HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-10 05:00:00

HAGASE OIR

La desid√≠a de Telecom La comunidad de la cabecera municipal de Sucre ¬Ė Santander quiere presentar una queja ante la opini√≥n p√ļblica sobre la empresa Telef√≥nica Telecom, que lleva da√Īado el servicio dos meses y la empresa continua enviando recibos o facturas de pago pero realmente no hay servicio pero nos hace efectivo el pago de unos planes que se han acordado con anterioridad.
HAGASE OIR

El pasado 27 de julio unos funcionarios de dicha empresa visitaron la comunidad y seg√ļn uno de ellos la planta se quemo pero ya llevamos otro mes y nada que se arregla dicho servicio.

Alvaro Tamayo M. Pbro.

Toque de queda

Si bien es cierto que la gran mayoría de bumangueses, recibimos con beneplácito, el decreto que reglamentó el toque de queda para menores de edad, llenándonos de expectativas respecto a la responsabilidad de los padres jóvenes que habrían de utilizar esta norma para infundir en sus hijos el respeto por las autoridades; y por otra parte serviría a las autoridades como herramienta para controlar y disminuir los índices delincuenciales en que los menores ganan espacio de manera macabra, capaz de asustar al más libertino de los bumangueses; hoy por hoy y después de casi cinco meses de entrada en vigencia la norma, nos encontramos que ni lo uno ni lo otro.

Por una parte los padres siguen dejando a sus hijos hacer lo que les venga en gana, pues existe en la conciencia popular la falsa creencia que el libre desarrollo de la personalidad que tanto pregonó la corte constitucional.  Por otra parte, las autoridades administrativas y policiales entendieron que la norma del toque de queda era herramienta para perseguir a los empresarios nocturnos, irrumpiendo en sus negocios a media noche de un sábado, prendiendo luces buscando a un menor, mientras el resto se asesinan entre ellos en los sectores deprimidos de la ciudad, sin tener en cuenta que fueron los empresarios quienes solicitaron esta medida incluso a través de este prestigioso diario.
La medida es excelente y una vez más se aplaude, pero hay que socializarla, hay que revisar qué pasa con las tiendas de barrio, las fiestas familiares y de clubes, las casetas que siguen vendiendo licor en la madrugada, el trago barato que se comercializa sin restricción, los alrededores de obras de construcción y las mecánicas los sábados en la tarde, etc.
Vamos bien, pero falta mucho por hacer, si no miremos los informes de vanguardia liberal, ¬Ņqu√© pasa en el norte, en La Cumbre y en Morrorrico, que es donde se est√°n matando los muchachos?

Jose Manuel Sanchez Becerra

¬ŅD√≥nde est√° el socialismo del vecino?

Hasta d√≥nde ha llegado el ansia de poder expansionista, del se√Īor presidente del vecino pa√≠s, que su izquierda desbordante le ha borrado de la mente el dolor y el hambre de las familias, residentes en las fronteras de Colombia con Venezuela, el dolor y el hambre de los trabadores de mano de obra no calificada.
Por Dios, que alguien ap√°trida y seguidor de las corrientes chavistas en una de sus idas a Miraflores, le recuerde al se√Īor Ch√°vez que las √ļnicas personas perjudicadas con la cancelaci√≥n de la relaciones comerciales son los habitantes de las fronteras, aquellas personas que laboran en hatos ganaderos, aquellos conductores de veh√≠culos de transporte de carga que no hacen parte de la tan mal llamada oligarqu√≠a bogotana, v√≠ctima de sus dardos acusadores y malintencionados.
Que alguien, por favor le recuerde, mucho mejor, si va con turbante en su cabeza, que el socialismo recalcitrante que él pregona, debe llevarlo a la realidad.
Que alguien, por favor, le recuerde que los primeros quebrados con el cierre comercial no son las familias estrato 8 o 10 de Los Rosales de Bogotá, nos son los propietarios de las empresas exportadoras, no son los empresarios e industriales, son las familias que viven de un salario mínimo derivado del trabajo que adelantan  hombres y mujeres cabeza de familia que sirven con su fuerza laboral a fábricas de confecciones, zapatería, plantas de sacrificio de bovinos, porcinos y pollos, avícolas etc.
Quien ser√°, ese alguien: la oposici√≥n de nuestro pa√≠s, que se ufana de ser socialista, amiga del pueblo y de los m√°s desfavorecidos, acompa√Īada de los gremios, quienes son el tim√≥n de la generaci√≥n de empleo. Pero por favor, es ir a explicarle qu√© es socialismo, qu√© es no tener con qu√© comer; no ir en la b√ļsqueda de una portada de revista, derivada en manzanillismo amarillo queri√©ndose volver colorado con bobina.
Jairo Ortega Duran
Mal Estadista
En cuesti√≥n comercio quien deja de vender no obtiene utilidades y sobrevienen las p√©rdidas. Si un tendero no le vende a un fulano lo que tiene para vender, deja de recuperar la inversi√≥n en el costo del producto por manufactura o compra y se abstiene de obtener¬† ganancia. Pierde por punta y punta. Si trasladamos esta referencia al √°mbito internacional, sucede lo mismo; si Venezuela no¬† vende a Colombia (cliente cautivo) sus productos, por capricho de su ¬ďdue√Īo¬Ē, pierde. Acrecentadas estas p√©rdidas con la b√ļsqueda de compradores a nivel mundial y sobrecostos de¬† transporte a mayor distancia para entrega. Es problema de ellos.
Por¬† otro lado, Venezuela no¬† quiere comprar y se ha vuelto ¬ďmala paga¬Ē por concepto de lo poco que a√ļn¬† compra. Es otro principio elemental de comercio, tambi√©n muy simple pero nos cre√≥ el problema; tenemos que resolverlo igual, buscando nuevos y mejores mercados porque de nada sirve vender a un mal cliente sin retribuci√≥n. Con √©sta actitud, el Sr Ch√°vez est√° demostrando que, adem√°s de ser mal estadista, es mal comerciante.

Fabio A. Ribero Uribe

Condena ejemplar

Con la orden de captura emitida por la Corte Suprema de Justicia al ¬ďHonorable¬Ē senador Alirio Villamizar, se est√° dando un gran paso en la lucha contra la corrupci√≥n. Lo que uno no se explica es por qu√© esa orden no fue emitida el mismo d√≠a del allanamiento a la residencia de este ¬ďPadre de la Patria¬Ē, en donde le fueron encontrados muy bien guardaditos la medio bobadita de mil millones de pesos, sin contar los aportes de la electrificadora, y dem√°s.
Creo que en el tiempo que transcurrió desde el allanamiento hasta su captura, este sujeto tuvo tiempo suficiente para esconder el grueso del dinero que recaudaba como un vil extorsionador, porque lo que le incautaron fue simplemente los vueltos de las compras en el supermercado.
Espero que los santandereanos no lo premien volviendo a votar por él ni por ninguno de sus segundones, porque conociendo lo descarados y frescos que son estos personajes, de seguro se vuelve a lanzar para las próximas elecciones.
El País está cansado de tanto pícaro en la política, de tanta corrupción.
No queremos mas Villamizares que sigan legislando para beneficio propio, para engordar su patrimonio personal y mientras tanto el trabajador honesto, el empresario legal y en general la gente de bien, que somos la gran mayor√≠a, sigamos toreando la situaci√≥n econ√≥mica y pagando impuestos. Mientras el se√Īor Villamizar¬† guardaba¬† en la caja fuerte de su casa mil millones de pesos¬† obtenidos de sus diversos actos il√≠citos y torcidos, cuanta gente hay aguantando f√≠sica hambre. Que injusticia.
Estos personajillos deben definitivamente desaparecer del mapa pol√≠tico y de cualquier instituci√≥n p√ļblica √≥ privada.
Colombia y los santandereanos en especial, esperamos¬† y estamos esperanzados en que las autoridades competentes den a este servidor p√ļblico una condena ejemplar.

Francisco Ord√≥√Īez Clavijo

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad