Mi ex Presidente favorito | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-14 05:00:00

Mi ex Presidente favorito

Entre par√©ntesis ¬Ė No s√© a ustedes, pero lo que yo vi en los 90 a√Īos de nuestro peri√≥dico en Bucaramanga, fue a dos candidatos en plena campa√Īa por la Presidencia de la Rep√ļblica. ¬ŅSer√© muy malpensado?
Mi ex Presidente favorito

********

Recuerdo que hace unos a√Īos escrib√≠a, a prop√≥sito de otro momento de calentura de nuestros ilustres ex presidentes, una columna titulada ¬ďBelisario sos mi h√©roe¬Ē en la que contaba mis razones para creer que mi favorito de todos los ex mandatarios era Belisario Betancur, por su prudencia, su sensibilidad para la poes√≠a y el arte y el buen uso de su retiro, silencioso y liberador, como encontrando su verdadero destino de vida.

A todas esas cualidades, s√≥lo me faltaba agregar la de que est√° muy bien casado con esa extraordinaria mujer que es Dalita Navarro. Pero cuando escrib√≠ mi comentario editorial, a√Īos atr√°s, el ex Presidente Belisario no se hab√≠a asomado todav√≠a por Barichara ni encontrado otra vocaci√≥n encomiable para un ¬Ďex¬í como es la de compenetrarse con las necesidades de la gente de un hermoso pero peque√Īo pueblo y comenzar a trabajar por sus necesidades, sin aspiraci√≥n diferente a la de vivir en paz a unas cuantas horas de la congestionada Bogot√°. Entonces ahora s√≠ que decid√≠ que es mi gran favorito.

Eso mismo han hecho en otros pa√≠ses civilizados del mundo ex presidentes igualmente civilizados y los que no, como el Presidente Clinton o Carter, en Estados Unidos, o Jos√© Mar√≠a Aznar, en Espa√Īa, instalan sus fundaciones para trabajar en temas que superan la minucia pol√≠tica y que lejos de lo electoral, abordan problem√°ticas que los mantienen ciertamente aislados de la tentaci√≥n de meterse en la oficina del Presidente de turno e intentar hacer lo que el tiempo o las circunstancias en su momento no les permitieron terminar. ¬°Es la mejor forma que han encontrado para blindarse de las cr√≠ticas y del espejo retrovisor!

Nuestros ¬Ďex¬í, por el contrario ¬Ė con la notable excepci√≥n de Belisario ¬Ė buscan reencaucharse afanosamente, sac√°ndose los trapitos al sol como ha ocurrido estas √ļltimas semanas o haci√©ndose notar con declaraciones estruendosas.

Tales comportamientos sólo son comprensibles, digo yo, en la medida en que lo que buscan es seguir vigentes para poder lanzarse otra vez, o tener cuotas burocráticas en ciertos cargos importantes o evitar el ostracismo que deja la ausencia de poder, cuando todo se tuvo.

Al mismo tiempo, no soy capaz de imaginarme a Uribe de ¬Ďex¬í. No creo que sea tan metido pero tampoco lo veo en un exilio dorado en el Uberrimo o sin sus consejos comunales. Por lo pronto, insisto en que el ejemplo de Betancur es fabuloso y dir√© que lo admiro por saber retirarse que es un reto tremendo que no ha logrado superar ni el que ahora est√° ni los que, en teor√≠a, se fueron.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad