Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
19ºC
Actualizado 07:23 am

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-04 02:52:45

HAGASE OIR

HAGASE OIR

El buscar que no haya segunda reelección ha sacado estos vicios a flote, dando a entender que son acciones del actual mandatario y su grupo de trabajo; al menos toda esta película ha servido para eso, que se digan las cosas en voz alta. Cada cambio del partido político de moda significa nuevos empleados, no interesa si son buenos o malos; y como ellos lo saben, pues no se interesan por marcar esta diferencia, simplemente trabajan,  le cumplen a su jefe externo y aprovechan el momento. Por eso la ineficiencia del sector público. La carrera administrativa trató de ser la solución, pero todavía hay muchas fallas. Nuestra mala memoria permite que pasen estas cosas, siempre será lo mismo.
Iván Ardila Gómez

El veneno chavista

Increíble, insólito, alerta, ante todas las declaraciones del Coronel Chávez Frías de intervenir en nuestros asuntos políticos internos, tratando de involucrar en todo esto  al PDA, bien lo manifiesta el Dr Gustavo Petro: “el Polo no puede ser apéndice de un gobierno extranjero”, claro que lo hablado por su presidente Jaime Dussán Calderón no lo conocemos y la verdad verdad,  nunca la sabremos; muy raro que después de su visita a Caracas, ahora el presidente Chávez dé sus declaraciones de pretender interponer  en Colombia su política Socialista Revolucionaria Bolivariana. Pero, ante esto, aún mejor la respuesta del Dr Gabriel Silva, Ministro  de Defensa, cuando le manifiesta “Colombia es un país soberano, su democracia es firme y clara y no podremos aceptar ninguna intervención”.
Pero eso no lo debemos pasar por alto, su veneno es peor que el del áspid de Cleopatra, de sus secuelas debemos protegernos. Un pequeño ejemplo, el de la burgomaestre de Cartagena, Dra Judith Pinedo, ya infectada por este veneno: traer y nombrar profesores cubanos para alfabetizar  a las clases menos favorecidas, estando la ciudad plagada de maestros capacitados cartageneros necesitados de trabajo. Lo que debemos es fomentar  las pocas casillas de trabajo para los nuestros y si sobran varias repartirlas con los de afuera, esto es verdaderamente Insólito
Diego Serrano Acevedo

Los padres del descaro

Lo ocurrido con Alirio Villamizar es muy pequeñito para lo que verdaderamente pasa en el país con los señores de la politiquería. Y todo con la enseñanza y la motivación del gobierno más corrupto de la historia. ¿Qué se le puede pedir a un simple concejal o alcalde, si desde el alto gobierno se promueven esta clase de porquerías? No más miremos los actos de los hijos del Presidente y lo hecho por el exministro de agricultura regalándole quinientos millones al hijo de Villamizar. Hace siete años que el pan diario de cada día son esta clase de noticias sumadas a la impunidad del paramilitarismo, el crecimiento de los cultivos ilícitos, el desplazamiento, la inseguridad trasladada a las ciudades, la privatización de la educación, la venta de las empresas, una salud en estado de coma, masacres laborales por todos lados, aumento del empleo informal y una economía que solo sirve para comprar conciencias con el fin de perpetuarse en el poder. Este es el país que nos están heredando, con la complicidad de más de seis millones de colombianos a los cuales les debemos la desgracia que se empezó a crear desde hace siete años. Lo más grave es que el pueblo sigue anestesiado, embobado y sumido en letargo del cual no quiere salir, por su propia desidia.
Néstor Vargas

Fuegos fatuos

La huída de nueve congresistas de cambio Radical hacia el Partido de la U es una evidencia más de la falta de fundamento ideológico de estos partidos políticos que se crearon de manera oportunista para llevar a Álvaro Uribe al poder. Estos partidos, como fuegos fatuos, aparecen y desaparecen según las condiciones les sean favorables; no tienen un pasado histórico y en el futuro se les recordará sólo porque fueron un medio para el logro de fines poco democráticos. Pero lo anterior no debería extrañar a nadie, recordemos que Uribe era liberal y ahora es godo, ese efecto camaleón es el atributo que tienen todos los de su especie.
William Sarmiento Gómez

El Capo: cansados de tanta violencia

Los colombianos estamos hastiados de oír el argot y  las expresiones de los narcos y del narcotráfico y  ver la violencia que ha habido dentro y  por los carteles de la droga;  ahora nos toca soportar quién sabe hasta cuándo la teleserie “El Capo” que está presentando el canal RCN con toda la violencia extrema del caso.
Ojalá no se les ocurra exportarla y mucho menos a Venezuela, en donde el excéntrico Chávez se deleitaría reafirmando que nuestro país “es una narco-democracia como lo está mostrando la producción”. No le demos esa oportunidad; es una “historia” nada digna de mostrar. Tiene excelentes actores y actrices, pero  comprometidos dentro de una trama que los rebaja y los desprestigia.
Fabio A. Ribero Uribe

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad