Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 3 2016
22ºC
Actualizado 10:41 am

El Tamerlan de América | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-06 05:00:00

El Tamerlan de América

El Tamerlan de América

A Samper hay que creerle poco, sin embargo, algo de razón tiene sus afirmaciones. Conoce muy bien al patán Chávez. Aparece como un pintoresco personaje y de ahí el peligro. Una periodista de la BBC le hizo algunas preguntas al finalizar el evento de la Unasur. Chávez como un absoluto desquiciado, haciendo caso omiso de las preguntas, entró en una descortinada disertación sobre la guerra de independencia con España y terminó recomendando leer el Diario de Bucaramanga de Perú de la Croix con lo que le hizo una magnífica propaganda a este delicioso vino. Chávez ya prendió la mecha de la guerra y la guerra es de dementes. La mecha detonante pasó la frontera y el olor del humo ya se siente. En el país existen chiflados que están avivando el fuego, el papel lo utilizan para abanicar las llamas, como es el caso insólito de la revista Semana. Tenemos en Colombia candidato presidencial chavista, David Corredor, y candidatos al Congreso patrocinados por Chávez.

La intromisión política habrá llegado a tales extremos que diplomáticos venezolanos dictan conferencias sobre cómo imponer a nuestra sociedad la concordia chavista. Pasos clásicos de los regímenes que han desatado grandes desastres en la humanidad. Basta un simple análisis de cómo se originaron las sociedades guerreras y cómo los grupos guerreros adquirieron y perpetuaron su poder sobre sociedades no guerreras. Desde la antigüedad o en la modernidad los ejemplos de la creación de cuerpos de élite, milicias, e inversión en sofisticado material bélico, son como en el caso venezolano, el indicativo de la creación de una sociedad guerrerista, que no se detendrá. ¿Cómo se pagarán esas fuerzas? Abusando del sistema impositivo sobre la población.

De ahí las expropiaciones de grandes empresas y el manejo del Estado del aparato productivo. Pero eso solo no basta, hay que idealizar. Pregonar un Estado feliz con necesidades satisfechas, en lo que el pueblo es muy dado a creer. Con Chávez uno se confunde, no se sabe si lo que predica es Fascismo o Estalinismo, ambos capaces de generar fanatismo y atrocidades, ideales propios de lunáticos. En alguna oportunidad leí de alguien, que existen tesis políticas que son como el polvo finísimo y dañino que se les mete en los poros de la piel a los mineros, que hace imposible que ésta recupere con el tiempo su color original. Así pasa en la política. Por eso me parece absurdo el que intentara nuestro dinámico gobernador Serpa con Chávez para destrabar el comercio fronterizo. No conseguirá nada, y sí le va a hacer mucho daño a sus tenientes, Jorge Gómez, Juan de Dios Alfonso, en los próximos comicios, de quienes se irá a decir que son chavistas. ¿O serán chavistas de verdad?

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad