Bajo nivel de las aguas preocupa a pescadores y transportadores | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 08:20 pm

Bajo nivel de las aguas preocupa a pescadores y transportadores | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-13 05:00:00

Bajo nivel de las aguas preocupa a pescadores y transportadores

La disminución del nivel del río Magdalena tiene más que preocupados a transportadores y comercializadores del pescado, así como a los promotores de turismo en la ciudad.
Bajo nivel de las aguas preocupa a pescadores y transportadores

No es un secreto que la capacidad de la cuenca hídrica ha disminuido, lo cual podría convertirse en un problema  serio para la navegación de las grandes y pequeñas embarcaciones.

La situación fue confirmada por el Ideam, que esta semana dio a conocer en su página web que  los niveles de la cuenca han registrado un descenso considerable, lo que le acarreará dificultades considerables a la navegación fluvial en los sectores de Barrancabermeja y Puerto Wilches.

Ante la situación, las autoridades encargadas del control de la navegación en el río se han puesto en la tarea de establecer planes de continencia para evitaAr posibles accidentes y encallamiento de las embarcaciones. Según el Inspector fluvial del Puerto de Barrancabermeja, Wilson Ospino, el descenso de las aguas ya está ocasionando inconvenientes para la movilización de las embarcaciones.

Ospino confirmó el encallamiento, la semana pasada, de un convoy (remolcador que tira a seis botes), unos cuantos metros adelante del Puente Yondó – Barrancabermeja.

“El bote se monto sobre una playa invisible. El nivel está bajo y el remolcador no en capaz de sacarlo de la trampa de arena”, dijo el Inspector Fluvial.
El funcionario aclaró que aunque el descenso de las aguas no ha sido tan pronunciado en esta ocasión, el fenómeno sí afecta de manera directa a las grandes embarcaciones.

Sube el precio del pescado

Otro de los gremios afectados con el descenso del nivel del agua son los vendedores de pescado, quienes derivan su sustento de la estabilidad del cauce del río.

Las consecuencias, según los vendedores, ya se están materializando, dado que el pescado escasea al no poder desplazarse por las zonas en la que el nivel de las aguas es mínimo.

El bocachico y el bagre suben de precio, lo que representa una baja considerable en las ventas.

“Hemos experimentado un disminución en las ventas del 60%. Si el nivel del río sigue descendiendo será más difícil encontrar pescado para vender y tendremos que subir los precios”, indicó Hover Guzmán, vendedor.

Dragado del río

La Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena, Cormagdalena, anunció que se encuentra realizando dragados entre Barrancabermeja y Puerto Wilches. Enrique Bueno Rey, subdirector de desarrollo sostenible de navegación de Cormagdalena, estableció que aún la situación no es alarmante, pero que el bajo nivel podría ocasionarle contratiempos a las grandes embarcaciones. “El nivel normal del cauce debe ser de seis pies, en la actualidad no llega a cuatro. Es por eso que estamos realizando dragados en las partes más secas del río, para abrir paso a la navegación”, explicó Bueno Rey.

Aún no hay canales cerrados

La Sociedad Portuaria de Barrancabermeja se mostró optimista frente al fenómeno. Su director, Roque Julio Vargas, indicó que aunque el nivel de las aguas ha descendido a causa del intenso verano, las operaciones en el Puerto Galán se han desarrollado sin inconvenientes. “Confiamos en la labor que realiza Cormagdalena para la recuperación de los canales secos. Sin embargo, la actividad se podría ver afectada, si el fenómeno se agudiza”, expresó Vargas.

Dificultades en Puerto Wilches y Cantagallo

Las transportadoras fluviales que prestan el servicio de pasajeros en el Terminal Yuma también ven con preocupación la baja del nivel del agua del río. Alejandro Vides Torres, coordinador de la Transportadora San Pablo, indicó que cuando se seca el río se aumentan los costos en combustible, dado que sus embarcaciones tienen que recorrer mayores distancias buscando los caudales propicios para su desplazamiento. “En la actualidad tenemos dificultades para entrar a Puerto Vilches y Cantagallo. Nos hemos visto obligados a realizar trasbordos, pero cobrando el mismo precio del pasaje. Lo anterior nos genera pérdidas”, indicó Vides Torres.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad