La reelección, la Corte y el censo electoral | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-13 05:00:00

La reelección, la Corte y el censo electoral

Durante los próximos meses o semanas, la atención estará dedicada al debate sobre la constitucionalidad del referendo. Ya se anunciaron más de quince demandas y es muy probable que surjan nuevos argumentos, recusaciones u otros incidentes que mantengan el suspenso sobre el sentido y el plazo para el fallo de la Corte.
La reelección, la Corte y el censo electoral

Una mirada inicial a los hechos que se invocan, a la jurisprudencia y a las fuerzas en juego sugiere sin embargo que la Corte se abstendr√° de tumbar el referendo. En el proceso hubo irregularidades, manipulaciones y un uso descarado de la ¬ďaplanadora¬Ē que le quitan transparencia y validez a la nueva reelecci√≥n: la democracia supone un respeto leal a la reglas de juego y en este caso falt√≥ la lealtad. Pero el gobierno y sus amigos tuvieron el cuidado de no saltarse las formas o los ritos de la ley: el referendo surti√≥ todos los tr√°mites y tuvo todos los votos necesarios para ser aprobado en el Congreso. M√°s a√ļn, los actores se cuidaron de ir dejando las constancias que sacar√°n a relucir en el momento de contestar las demandas: el ¬ďcarrusel¬Ē para levantarse los impedimentos apenas fue la √ļltima de estas maniobras que satisfacen el texto de la ley pero que son profundamente desleales.

El s√≥lo intento de prefabricar las pruebas es un indicio de mala conciencia.¬† Y sin embargo estas pruebas y el cumplimiento literal de los tr√°mites probablemente obligar√°n -o al menos bastar√°n- para que la Corte falle pronto y a favor del referendo. Sobre bases jur√≠dicas por supuesto. O por lo menos formalmente jur√≠dicas, porque la Corte no es ni va a ser ¬ďapol√≠tica¬Ē. Ninguna corte del mundo puede serlo, y mucho menos la Corte de Colombia, donde la Constituci√≥n ¬ďest√° fresca¬Ē y la cambian cada rato, donde juristas ilustres defienden el ¬ďconstructivismo¬Ē o ¬ďactivismo¬Ē judicial (¬ďel juez crea derecho¬Ē) donde¬† los magistrados tiene una carrera que cuidar y donde los nombramientos ¬Ė por lo menos los recientes- fueron visiblemente ¬ďpol√≠ticos¬Ē. Con el ejemplo de equilibrismo que sent√≥ el fallo de la primera reelecci√≥n y con la mayor√≠a del pa√≠s en favor de la segunda, no se imagina uno a cinco magistrados midi√©ndosele al toro de parar el referendo.

Lo cual no habla sólo de la Corte sino además de la oposición, porque es en el Congreso, en los medios y en la calle donde la idea de un presidente perpetuo tendría que haber sido derrotada. El Polo, el Partido Liberal y el uribismo disidente dieron sus batallas y por supuesto seguirán bregando hasta el día de elecciones. Pero el problema de Uribe es la abstención.

Y por eso la cuesti√≥n decisiva es el tama√Īo del censo electoral.¬† El ¬ďs√≠¬Ē va a barrer en las urnas, igual que Uribe barrer√≠a en elecciones ¬Ėy por exactamente la misma raz√≥n. Pero el¬† total de votos en el referendo podr√≠a no llegar al umbral requerido - la cuarta parte del censo electoral. As√≠ le pas√≥ a Uribe en 2003, con el √ļnico intento que se ha hecho de reformar la Carta mediante un referendo; y as√≠ podr√≠a pasar el a√Īo entrante¬Ö seg√ļn cu√°l sea el tama√Īo del censo electoral.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad