Publicidad
Mié Ago 23 2017
21ºC
Actualizado 08:29 am

Así han trabajado los periodistas a lo largo de estos 90 años | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-01 03:30:08

Así han trabajado los periodistas a lo largo de estos 90 años

¡Hasta dónde hemos llegado! Del redactor internacional que captaba las noticias del mundo valiéndose de una ronca estación de radio y que debía recibir la información esperando a que cada letra o signo ortográfico fuera transmitido de forma individual con un extraño código de rayas y puntos al mejor estilo de la clave Morse, pasamos a la maravilla del mundo electrónico, esa que nos tiene girando y rotando por el inmenso sistema planetario de las noticias a velocidades que se equiparan a la de la luz.
Así han trabajado los periodistas a lo largo de estos 90 años

Ni los periodistas de hoy en este diario se le medirían a la forma artesanal de redactar y cubrir noticias que se usaba en el pasado; ni mucho menos los añejos y consagrados redactores del ayer se atreverían siquiera a profanar al hoy llamado ‘San Google’.

Ayer, La Vanguardia Liberal, hoy Vanguardia.com; ayer, el  reportero escribidor, hoy el comunicador on-line; ayer, el empírico, hoy el egresado de la U; ayer, el linotipo, hoy el laptop; ayer, la chiva; hoy el ‘última hora’; en fin...

Es como si Los Picapiedra y los Supersónicos se vieran frente a frente. ¡Y quién lo creyera! ¡Ya no parece que fue ayer! Hasta nos atrevemos a irrespetar la letra del viejo bolero.

Porque mientras los telégrafos embadurnaban los sentidos de los periodistas de los años 20 en la transmisión de sus noticias; hoy es la Internet la que nos multiplica las voces y hace que hasta el mismo Japón nos quede a menos de un segundo de distancia.

Los redactores internacionales del ayer necesitaron de hasta casi una semana completa para mostrar las secuelas fotográficas de los aviones que participaron en la famosa Pearl Harbor, en diciembre de 1941; los redactores modernos sólo necesitaron de un segundo para transmitir en directo y casi que de manera simultánea, la forma como otros aviones ‘kamikaces’ demolían a las Torres Gemelas, aquel fatídico 11 de septiembre de 2001.

Antes era distinto: los periodistas eran los veteranos, los curtidos, los que se las sabían todas, los sumergidos en el maravilloso mundo de la literatura; hoy habría que darse una pasadita por la sala de redacción para sorprender y ver cómo se ven a muchos ‘quinceañeros’ dirigiendo su propia Prensa-Escuela.

Ayer, los periodistas ‘tiraban pata’ para cubrir las noticias. Nada de celulares, todo era corre, ve y escribe; hoy se les ve igual de acelerados, pero ya no necesitan correr: basta con un ¡enter! y listo: noticia impresa.

En el pasado, los periodistas gastaban más de ocho horas para armar una página; hoy redactan y publican de manera simultánea a través de un portátil. ¿Cuánto duran en eso? … ¡Todo es de una!

Durante los años 60, según recuerdan algunos viejos colegas como don Roberto Franco, en la elaboración de textos se utilizaron máquinas inglesas, que perforaban las noticias en una cinta que luego pasaba por una especie de computador llamado 2961, que leía 450 renglones por minuto.

Más tarde, las noticias se redactaban en máquinas de escribir y éstas se pasaban a unas hojitas de tiras largas. Se escribía a ocho columnas y las cuartillas venían con renglones de 25 centímetros. Antes se acostumbraba a usar textos muy largos y fotos pequeñas.

Ahora es al contrario. “Entre más breve, mejor”, dicen nuestros editores. Y de las fotos ni hablar; si es un gran registro gráfico, se le echan todas las columnas que necesite.

Los periodistas jurásicos apelaban a los conceptos del periodismo tradicional; los comunicadores cibernáuticos hoy por hoy se refugian en la innovación, en las fuentes ilimitadas y, por ende, en el gran mar de la información.

¡Claro! los periodistas jóvenes de ahora siguen su camino, crean sus propios blogs y, por supuesto, siguen evolucionando, tal como lo refleja nuestro lema en estos 90 años de periodismo.

Sea como sea, los periodistas del ayer se constituyeron en la piedra angular de lo que hoy es la Redacción de Vanguardia Liberal.

Sí, es cierto, cada quien defiende su época. Para algunos no es lo mismo leer en la pantalla de la computadora que en una hoja de papel impresa.

¿Las razones? ¡Cada uno las tiene!

Hoy, 90 años después de aquella primera noticia escrita, resulta reconfortante decir que el ayer y el hoy, así no se parezcan, logran convivir “en paz y unión”, con grandes recuerdos y con muchas esperanzas por un futuro mejor. Cada uno de los redactores en los sitios digitales, así como los que escribimos las noticias en papel, tendremos nuestros propios receptores.

Más tarde el panorama será diferente y de pronto la Redacción de hoy ni siquiera podrá comprobarlo. Lo cierto es que a los periodistas que en la actualidad estamos aquí detrás del computador, nos corresponderá seguir evolucionado y, por supuesto, continuaremos escribiendo en letras de molde la historia de Santander, de Colombia y del mundo entero.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad