Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

No entendí al Presidente Ejecutivo de Fenavi | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-06 05:00:00

No entendí al Presidente Ejecutivo de Fenavi

No entendí al Presidente Ejecutivo de Fenavi

Prevé crecimientos en los consumos del 10% anual para llegar en el 2015 a 33,5 kilos para lo cual necesitan irrigación de crédito grande y ojalá del programa Agro Ingreso Seguro. Lo único seguro, serán las fusiones obligatorias, al tener que pasar a manos de las plantas de concentrado y a los bancos rápidamente porque el crédito de Agro Ingreso Seguro hay que pagarlo. No se puede crecer sin las perspectivas de rentabilidad.

En el análisis de nuestro presidente falta tener en cuenta que la avicultura no es más que un eslabón de la cadena alimentaria, y no puede en el largo plazo actuar en forma aislada así su capacidad de lobby con el estado sea grande. Lo mismo le pasa a la porcicultura y a la ganadería. Mientras la agricultura colombiana, no pueda ofrecer granos competitivos con Estados Unidos, Brasil y Argentina, nuestras carnes valdrán el doble por el efecto del transporte. No se trata solamente si la avicultura será rentable en el futuro sino si el consumidor colombiano podrá acceder a una mejor nutrición para lo cual requiere de una baja en los costos de los granos que representan el mayor de todos los costos.

Qué diferente sería si se concentraran los esfuerzos de los gremios pecuarios en organizar y apoyar la cadena, buscar las condiciones de la tenencia de la tierra que permita el uso de la tecnología y la escala de producción, defendiera el costo de los insumos del agro, defendiera la producción futura en núcleos, ayudara a mejorar las condiciones de almacenamiento para las cosechas nacionales, propiciara las plantas de separación eficiente de aceites para una torta de soya de buena calidad, fuertes alianzas con las plantas de concentrado para lograr un costo de la carne en pie por la mitad del precio de hoy lo cual es factible, y en ese momento las condiciones para fusiones e integraciones para el mercado, tendrán sentido pues no se trata de sumar ineficiencias. Allí está la reconversión.

Para ello se necesita creer en Colombia, creer en sus posibilidades, creer en su capacidad empresarial, pensar y actuar con criterio de largo plazo iniciando con acciones inmediatas, alinear el pensamiento con la acción. Para los que no crean que esto sea posible, deberían empezar a pensar si no sería mejor importar el producto terminado y cambiar el oficio de productor por comercializador, tal como se sugiere con los cuartos traseros provenientes de Estados Unidos. Qué lástima que crean más los de afuera en lo nuestro, que nuestros dirigentes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad