Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
20ºC
Actualizado 10:13 pm

Palabras In√ļtiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-15 05:00:00

Palabras In√ļtiles

A  la propaganda le tiene sin cuidado la impudicia. La semana anterior pudieron verse dos anuncios en la prensa; uno en la nacional y otro en la internacional, que lo ilustran.
Palabras In√ļtiles

En el primero se anuncia la redención de los Montes de María, uno de los santuarios de todas las violencias en el norte del país. Ahora está pacificada, nos dicen. La redención está a cargo del cultivo del tabaco.

El tabaco no est√° ahora criminalizado como en viejos tiempos; la coca s√≠. El mensaje parece alentador y conmovedor. Pero el tabaco es tambi√©n una mata que mata, y mata m√°s que la coca, sin librar ninguna guerra como la del narcotr√°fico, que es el negocio m√°s lucrativo porque est√° prohibido. Pero no solo es el mejor negocio, sino la mejor plataforma para extender la doctrina del ¬ďEje del mal¬Ē por todos los Andes, tal como nos ilustraron otra vez en Bariloche.

Que los Montes de Mar√≠a sean redimidos, vale, como vale para todo el territorio colombiano. Pero que sea con una mata que mata m√°s que la coca, produce¬† mal sabor. Tambi√©n hay muchas otras matas que matan, como la ca√Īa de az√ļcar, pero no est√° criminalizada como la coca. Las peores muertes tienen apariencia blanca: sal, az√ļcar, cigarrillo, coca√≠na. Pero lo satanizado es lo negro.

El otro anuncio publicitario es alem√°n. Con el cuento de una campa√Īa contra el VIH, aparece el F√ľhrer detr√°s de una dama (desnudos) en trance grotesco y amoroso. Toda una s√≠ntesis de mensajes equivocados y subliminales. La de Hitler podr√° ser¬† una de las¬† im√°genes m√°s representativas del Mal. O al menos es lo que nos hacen creer. Pero de ah√≠ a satanizar y criminalizar la imagen misma del acto sexual humano, hay un abismo.

M√°s criminal es prohibir el uso del cond√≥n, no s√≥lo por la propagaci√≥n del VIH, sino por el crecimiento desmesurado de la poblaci√≥n humana.¬† Si seguimos el juego de la impudicia y la obscenidad, la imagen del F√ľhrer podr√≠a ser cambiada por otra m√°s responsable de la propagaci√≥n del Sida. Fue tan grotesco que las protestas no esperaron. Que los dioses nos protejan de tanta infamia terrenal.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad