Tenga un hogar ‘a prueba de niños’ | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
21ºC
Actualizado 06:07 pm

Tenga un hogar ‘a prueba de niños’ | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-01 05:00:00

Tenga un hogar ‘a prueba de niños’

No hay nada como el hogar, afirma una vieja expresión. Sin embargo,  no siempre el hogar es el lugar que ofrece mayor seguridad y protección a los más pequeños que habitan en él.
Tenga un hogar ‘a prueba de niños’

Así es, muchas casas en ocasiones, y sin quererlo, se convierten en ‘trampas’ para los niños desde sus primeros años de vida, y pasan de ser ese ‘hogar, dulce hogar’, a convertirse en la principal causa de enfermedades o pequeños quebrantos de salud.

Y es que los accidentes domésticos como caídas, intoxicaciones o ahogamientos, hasta los problemas de asma y riesgos ortopédicos, pueden tener su origen en descuidos dentro del mismo hogar, e incluso en las habitaciones de los menores.

Tener en cuenta algunas recomendaciones de los expertos, ayuda a tener esa casa ‘a prueba de niños’. 

LA VOZ DEL EXPERTO
Rafael Vivas
Pediatra

“Este tema suele prestarse para irse a los extremos. Si bien es importante mantener una adecuada limpieza o cuidados de tal manera que se tenga como prioridad la salud y el bienestar de los niños, un exceso de estos cuidados también puede afectar el desarrollo de los menores.

Lo más común en estos casos es llegar al punto, por ejemplo, en que los niños crezcan en un ambiente demasiado desinfectado; al salir y exponerse a otros ambientes, estos niños tienden a ser más propensos a adquirir enfermedades.

La explicación de esto, es que el ingreso de microorganismos al cuerpo, no siempre es malo, en los primeros años contribuyen a que se creen las defensas necesarias.

Sí es importante que se tengan cuidados de higiene, prevención de accidentes, pero no llegar a un punto de cohibir al pequeño. Siempre se debe crear un equilibrio”.

¿Alergias?  Manténgalas lejos

Se estima que al menos uno de cada cinco colombianos sufre de rinitis o sinusitis, 10% asma y 4% dermatitis atópica.

Según los expertos consultados por esta Redacción, en la mayoría de estos casos las personas conviven en la misma casa con los factores responsables de las reacciones alérgicas.

De acuerdo con Eduardo Zubiría, alergólogo y presidente del Instituto de Alergia, Asma e Inmunología, Iaai, el polen, los hongos, ácaros y el pelo de los animales, son los alergenos más frecuentes, y que además hacen parte de la vida diaria de las personas.

Es más, Zubiría estima que “cerca de 90% de los factores responsables de enfermedades alérgicas están presentes de manera abundante en las habitaciones de los pacientes (…) El colchón es uno de los lugares más comunes”.

Entre las recomendaciones más destacadas están:

- Cubrir los colchones con forros herméticos que los proteja del polvo, sin olvidar aspirarlos con frecuencia. Recuerde: es preferible que estén hechos con material antialérgico.

- Lave la ropa de cama con agua caliente, con el fin de matar los ácaros que puedan estar allí.
- Prefiera las superficies lisas y fáciles de limpiar.
- Limite el uso de alfombras. Este es uno de los lugares donde se almacena abundante cantidad de ácaros y hongos.
- Procure que los pisos, muebles y demás superficies permanezcan lo más limpios posibles.

Consejos para la habitación de los pequeños paso a paso...

• Mantenga muebles o elementos con materiales no tóxicos.
• Ubicar cunas o camas lejos de fuentes de calor.
• El mobiliario que utilice debe ser estable, sin tornillos sueltos o bordes prominentes.
• Fijar a la pared las repisas o estantes altos.
• Cubrir los enchufes con protectores especiales para niños.
• Evite los suelos resbaladizos. Adapte suelo antideslizante en los lugares que considere necesario, principalmente en escaleras y en la habitación de su hijo.
• Aleje sillas o butacas de las estanterías o armarios, y no las ubique en los pasillos.
• Asegure las ventanas de la habitación de los niños o aquellas que se encuentren a poca altura.
• No utilice pinturas con base solvente o que contengan cromo o plomo. Lo recomendable es utilizar aquellas con base acuosa, de bajo olor y lavables.
• La cama no debe ser muy alta, con el fin de disminuir los riesgos de fuertes golpes al presentarse alguna caída.
• Usted puede hacer uso de diversos accesorios como cierres de seguridad para armarios y puertas, o cierres para bloquear tapas de inodoro y puertas de la nevera o el horno.
• Vigile que las instalaciones eléctricas no queden a la vista ni al alcance de los niños.  
• Aspire al menos una vez por semana la alcoba donde duerme el niño.
• Los colchones hay que limpiarlos, voltearlos, sacudirlos y de ser posible exponerlos al sol al menos una vez al mes. 

Para los primeros meses

• Cuando el bebé duerma en una cuna o moisés, asegúrese de que el fondo sea plano en su totalidad y suficientemente rígido.
• Los bordes de la cuna deben ser altos y cubiertos con acolchado.
• Evite el uso de adornos que puedan desprenderse y quedar al alcance de los pequeños.
• Si la cuna tiene barrotes, éstos deben estar separados por espacios entre los 5 y 7 centímetros. Sin embargo, debe asegurarse de que los bebés no saquen sus miembros a través de ellos, y si es necesario, utilice protectores.
• Las sábanas de la cuna deben ajustarse al colchón.
• El colchón debe ser duro.
• No debe mantener los juguetes, almohadas decorativas o edredones dentro de la cuna.

Desde los seis meses

En este momento, los niños empiezan a gatear y suelen empezar a tener accidentes relacionados con el equilibrio principalmente. Tenga en cuenta lo siguiente:

• Utilice barreras que le limiten el paso a escaleras o habitaciones donde pueda hacerse daño.
• No deje objetos pequeños al alcance de los niños y menos cuando van a estar sin la supervisión de un adulto.
• Aleje a los niños de lugares como la cocina.

Entre los 7y losA 12 meses

En esta etapa los peligros son más frecuentes.

• Aléjelo de lugares elevados.
• Evite mobiliarios con puntas afiladas.
• No deje al menor solo en una tina u otro recipiente con agua, o cerca de ella.
• La cuna o el corral es el lugar donde pueden permanecer más seguros sin que necesiten vigilancia.

Entre 1 y 2 años

El niño entra en una etapa de mayor actividad. No sólo caminará sino que saltará, trepará y sobre todo empieza un mayor interés por explorar más cosas.

• Debe asegurarse de que el pequeño no tenga acceso a cajones o lugares donde se encuentre con objetos o productos que puedan hacerle daño, como elementos de aseo o medicamentos.
• Si es posible, mantenga los lugares peligrosos cerrados con llave.
• Aleje a los niños de la cocina. Es el lugar menos seguro para ellos.

De 2 a 4 años:

En estos años el cuidado debe ser aún mayor.

• Si su hogar tiene ventanales o puertas de vidrio con las que es posible accidentarse al no verlas, ponga una cinta que atraviese el cristal de manera diagonal, a una altura un poco mayor que la estatura del niño.
• Aleje elementos que causen quemaduras o envenenamiento.A

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad