Pobre m煤sica colombiana | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-07 05:00:00

Pobre m煤sica colombiana

La invasi贸n norte帽a es total. En el transporte, en los restaurantes, en las ferias y en fiestas, en las Alcald铆as de los pueblos y en las manifestaciones pol铆ticas (la clase pol铆tica defiende este g茅nero, tal vez por reivindicar su origen cultural, o por congraciarse con sus benefactores); en las emisoras dedicadas a otros g茅neros, que programan su m煤sica casi uno a uno con la norte帽a, a pesar de que hay emisoras enteramente dedicadas a pasar esta m煤sica. Hay canales de televisi贸n exclusivamente dedicados a la apolog铆a de esta subcultura nefasta.
Pobre m煤sica colombiana

Y cuando baja un poco esta m煤sica, a ratos, entonces sube lo que creen vallenato, una fusi贸n de ranchera y balada con acorde贸n, y ya est谩: me gusta, me gusta, me gusta. Y dele.

驴Y la m煤sica nuestra qu茅? El vallenato es nuestro y hasta podr铆a decirse que la norte帽a tambi茅n, si se piensa, por ejemplo, que los hermanos Ariza 聯show聰 son de Contrataci贸n; s铆, pero esas expresiones no tienen asidero en valores culturales nuestros (valores, no antivalores), ni el vallenato, o como se llame esa cosa, es nuestro, nuestro de Santander, nuestro de la Colombia andina, que tambi茅n tiene derecho en la palestra musical. Y si se habla de igualdad de derechos y de participaci贸n para justificar esta invasi贸n, 驴d贸nde est谩 el tiempo para lo nuestro?; 驴d贸nde est谩n las emisoras con nuestra m煤sica? Y si se habla de emisoras autosostenibles y que podemos hacer lo mismo que una emisora de rancheras, se trata sencillamente de una pelea de tigre con burro amarrado porque, como se dijo atr谩s, los due帽os econ贸micos y pol铆ticos del pa铆s no son precisamente dechados de virtudes y conocimientos culturales.

Lo que tenemos no alcanza. Los programas que se manejan en las emisoras UIS y que brindan conocimientos y posibilidades de lo nuevo de la m煤sica andina colombiana, tienen el respaldo de brillantes productores, pero poco tiempo al aire. Los programas de la emisora municipal tienen a 聯Rancho聰 y a Benjam铆n respaldando el folclor y, en la parte tradicional andina, a V铆ctor, firme con su campa帽a, reducida en grupos y subg茅neros, pero clara en su propuesta y Mart铆n, con dosis de m煤sica novedosa, pero con pretensiones period铆sticas (sin hablar de su tartamudeo) que han despachado a muchos oyentes.

Culturalmente hablando, todos tenemos derecho; pero justamente quienes claman por lo norte帽o y lo 聯vallenato聰 no cuentan con quienes a煤n respetamos nuestra tierra y nuestros valores. Si hemos de vivir en igualdad de condiciones, comencemos por 聳cuando menos聳 exigir que, en nuestra tierra, se nos respete por igual.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad