HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-01 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Pienso que la democracia no está únicamente en la libertad de prensa, radio o televisión. El pueblo libremente ha elegido a sus representantes que simpatizan con sus ideologías, y éstos a su vez, representan la voz de sus electores.
Cómo es esto de que porque votaron Sí, se les denuncia ante la Corte Suprema de Justicia y entonces, ¿para los que votaron No?
A esto le está faltando mucha seriedad, o en otras palabras: madurez.
Con estas denuncias y otras que también han sido estúpidas, los mismos congresistas están acabando con la democracia y esto sí me parece muy grave. ¿Se imaginan ustedes un Congreso con sólo Oposición? ¿O un Congreso con solo Oficialistas?
No estoy de acuerdo con una tercera elección para Presidente, pero tampoco estoy de acuerdo con que a los parlamentarios se les esté investigando porque aprobaron o porque no.
Lucila Díaz S.

El cohecho

Existe en nuestro Código Penal un articulito denominado Cohecho, que castiga por igual tanto al cohechado, como al cohechador. Es parecido al baile, que para su ejecución se necesitan dos, el que pide o exige la coima o vacuna a cambio de determinado beneficio y el que entrega la exigencia monetaria como pago del acto inmoral.
Ahora observamos con asombro cómo esta inmoral práctica delincuencial se pasea por todos los ámbitos de la administración pública, llámese contratación, nombramientos burocráticos y, para completar, hasta de los que dan fe de la cosa pública como los Notarios.
Esta práctica corrupta podría acabarse, creo yo, o por los menos menguarse, el día en que el Código Penal solamente castigue al coechador, es decir, al funcionario inmoral que garrote en mano exige el porcentaje en los contratos, o, en el caso de los pobres empleados, la vacuna mensual, para con lo que les quede, poder llevar algo de comer al hogar, pues el funcionario o contratista con la norma penal actual, tiene que someterse al chantaje; si cuenta algo tiene que irse la cárcel, que dicho sea de paso, es solamente para los de ruana y no para los delincuentes de cuello blanco o de “Cuello Baute”.
Luis Martín Parra Carreño

Cooperación gringa y gato encerrado

La ayuda militar gringa en siete de nuestras bases durante la bicoca de diez añitos, con el argumento de cooperarnos en la lucha contra el narcotráfico y la guerrilla, tiene muy poca presentación y menos razón de ser, dado el estado actual de los dos problemas. Veamos por qué: Según lo repite diariamente el gobierno, la guerrilla está ya reducida a un grupo de fugitivos muriéndose de hambre y temblando de miedo en lo más profundo de sus madrigueras. Por puro sentido común, si no necesitamos de tropas yanquis cuando los terroristas estuvieron a punto de tomarse el poder y según la versión oficial, no lo lograron gracias a la contundencia de la seguridad democrática, ¿por qué las vamos a necesitar ahora cuando ya están agonizantes? ¿O será más bien que el enemigo no está tan derrotado como se afirma, los falsos positivos son mucho más numerosos y como en los datos econométricos del Dane, también nos quieren meter el dedo en la boca?
En cuanto al control del narcotráfico, si con toda su sofisticada tecnología, la enormidad de su fuerza pública y sus organismos de inteligencia, no han sido capaces de realizarlo efectivamente dentro de su propio país, ¿cómo van a lograrlo en su patio trasero? Con seguridad lo que vamos es a incrementar el número de consumidores en Colombia, así como el de jovencitas seducidas y violadas. Si no fuéramos tan codiciosos y lambericas, lo que deberíamos estar negociando con los gringos sería un convenio para que nuestros tres millones de desempleados fueran contratados por el gobierno de Obama para la erradicación manual de los 12 millones de hectáreas de marihuana que siembran allá tranquilamente y ni por chanza se les ocurre fumigarlas con glifosato.
De suerte que independientemente de los temores de Chávez, Correa y demás, en esto de la presencia militar gringa en Colombia lo más seguro es que como en casi todo lo que se negocia con el imperio, lo que debe haber es un gato encerrado de tamaño monumental.
Luis Jesús Plata Forero

Coima

Un nuevo episodio  de la Yidis-política se desarrolla en el Congreso con el referendo reeleccionista. Basta mirar el descaro con el que los aliados del gobierno se acercan a los parlamentarios para comprar sus votos y la comprometedora conversación por chat entre el exministro Arias con el secretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno, durante el debate del referendo en la Cámara de Representantes y que ahora sale a decir que era “mamando gallo”, cuento que no se lo come nadie y que insulta la inteligencia de los que escuchamos tan infantil explicación por los medios de comunicación. ¡Tan chistoso el ex-ministro!
William Sarmiento Gómez

El que calla otorga

Luego de las cuantiosas críticas que se han conocido por parte de la comunidad contra el alcalde de Floridablanca por el descuido total en el que mantiene a la ciudad y del evidente silencio por parte del burgomaestre tal vez por falta de argumentos para refutar esas críticas, queda más claro que nunca que el que calla,a otorga.  
Rodrigo Bueno

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad