¿Las fajas son buenas o malas? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Jueves 18 de Diciembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Salud
2009-09-08 05:00:00

¿Las fajas son buenas o malas?

¿Las fajas son buenas o malas?
Los ‘gorditos’ de más se convierten en la pesadilla de más de una mujer y alguno que otro hombre. Recurrir a dietas y ejercicio de todo tipo son los métodos más utilizados con tal de reducir talla; sin embargo, no falta quien le ‘echa mano’ a las renombradas fajas, al menos para ocultar aquellos ‘rollitos’ que sobran.

Aunque su popularidad las ha llevado a que las personas las utilicen cada vez de manera más indiscriminada y sin ninguna precaución, los expertos recomiendan que antes de recurrir a las fajas se tengan en cuenta algunos aspectos que permiten obtener mayores beneficios.

Y es que si bien las fajas se encuentran al alcance de la mano, uno de los errores que se cometen con mayor frecuencia cuando, por ejemplo, de ocultar el abdomen se trata, es el de despreocuparse por la talla o, en el peor de los casos, creer que la talla más pequeña posible es la que mejor resultados dará.

Pues bien, contrario a las creencias populares, quienes se someten a los ‘esbeltos’ efectos de una faja de hasta cuatro tallas menos a la que acostumbra a utilizar con su ropa habitual, no sólo amolda su figura sino que al tiempo es posible que también le genere problemas al organismo.

Así es, las personas que se fajan sin contar con un criterio médico o con la asesoría de expertos, podrían estar ejerciendo demasiada presión sobre sus órganos vitales, al punto de producir daños en el sistema circulatorio o propiciar la formación de coágulos.

“A pesar de que se cree que son indefensas, el uso de fajas sólo es recomendable cuando se hace bajo la orden y supervisión de un especialista o, al menos, con asesoría de alguien que sepa del tema. Lo más común es que sean utilizadas como complemento de intervenciones médicas como la extracción de matriz, la liposucción o exploración abdominal”, aseguró el médico general, Gabriel Serrano.

Y agregó: “Las prendas de compresión contribuyen en gran medida en el proceso curativo, disminuyendo la inflamación, reduciendo hemorragias y hematomas, entre otros beneficios. Por eso, no se trata de un elemento malo, lo malo es la manera en que es utilizado”.    

LISTA
Cómo acertar en la talla

1 Para uso diario: Escoja una o dos tallas menos de la que usa de manera habitual. No es aconsejable utilizar fajas tan ajustadas, debe hacer que su cuerpo se adapte de manera paulatina. 
2 Después de intervenciones quirúrgicas: Debe utilizar la misma talla de pantalón que acostumbra.
3 Para postparto: Se requiere la asesoría previa de su médico.
4 Luego de tratamientos estéticos: Es recomendable el uso de tallas hasta dos veces menor a la que acostumbra con su ropa diaria.

síntesis
Tipos de fajas

• Estéticas: Son las fajas más comunes o más utilizadas para moldear el cuerpo y reducir medidas de abdomen, cintura y caderas. También es utilizada para aliviar dolores de espalda, evitar o calmar luxaciones en la región lumbar.
• Reductoras: Son las más efectivas cuando de disimular la ‘barriga’ se trata. Además de realzar la cintura y reducir los ‘gorditos’ de más, sirve para corregir postura.
• Ortopédicas: Son fajas especiales para maternidad y luego de cirugías de lipoescultura, liposucción o busto, para tratamientos postquirúrgicos disminuyendo los hematomas, problemas musculares, malas posturas. Además, también realzan el cuerpo, en especial los glúteos y senos.
• Fajas de yeso: Es una nueva técnica que funciona como un corset reajustable hecho en yeso.

Después del parto

Luego de un parto, las mujeres desean recuperar su figura y una de las técnicas usadas son las fajas. De acuerdo con ginecoobstetras, no está mal hacerlo. Es más, consideran que además de tener sus buenos resultados sobre los músculos y la piel, ayudan a evitar defectos en la pared abdominal.

Para el especialista Jorge Díaz, “llevar faja en el periodo postparto, ya sea con parto vaginal o cesárea, disminuye traumatismos en la madre; en cuanto a si contribuye a recuperar la tonicidad de los músculos, no es posible garantizarlo por completo pues también influyen otros aspectos como el estado físico y la realización de ciertos ejercicios recomendados para este fin”.

Durante esta etapa, las mujeres que utilizan faja deben hacerlo con la recomendación de un médico, y sólo bajo sus especificaciones. De manera general, la faja puede usarse entre los 15 ó 20 días después de un parto vaginal, y en casos de cesárea luego de un mes, teniendo en cuanta que ayuda a estabilizar el útero.

Durante el embarazo

Dependiendo del tipo de embarazo y de la opinión del especialista, las fajas durante el periodo de gestación pueden ser de gran ayuda para la madre. Una menor presión en el pubis y menos dolores de espalda son algunos de los efectos de las fajas durante el embarazo, en especial, después de la semana 27.

LISTA
Bondades de las fajas ortopédicas

1 Minimizan hemorragias
2 Previene el crecimiento exagerado del tejido cicatricial, conocido como cicatrices hipertróficas
3 Reduce hematomas
4 Disminuyen inflamaciones
5 Corrigen posturas
6 Ayudan a mantener la posición de los injertos

Recomendaciones para comprar faja paso a paso...

1. Busque prendas con microfibras de calidad, que le garanticen la flexibilidad suficiente al momento de usarlas.
2. Cuando se trata de fajas completas, revise que los parches en zonas especiales como el busto o los glúteos estén hechos de algodón y con buenas costuras.
3. La talla más apropiada es aquella que no ejerce demasiada presión en el cuerpo. Es preferible las que quedan a la medida, o máximo aquellas que son hasta dos tallas menor a la acostumbrada.
4. Al usar fajas, éstas no deben producir enrojecimientos o hinchazón.
5. Antes de comprar una faja, asegúrese de que cuente con la suficiente ventilación en el área pélvica y le brinde comodidad al momento de ir al baño.
6. Cuando la prenda es enteriza, prefiera aquella que tiene tirantes elásticos ajustables.
7. El ruedo de la faja debe ser ancho, con el fin de evitar problemas de circulación y no producir marcas en las piernas.

Publicada por
jmartinez@vanguardia.comErika Juliana Martínez
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones