Los protagonistas ausentes de Unasur | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-02 05:00:00

Los protagonistas ausentes de Unasur

Fue una reunión para discutir sobre dos ausentes: Estados Unidos y las Farc. Y claro, como no estaban de cuerpo presente los dos protagonistas, cada quien dijo lo que se le antojó sobre ellos. Todos los mandatarios del sur, con excepción de Uribe, expresaron que Estados Unidos usaría o podría usar las bases militares colombianas para intervenir en el continente de manera indebida. Uribe se explayó mostrando a las Farc como la gran amenaza del hemisferio.
Los protagonistas ausentes de Unasur

Los presidentes suramericanos tienen razones hist√≥ricas para inferir que Estados Unidos puede, en cualquier momento, despachar aviones de combate o de abastecimiento para apoyar un golpe militar contra alg√ļn gobierno que no sea de su agrado o promover acciones punitivas en cualquier lugar de Am√©rica Latina contra grupos o personas acusadas de terrorismo o narcotr√°fico.

La larga cadena de intervenciones en toda la región, permite sacar esta conclusión inapelable. Pero los presidentes de la región debieron al menos considerar que en este momento hay un mandatario en Washington que puede variar o atenuar esta conducta tradicional de Estados Unidos. Barack Obama ha dado además algunas muestras concretas de que esto puede suceder. 

Desafortunadamente estos cambios son lentos y complicados. La pol√≠tica hacia Am√©rica Latina a√ļn no se ha formulado y el equipo de trabajo de Obama hacia la regi√≥n a√ļn no ha tomado posesi√≥n.

Pero si en la percepción sobre la política norteamericana se pudieron cometer errores y exageraciones, en la apreciación sobre las Farc que presentó el presidente Uribe se batieron todas las marcas del sensacionalismo.

Uribe que ha proclamado una y otra vez que las Farc est√°n en el fin del fin, que el gobierno prepara su estocada final a unos reductos divididos y dispersos, que la pol√≠tica de seguridad ha devuelto la tranquilidad a los colombianos, fue a Unasur a mostrar una guerrilla con una capacidad de da√Īo impresionante, a achacarle los males del pa√≠s y de la regi√≥n andina a estas fuerzas, a soslayar que la violencia colombiana proviene de muchos lados entre los cuales est√°n los propios agentes del Estado.

Con esta presentación efectista ante las medios de comunicación, logró neutralizar los reclamos y la desconfianza de la región sobre Colombia y sacar una declaración en la que, al lado de la advertencia de que nuestro país debe garantizar que las bases se utilizaran sólo para operaciones al interior de las fronteras, se incluye el compromiso de los demás países de combatir las manifestaciones de actores ilegales colombianos.

Perdimos todos. Perdi√≥ la regi√≥n porque a√ļn no puede concentrar sus esfuerzos en las tareas de integraci√≥n y porque a√ļn no se muestra como un bloque cohesionado para concertar con Estados Unidos una nueva agenda continental. Perdi√≥ Washington que es visto con los lentes del pasado. Perdi√≥ Colombia que ha atado su realidad diplom√°tica a las Farc.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad