Publicidad
Lun Feb 20 2017
19ºC
Actualizado 10:03 pm

Caza de serpientes en el centro de Macedonia para la venta ilegal del veneno | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-13 21:29:52

Caza de serpientes en el centro de Macedonia para la venta ilegal del veneno

En el centro de Macedonia hay personas que ponen en riesgo su vida para cazar las víboras más peligrosas de Europa y vender, por buen precio y de forma ilegal, su veneno o la serpiente entera.
Caza de serpientes en el centro de Macedonia para la venta ilegal del veneno

Este peque√Īo pa√≠s balc√°nico alberga dos especies de serpientes venenosas: la v√≠bora cornuda (Vipera ammodytes, seg√ļn su nombre en lat√≠n) y la v√≠bora com√ļn europea (Vipera berus).

También hay varias no venenosas, como la culebra de Esculapio (Elaphe longissima y Zamenis longissimus) y diferentes reptiles acuáticos no peligrosos.

En todo caso, a los cazadores de serpientes macedonios sólo les interesan los venenosos.

La v√≠bora cornuda, la m√°s venenosa del continente europeo, vive en casi todas las zonas de Macedonia, sobre todo en el monta√Īoso oeste y el rocoso centro del pa√≠s.

Se reconoce con facilidad por su característico "cuerno" sobre el hocico y su veneno es mortal para los humanos, pero al mismo tiempo está en la base de numerosas sustancias que se usan en farmacología.

Ciudadanos de la aldea de Timjanik, en el centro de Macedonia, a unos 120 kilómetros al sur de Skopje, aseguran que la venta ilegal del veneno de serpiente es allí una realidad.

Se vende ante todo en la vecina Grecia, cuya frontera está a unos 50 kilómetros de Timjanik, y el precio de una víbora cornuda puede alcanzar los 500 euros.

"Hace unos días, vi a unos cazadores cerca de un barranco. Eran tres jóvenes. No ocultaban que habían venido por las serpientes. Ya habían cogido dos víboras cornudas, me las mostraron", declaró a Efe un viejo pastor local, quien se negó a revelar su nombre.

"Me dijeron que les extraen el veneno y después las sueltan", indicó y explicó que "ponían el líquido en frascos de cristal, se disponían a ir a Grecia porque aquí nadie lo compra".

En Macedonia, un peque√Īo y empobrecido pa√≠s balc√°nico de unos dos millones de habitantes, es una tradici√≥n centenaria cazar v√≠boras venenosas.

Los cazadores se llaman aquí popularmente "zmijari", que en macedonio sería algo así como "viboreros".

Para la mayoría de ellos, atrapar serpientes siempre ha sido un pasatiempo, con el que ahora pueden ganar algo de dinero.

El director de la Oficina estatal de Medicamentos, Ilcho Zahariev, cree que habría que organizar la compra y producción de medicamentos relacionados con el veneno, pero reconoce que Macedonia no tiene recursos financieros suficientes para ello.

"Ser√≠a √ļtil, ante todo, para la producci√≥n del contraveneno, pero supondr√≠a una inversi√≥n muy cara. Nuestro pa√≠s compra el contraveneno de Serbia y Croacia, pero habr√≠a que pensar en ese negocio", opina Zahariev.

Para las compa√Ī√≠as farmac√©uticas nacionales, el veneno de serpiente es muy caro, aunque podr√≠an usarlo no s√≥lo en la producci√≥n de contraveneno, sino tambi√©n en cosm√©tica.

"Se usa mucho en productos cosméticos para la cara, para cremas contra el envejecimiento de la piel", explica Gabriela Georgievska, farmacéutica de la fábrica de medicamentos "Alkaloid", en Skopje.

La venta ilegal de serpientes y veneno se castiga, seg√ļn la ley macedonia, con multas y condenas de hasta un a√Īo de c√°rcel.

El agricultor Ilija Jovanov, de 49 a√Īos, es uno de los intr√©pidos cazadores que guarda en su casa una v√≠bora cornuda, de unos 30 cent√≠metros de largo, bajo un recipiente de cristal.

"Conozco a muchos que cazan serpientes para venderlas, pero temen a la Policía. No obstante, el dinero no es poco", cuenta Jovanov, mientras agarra con la mano a la víbora por detrás de la cabeza.

La caza de serpientes es para él un pasatiempo desde su adolescencia: le gustaban mucho y quería tenerlas en su casa como animal preferido.

Adem√°s, no pocas veces salv√≥ a alg√ļn vecino o compa√Īero de v√≠boras que se acercaban a sus casas.

Jovanov asegura que no ha entrado en el "negocio" y agrega al respecto: "de ninguna manera, sería condenado a pena de prisión".

Se√Īala que en la regi√≥n abundan las serpientes y considera que el Estado macedonio deber√≠a permitir su caza, organizar la compra del veneno y mejorar as√≠ la situaci√≥n econ√≥mica de esta parte del pa√≠s.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad