Aftosa en las fronteras: | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-03 05:00:00

Aftosa en las fronteras:

A ra√≠z de la suspensi√≥n de compra de carne colombiana por parte de Rusia, habiendo recibido Colombia tres meses atr√°s la certificaci√≥n de la OIE como pa√≠s libre de aftosa, sorprende al m√°s lego c√≥mo aparecen focos de esta pandemia mortal precisamente en las zonas de fronteras, pero √ļnicamente con Venezuela y Ecuador, raz√≥n l√≥gica para que los rusos hayan tomado dicha determinaci√≥n, decisi√≥n que tomar√°n seguramente los dem√°s pa√≠ses importadores.
Aftosa en las fronteras:

Y conociendo por sus desplantes, sus payasadas, sus actos de provocación, sus ejecutorias dictatoriales y especialmente por su cuna y sus ancestros a los dos mandatarios, el más incauto ciudadano se debe hacer la pregunta si dicha aparición no obedece a planes concebidos y orquestados desde las respectivas presidencias, para que sus áulicos y mediante el contrabando protegido en sus zonas de frontera, la enfermedad se propague en nuestro país con el consabido perjuicio que raya en la comisión de un acto criminal.

Un crimen m√°s¬† que en nada puede preocupar a mandatarios (que no merecen nuestros fraternos vecinos) que dan alojo y financiaci√≥n, tanto econ√≥mica como en material b√©lico a los guerrilleros narcotraficantes que han masacrado a nuestros compatriotas y han herido mortalmente la infraestructura del pa√≠s por tantos a√Īos, actitudes que cada vez que las niegan, en lugar de desvirtuarlas, suman argumentos a los tantos encontrados y divulgados para confirmarlas. Y es precisamente en las zonas de frontera donde se ubica el problema, mas no en el interior de los dos pa√≠ses. Y es precisamente con Venezuela y Ecuador en cuyos l√≠mites aparece el brote y no en los l√≠mites con todos los dem√°s vecinos.

Fedegan, con el acompa√Īamiento del ICA, de la DIAN, del Invima y de la Polic√≠a Aduanera, deber√≠a proponerse recopilar toda la informaci√≥n que permita desvirtuar esta hip√≥tesis, o por el contrario, como lo creemos, confirmarla para denunciar ante los organismos internacionales y la opini√≥n p√ļblica mundial este acto criminal. Nuestros compatriotas residentes en estas fronteras, deben permanecer alertas. En mentes diab√≥licas, hitlerianas y osamistas, el mal es su obsesi√≥n de vida y su plena satisfacci√≥n.
Escritor Ito

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad