Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

Bucaramanga sana | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-09 05:00:00

Bucaramanga sana

Bucaramanga sana

Hay indicadores que demuestran cómo se ha deteriorado la calidad de vida en nuestra ciudad: contaminación ambiental, aumento del ruido, deterioro o pérdida de las zonas verdes, aumento de la informalidad, aumento de la indigencia, caos vehicular, insuficiencia de vías, pérdida de los andenes, agresividad de las personas, aumento de los robos y homicidios. Los problemas anteriores nos llevan a concluir que nuestra querida Bucaramanga se encuentra enferma y que requiere un tratamiento oportuno que ayude a resolver estos graves problemas.

Para resolver algunos de ellos, se requiere la definición de políticas públicas claras por parte de las autoridades municipales, pero para la mayoría de ellos existe un componente esencial de lo que llamamos cultura ciudadana. Se dice que en Bucaramanga se ha perdido la cultura ciudadana; lo más probable es que como la población ha crecido, los vehículos han aumentado, la informalidad se ha extendido y la ciudad no ha podido desarrollarse de manera armónica y acorde con las necesidades de la población, se requiere también un mayor esfuerzo individual en cultura ciudadana; somos más y debemos esforzarnos más para vivir mejor en comunidad. Pero todo parece indicar que cada vez son mayores los esfuerzos que hacemos por sobrevivir como en la “ley de la selva”, donde prevalecen los intereses individuales sobre los colectivos.

Hay un ejemplo que nos muestra la diferencia entre el desarrollo y el subdesarrollo: en las ciudades en donde existe cultura ciudadana, los vehículos se detienen para dar paso a las personas; en nuestra ciudad enferma, la persona debe detenerse para dar paso a los automotores.
¿Por qué no tratamos de pensar primero en el interés colectivo de la comunidad antes que en las necesidades individuales? De esta forma comenzaremos un proceso para curar algunos males de nuestra ciudad. Así como el mal ejemplo se disemina rápidamente, el buen ejemplo también y en el futuro podremos gozar de una Bucaramanga sana.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad