HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Ene 20 2018
27ºC
Actualizado 01:36 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-12 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Por el contrario, muchos columnistas, envejecieron pero no maduraron, envenenados a toda hora, parecen enemigos de todos y de todo, insultan, ofenden, no aportan nada positivo, no son ejemplo para nadie, porque siembran odio en lugar de aprovechar la oportunidad y el espacio que les brindan para sembrar semillas de paz y amor y mejorar nuestro entorno, tan cargado de negativismo y violencia.
Hay excepciones, afortunadamente, y con perdón de esas excelentes personas, me limito a nombrar un joven (por la foto) Manolo Azuero, con mirada limpia analiza situaciones y brinda soluciones, tiene ideas brillantes, muestra madurez y reflexiones serias, tiene características de líder y ojalá fuera imitado por otros, para sembrar no para destruir.

Maria Aguilar

¿Justicia ciega?

¿Cómo se encuentra funcionando la Justicia Penal en nuestro país? La policía Nacional y todos los grupos de Inteligencia se esmeran por entregar criminales y esto ¿para qué ? Lo digo por los diferentes crímenes que se cometen en nuestro país, por ejemplo, la muerte del Dr Luis Carlos Galán Sarmiento sigue en las tinieblas, lo mismo con los casos de Jaime Garzón, Rodrigo Lara, Coronel Franklin Quintero, etc. etc.; pero lo de ahora sí es inaudito e inconcebible, ¿qué valor tiene un ser humano? lo del futbolista del Junior Sr Florez, hace un arreglo con los padres, esposa e hijas de Israel Castillo, víctima de Florez, por 150 millones de pesos como indemnización para conseguir su libertad condicional; ¿su hermano Omar Elías Castillo nos dice: está pagando la vida de mi hermano como si fuera una mercancía; no podemos seguir permitiendo que se ponga precio y negociando la vida de los ciudadanos. Conclusión de todo esto: la ley se hizo para infringirla y la Justicia para negociarla?

Diego Serrano Acevedo


Futbol y polígono

A quien se le ocurre, seguramente a los políticos, mejor politiqueros, candidatizar al Bolillo Gómez a la cámara de representantes  y al Tino Asprilla al senado. Ni que fueran a formar un equipo de futbolistas con los sesentones del Congreso acompañados de una escuela de jóvenes de tiro al blanco, cual diversión de polígono.
No me cabe en la testa y sería muy jocosa una sesión con el Bolillo fuera de los chiros, echando madres a diestra y siniestra en plena discusión de un  proyecto de ley sobre educación y cultura o la entrada del Tino, montado en su corcel, borracho y echando tiros al aprobar una ley sobre desarme y orden público.
Bastantes años ha que en un altercado en el senado, hubo hechos de sangre dolorosísimos que dejaron muy mal parado al parlamento colombiano y eso que en aquellas épocas, los honorables parlamentarios, sí  ostentaban ese título.
Da la impresión que ahora, quien desee llegar al altar de la patria sólo debe tener muchos pesos para hacer su campaña y pagar su entrada, aunque carezca de la idoneidad necesaria,  o esté en la inopia y sagaces jugadores de eso que llaman política, aprovechen su nombre porque seguramente da votos para seguir medrando del erario. Y buena experiencia tienen las corporaciones públicas del paso por ellas de deportistas, humoristas, lustrabotas y gente del común con un bagaje intelectual paupérrimo que muy  poco o nada aportan al país.
Del parlamento colombiano se dicen muchas cosas en su contra, pues de un tiempo acá su actuar deja mucho que desear y el pueblo que en él deposita su confianza, queda defraudado porque no le cumplen sino que su prioridad es  su faldiquera personal.  ¿Será eso lo que queremos?

Tobías Herrera Méndez


Las palmas de Puerto Wilches

Una verdadera tragedia epidemiológica está afectando los cultivos de palma africana de la zona de Puerto Wilches y se extenderá al todo el Magdalena Medio.
Muy grave que la Secretaría de Agricultura hasta ahora comience a hacer anuncios, pero no hubo acompañamiento, no lideró medidas de prevención, no buscó el apoyo técnico y tecnológico para evitar que este cáncer de la palma de aceite acabe con los cultivos, con los ahorros de los cultivadores y con el futuro de esta agroindustria en el departamento. No nos extrañemos cuando se vuelva a incubar la violencia que tanto sufrimiento por décadas asoló esta rica región.
Muy mal que esta secretaría “dizque” de agricultura sólo haga eventos con el escaso presupuesto y no brinde un apoyo real a la agricultura y la agroindustria. Ante su fauces se está acabando un cultivo que era una de las más importantes alternativas de desarrollo para Santander.

Jorge Valencia Ramírez

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad