justicia se vuelve más lenta pues al fin y al cabo tiene toda la eternidad para esclarecerlo sin límites de tiempo que presionen a fiscales y jueces para producir resultados ciertos. En un país como el nuestro, con los más altos índices de congestión en los despachos judiciales, introducir ‘casos sin fin’ es evitar que los jueces se concentren en resolver los delitos contemporáneos que ocasionan daño a la sociedad y aumentan la carga de procesos en los ya saturados juzgados.

Además, la ley penal no puede ser aplicada de manera retroactiva y, por consiguiente, al no existir el ‘delito de lesa humanidad’ veinte años atrás en nuestro ordenamiento jurídico, será imposible imputarlo a un procesado pues es claro que para que una conducta sea calificada de delito ella debe estar expresamente consagrada en la ley.

Los argumentos de la Fiscalía para considerar que el caso de Galán es un crimen de lesa humanidad nos siguen pareciendo demasiado frágiles. Sus razones, además de disfrazar una negligencia jurídica, abren un boquete demasiado amplio que hará que muchos casos clamen por un tratamiento similar.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad