Guardacostas causaron alarma en conmemoraci贸n del 11-S | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-11 22:44:40

Guardacostas causaron alarma en conmemoraci贸n del 11-S

El octavo aniversario del 11-S en Washington se vio marcado hoy no tanto por la participaci贸n del presidente de EE.UU., Barack Obama, en una ceremonia en el Pent谩gono, sino por unas maniobras del Servicio de Guardacostas que desataron la alerta de seguridad en la capital.
Guardacostas causaron alarma en conmemoraci贸n del 11-S

El incidente ha hecho que el Servicio de Guardacostas haya prometido "examinar muy de cerca" lo que se hizo, entre las protestas de las familias de las v铆ctimas de los atentados y de militares porque se eligiera precisamente el d铆a de hoy, con toda su carga de nerviosismo y emotividad, para llevar a cabo ese tipo de pruebas.

La alerta comenz贸 instantes despu茅s de que Obama regres贸 con su comitiva a la Casa Blanca tras haber participado en la ceremonia de homenaje a las 184 v铆ctimas en el Pent谩gono de los atentados del 11 de septiembre de 2001 (11-S).

Lanchas r谩pidas del Servicio de Guardacostas acababan de comenzar un ejercicio de adiestramiento para casos de emergencia en el r铆o Potomac, precisamente en el 谩rea m谩s cercana al Departamento de Defensa.

La cadena de noticias en televisi贸n CNN intercept贸 las comunicaciones de radio de las lanchas, emitidas en frecuencia abierta, e interpret贸 que se trataba de una situaci贸n real.

CNN interrumpi贸 su emisi贸n para mostrar im谩genes del r铆o y lanzar una alerta en la que avisaba de que se hab铆an llegado a disparar hasta diez tiros.

En Twitter, el servicio de microblogs, la cadena alert贸 de que "el Servicio de Guardacostas confronta a barco mientras Obama visita el Pent谩gono, la radio de la polic铆a informa de que se ha abierto fuego".

Otros medios de comunicaci贸n se sumaron a las informaciones de CNN para asegurar que la agencia gubernamental hab铆a abierto fuego contra un barco sospechoso en el Potomac.

Debido a la alerta, se suspendieron durante 20 minutos las salidas de vuelos del aeropuerto Ronald Reagan de Washington, muy pr贸ximo al Pent谩gono.

El Servicio de Guardacostas se vio obligado a salir al paso y negar tajantemente que se hubieran lanzado disparos y que lo que ten铆a lugar era un mero simulacro.

En una rueda de prensa posterior, el vicealmirante de Guardacostas John Currier asegur贸 que fue "un ejercicio de adiestramiento normal, de rutina, sin gran importancia".

"Las comunicaciones de radio interceptadas generaron una gran cobertura medi谩tica y mucho inter茅s, justificado, pero creo que vimos que esto quedaba fuera de control", explic贸 Currier.

Dado que se trataba de una maniobra de rutina -se ejecutan cuatro veces a la semana en el 谩rea de Washington- no hubo aviso a las autoridades federales.

Aunque el vicealmirante se neg贸 a presentar disculpas por la medida, al ser preguntado sobre lo poco oportuno del d铆a para llevar a cabo el ensayo, indic贸: "Examinaremos nuestros procedimientos y el momento escogido para este ejercicio".

La Casa Blanca expres贸 su apoyo al Servicio y se mostr贸 muy cr铆tica con los medios de comunicaci贸n.

En una charla con los periodistas, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, afirm贸: "Tal y como entiendo lo que ha pasado, se divulgaron informaciones basadas en comunicaciones de radio de la polic铆a que no se comprobaron, aparece en televisi贸n y todos corremos para que venga a resultar que se trata de un simulacro".

"Parece que mucho de todo esto podr铆a haberse evitado", opin贸 el portavoz, quien agreg贸 que su "煤nica advertencia es que cuando se informe de cosas como 茅sta, comprobar los hechos suele ser bueno".

Un grupo de familias de militares expres贸 su malestar por lo sucedido, en un comunicado en el que afirm贸 que "el 11-S es un d铆a para recordar la p茅rdida de 2.973 vidas inocentes en atentados en Nueva York, Pensilvania y el Pent谩gono. No es un d铆a para crear p谩nico innecesario cerca de un objetivo terrorista".

No es la primera vez este a帽o que las fuerzas de seguridad desatan una falsa alarma.

El jefe de la Oficina Militar de la Casa Blanca, Louis Caldera, se vio obligado a dimitir despu茅s de autorizar que el avi贸n presidencial, Air Force One, sobrevolara a baja altura la ciudad de Nueva York el pasado abril para una sesi贸n fotogr谩fica

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad