El conflicto interno boliviano | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-13 05:00:00

El conflicto interno boliviano

Concluidas mis crónicas del periplo por ese hermoso país, con tantas bellezas naturales, con una población en su mayoría pobre e ignorante pero amable, generosa, trabajadora y sacrificada, país dividido, con inmensas desigualdades sociales y atizado hacia una absurda lucha de razas, que si sigue por ese camino terminará siendo inviable como nación, sólo me resta hacer unos comentarios adicionales sobre algunos aspectos importantes que pueden contribuir a que los lectores tengan mayores datos para comprender la compleja situación que vive ese país hermano.
El conflicto interno boliviano

No pretendo que mis conclusiones sean resultado de una ¬ďinvestigaci√≥n¬Ē ni un diagn√≥stico preciso sobre tan compleja situaci√≥n sino simplemente una opini√≥n informada de primera mano despu√©s de haber visitado ampliamente el pa√≠s, dialogado con gentes de diversas regiones, razas, condiciones sociales y puntos de vista y haber le√≠do algunos documentos y peri√≥dicos, casi todos de pobre contenido.

En Bolivia hay dos países claramente diferenciados por su historia, su geografía, su demografía, sus visión política, sus recursos económicos y sus grupos raciales: las provincias pobres del altiplano donde vive el 70% de la población en su inmensa mayoría indígena y mestiza en condiciones indignas, que apenas producen el 30% del PIB, y las provincias ricas de la llanura oriental donde apenas habita un 30% de la población de inmensa mayoría educada y de raza blanca europea.

Cuando a mediados del siglo XVI el conquistador √Ďulfo de Chavez lleg√≥ a la regi√≥n oriental proveniente de Paraguay y se dirig√≠a hacia el altiplano se encontr√≥ con el Conquistador Andr√©s Manso quien hab√≠a sido enviado por el Virreinato del Per√ļ y se pusieron de acuerdo para dividirse esos territorios.¬† Manso se qued√≥ con el altiplano o sea las actuales provincias de La Paz, Oruro, Potos√≠, Cochabamba y Chuquisaca y a √Ďulfo correspondi√≥ el Oriente o sea las actuales provincias de Tarija, Santa Cruz, Beni y Pando o sea aquellas rebeldes al gobierno centralista de Morales.

Como lo ilustr√© en otro escrito, tambi√©n Chuquisaca se rebel√≥ contra Morales pero por razones hist√≥ricas y pol√≠ticas, alegando el derecho de Sucre de ser la capital del pa√≠s. Lo normal hubiera sido que las provincias de Manso se anexaran al Virreinato del Per√ļ y las de √Ďulfo al gobierno de la Plata.¬† Pero, la esposa de √Ďulfo estaba emparentada con la esposa del virrey Mendoza del Per√ļ, por lo cual √Ďulfo viaj√≥ a Lima a saludar a sus familiares y pact√≥ con el Virrey el gobierno de esas provincias bajo la protecci√≥n del Per√ļ. Se trat√≥ pues de una anexi√≥n circunstancial. Cuando en 1825 fue creada por El Libertador la rep√ļblica de Bolivia, las pocas autoridades que exist√≠an en esos despoblados e inmensos territorios de Oriente decidieron adherir a la nueva rep√ļblica.

Pero la verdadera colonización de esas provincias se realizó independientemente a partir del siglo XX por grupos de familias europeas provenientes de estratos ricos y educados quienes son los actores del gran desarrollo y pujanza actual de esas provincias y hacen que la ciudad de Santa Cruz de la Sierra se proyecte con la gran metrópoli central de Suramérica y ya desde ahora sea la ciudad económica y estratégicamente más importante de Bolivia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad