Trillizos, a jugar el jaque | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-11 05:00:00

Trillizos, a jugar el jaque

La serena pero audaz decisi√≥n de los denominados ¬ďtrillizos¬Ē de conformar un bloque pol√≠tico, es una novedad refrescante y alentadora; asoma la posibilidad de que no toda el alma democr√°tica popular est√° perdida; de que todav√≠a hay quien sabe anteponer intereses colectivos a los individuales.
Trillizos, a jugar el jaque

Pero es muestra tambi√©n de la supervivencia ins√≥lita de una especie aparentemente extinta de hombres p√ļblicos: los convencidos del respeto del ¬ďorden jur√≠dico¬Ē como m√°xima garant√≠a de la civilizaci√≥n, de la pac√≠fica y constructiva convivencia en medio del pluralismo ideol√≥gico y del ejercicio del poder como ¬ďservicio p√ļblico¬Ē.

Sin estridencias ni arrogancias, y con generosidad individual, se abre paso una opci√≥n conjunta que en su primer paso p√ļblico formal (su afiliaci√≥n al Partido Verde Opci√≥n Centro), deja ver una tendencia de centro con claro √©nfasis en la protecci√≥n de los derechos humanos. Un tr√≠o heterog√©neo que reivindica facetas de esa Colombia plural y enteramente ajena a los recientes fen√≥menos de narcotr√°fico, fuerzas oscuras de derecha, populismos baratos o terrorismos de izquierda.

Es decir, esa Colombia silente y ¬Ėhay que decirlo todo- muy ap√°tica, que no ha visto un ¬ďnarco¬Ē, un ¬ďparaco¬Ē o un guerrillero, sino en la televisi√≥n. En efecto, Pe√Īalosa, procedente de esa burgues√≠a capitalina educada y privilegiada, que tambi√©n hace parte del pa√≠s ¬ďnacional¬Ē; Mockus, un intelectual y acad√©mico, hijo de inmigrantes que representa la clase media colombiana y Lucho, un trabajador con historia sindical, con claro sesgo social, componen un ciclo de administraciones distritales que cambiaron las entra√Īas y la cara de Bogot√° con efectividad y pulcro manejo de la cosa p√ļblica. Un espejo casi perfecto del pa√≠s que est√° hastiado de la polarizaci√≥n y la politiquer√≠a

Esta junta constructiva reivindica la fe en los merecimientos de Colombia, este pa√≠s cuya historia republicana repleta de figuras de talla intelectual y democr√°tica, sobresalientes en el contexto regional, lo hacen esperar de su panorama pol√≠tico algo m√°s que la retr√≥grada idea del caudillo √ļnico y omnipotente, o la filosof√≠a de pasqu√≠n de Jos√© Obdulio. Involucionar hacia los dogmatismos y la inestabilidad institucional, no es una alternativa en un pa√≠s con tanta sangre corriendo por las entretelas de su pasado reciente. Con la iniciativa de estos tres tipos, Colombia puede dar una lecci√≥n de civilizaci√≥n al continente que a la vez sea un hito de rectificaci√≥n de su propia historia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad