Digna en las cosas del amor | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
24ºC
Actualizado 02:30 pm

Digna en las cosas del amor | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-04 05:00:00

Digna en las cosas del amor

¿Y ahora qué cara pongo? ¿Qué le respondo? “No puedo caer en su mismo juego”, “No voy a rebajarme”, “Me retiraré de la escena como toda una dama y no perderé mi lugar” o lo mejor es decir “trágame tierra”.
Digna en las cosas del amor

Si su dignidad está elevada, seguramente sabrá salir de una cantidad de situaciones complejas, poniendo siempre su mejor cara.

Pero al contrario, las personas que no saben permanecer en su lugar, son aquellas que arman espectáculos en público, gritan, se van a los golpes, ruegan, generan lástima y no tienen en cuenta en qué consiste la dignidad.

No aplique la frase “en el amor todo se vale”. Recuerde que no hay nada mejor que continuar con la mejor imagen y educación ante los demás.

Ser digno es hacerse respetar, demostrar ante los demás sus valores y su educación, pero también su inteligencia ante las situaciones.

Freddy Hernando Cristancho, psicólogo social, habla sobre cada caso en particular:

Escena 1: Frente a la cruel realidad

Cuando río suena, piedra lleva. Este dicho popular lo aplican muchas personas cuando se trata de hablar de los rumores que surgen ante una posible sospecha de infidelidad.

Pero una cosa es que usted lo escuche y otra que tenga la realidad ante sus ojos.
En ese momento usted podría reaccionar:

a. De la manera más calmada, es posible que se quede muda, que no sea capaz de moverse de su puesto. Llorará en la intimidad de su casa, con su mejor amiga y cuando se sienta preparado psicológicamente hablará como una persona madura con el otro.

b. Es posible que se lance a la escena o que grite de rabia y se descontrole en llanto frente a todos.

c. Puede armar la maleta del otro, arrojarla a la calle, que todos en su sector se enteren de lo sucedido, pero usted no será quien abandone su hogar.
Habla el experto: “Es importante definir la dignidad en el amor, es transfigurarla en el respeto. Si estoy con alguien esa persona me debe dar respeto y yo a ella.

Cuando tenemos una relación de pareja, el mejor apoyo es el factor comunicación.

Es fundamental sentirnos bien en pareja, sentirnos enamorados, identificados, comprometidos y esperar que la otra persona sienta lo mismo, que haya ese tipo de conexión para que la relación funcione.

Los seres humanos tenemos una convicción a no saber perder, pero algunas personas que están acostumbradas a los famosos ‘cachos’, fallan en su autoestima, en su dignidad.

Está también el caso de la mujer agresiva, que muestra de esta forma su inconformismo a no saber perder, por eso hace lo indebido, el espectáculo.
La principal recomendación es prever ese tipo de situaciones, y para eso se necesita la comunicación en pareja.

Ante la situación es necesario pensar si me sirve o no me sirve, tratar de solucionar los problemas antes, es tener claro que si estoy perdiendo a mi pareja no debo esperar a destruirme moral y espiritualmente.

Para eso se deben evaluar las relaciones, mirar cómo estamos y tener en cuenta la sinceridad y el respeto”.

Escena 2: ¿Acaso soy invisible?

Está usted con su actual pareja y aparece en el mismo lugar, el ex o la ex de su pareja. Fue inesperado el encuentro y su pareja reaccionó, por supuesto, con cara de asombro, se acercó a saludar y usted se quedó a un lado. ¿Qué puede hacer?

a. ¿Será que no me va a presentar? Me presento y utilizo mi mejor sonrisa fingida.

b. Y si se extiende la conversación, ¿qué hago, toso, me muevo, me levanto al baño? ¿Será que le parezco invisible?

c. Piensa: “Yo no lo hubiera saludado, ¿por qué lo hizo? ¿Será que aún hay un sentimiento fuerte entre los dos?. Me va a escuchar apenas se vaya su ex.
Habla el experto: “Los celos hacen parte de la falta de dignidad, tanto así que la persona se imagina cosas que en gran parte no son. Las personas tienden a imaginar lo peor.

Es de cada persona darle estatus a la relación.

Lo recomendable y más cercano a la lógica es saber que cada persona tiene una historia de vida, esa persona que está con usted también y no puede estar reviviendo su pasado todo el tiempo. Si una relación es madura, si ve que esa persona está enamorada, evalúe el presente y no el pasado. Tenga  la madurez suficiente para manejar este tipo de situaciones. Otra de las recomendaciones es no estar comparándose con nadie”.

Escena 3: plop: cómo me hace esto

¿Qué haría usted si en el momento en que su pareja se levanta de la mesa, en un lugar público y la deja sola ante todo el mundo?

Y si usted termina envuelta en una discusión, en ese lugar ante la mirada de todos, ¿cómo actuaría?

¿Qué pasa si la relación llega justo a su fin en ese instante y usted siente que no puede controlar las ganas de llorar?

a. Se va detrás de su pareja y le dice que no la deje, le ruega hasta que se cansa y queda en evidencia ante los demás, sin que a usted le importen mucho, que le está rogando literalmente.

b. Se queda en el lugar de la escena, pide la cuenta, se demora unos minutos mientras hace una llamada y se retira del lugar.

c. Se ataca en un mar de lágrimas, tanto así, que el mesero se acerca a consolarla. De no hacerlo es capaz de arrojarse a los carros.
Habla el experto: “Dice el adagio popular que en el amor y los negocios, todo se vale, pero si a mí me está afectando una situación determinada, nada se vale.

Lo importante es pasar a evaluar la relación. Si me gritaron, me ofendieron, me dijeron cosas íntimas a la luz pública, debo saber si conozco bien o no a mi pareja., evaluarse a sí mismos y a la pareja, saber en qué grado está ese respeto, la palabra más importante en el amor”.

Escena 4: Pensé que en realidad le gustaba

Usted está que se muere por ese niño o esa niña, y a pesar de que todos a su alrededor le dicen que no hay nada qué hacer, sigue insistiendo.

Usted se ha convertido en la sombra del otro porque es su mandadero, su banco, su escolta, hasta que llega el momento en que ya no puede tapar el sol con un dedo y se da cuenta que sólo lo están tomando como un juego.

Precisamente usted es esa persona que tienen como segunda opción, como reemplazo si el otro no llega o si no tiene con quien salir.
Usted: Es capaz de decirle a la cara que lo(a) utilizó. Por pena cambia de trabajo, de barrio, de universidad. Se agarra a golpes con la otra persona o cae en una competencia mal sana.

Habla el experto: “La mayoría de veces este tipo de situaciones se da por factores económicos. Una de las partes ve en el otro la solución a su problema, en su mal necesario. Por eso, el amor termina convertido en un rol diferente, en ser el empleado del otro.

Lo importante es pasar a analizar que las personas que permiten este tipo de situaciones, se sienten tan inseguros de lo que pueden dar que lo hacen a partir de favores, de objetos materiales. Este tipo de personas confunde los sentimientos con dádivas.

Preguntas y respuestas

Paloma Bahamón
Socióloga

¿Por qué algunas personas olvidan la dignidad y consideran que en el amor todo se vale?
No sólo algunas, creo que es una situación muy frecuente. Creo que hay un miedo profundo a la soledad pero más que a la soledad, a enfrentarnos como individuos a relacionarnos con nosotros mismos. Antes, el asunto se resolvía por las fuertes conveniencias sociales de la cultura monógama, sobre todo en las mujeres: “este es su marido para toda la vida y punto. Debe aguantar cualquier situación porque así lo dice Dios”, por ejemplo. Pero con los cambios culturales que se empezaron a dar a mediados del siglo XX y que aún no se resuelven del todo, yo como persona asumo con quién me relaciono sentimentalmente y aún no estamos preparados para ello. No estar preparado significa que no hemos tenido los procesos educativos y culturales para que nos estructuremos como personas. Ser persona es ser autónomo, tener autoestima y un profundo sentido de la racionalidad para sabernos autoconducir y relacionarnos con los demás. Cuando no sé hacerlo, deposito mi ser en el otro. Delego, hago que el otro se encargue de mi ser o me olvido de mí y me enfoco en la otra persona, me abandono y cuando la persona se va, no soporto estar conmigo mismo y ahí es cuando emergen los problemas de falta de dignidad y adicción afectiva.

¿Por qué es tan importante para todo ser humano mantener siempre su dignidad a pesar de situaciones como infidelidad, celos, desplantes, etc?
Más que saber afrontar la crisis con dignidad y con sensatez, es importante preverla. Cuando me conozco y sobre todo cuando me valoro como ser humano, me sé relacionar con personas que también me valoren. Autovalorarme implica reconocer los derechos míos y de los demás. Implica que en cualquier campo y en el amoroso, por supuesto, yo voy a tener un comportamiento ético. Si pese a todos los cuidados en el momento de la selección de pareja ocurren estas cosas, siempre debo recordar que mi principal compromiso es conmigo mismo, que debo amarme, no egoístamente, para que otros me amen.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad