Publicidad
Jue Jun 22 2017
24ºC
Actualizado 04:48 pm

Movilizarse por la ciudad es un verdadero trajín | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-16 02:55:20

Movilizarse por la ciudad es un verdadero trajín

Claudia Y√©pez nunca se hab√≠a sentado en una silla de ruedas. Mucho menos la hab√≠a utilizado para recorrer las calles de Bucaramanga, una ciudad que le resulta ajena tras vivir sus 20 a√Īos en la capital colombiana.
Movilizarse por la ciudad es un verdadero trajín

Ella, junto con otros colegas, estudiantes de arquitectura y dise√Īo industrial de las universidades Pontificia Javeriana, Santo Tom√°s de Bucaramanga e Industrial de Santander, vivieron ayer ¬Ďen carne propia¬í lo que es movilizarse por calles y andenes en sillas de ruedas y en otros casos, con los ojos vendados.

Vanguardia Liberal acompa√Ī√≥ a este grupo de 30 j√≥venes, participantes del proyecto Maxiv√°lido, liderado por Ricardo Becerra, en una experiencia que pretende formular hasta 12 proyectos para mejorar la accesibilidad y movilidad en la capital santandereana.

¬ĎSe√Īor, ¬Ņnos lleva?¬í

A las 10:35 a.m. algunos jóvenes prueban las sillas y otros pegan sobre sus ojos parches, mientras utilizan la varita de guía. No pasan más de 15 minutos cuando emprenden el recorrido, que comienza en Floridablanca con destino a Cabecera del Llano.

Luis Alberto D√°leman es el primero en expresar su preocupaci√≥n: ¬ďSiento angustia y un poco de fastidio en los ojos. Hay que ser testigos de qu√© pueden vivir otros para ponerse en su lugar y proponer¬Ē, dijo.

Carolina Wellman se enfila y busca la salida as√≠ como Claudia Y√©pez, quien no logra controlar la silla hasta casi chocar contra un matorral. ¬ďEs duro. Siempre se necesita ayuda de los dem√°s¬Ē, expresa Claudia.

Es Camilo Solarte quien se atreve a parar el bus de Transpiedecuesta, de placas XMA 548, y solicitarle al conductor, Alonso Vargas, que abra la puerta trasera, se orille y permita el paso de los dem√°s carros. ¬ŅNos lleva se√Īor? Es que llevamos a una persona en silla de ruedas y necesitamos su ayuda¬Ē, indic√≥.

Por dónde vamos

Si para quienes están en sillas de ruedas es difícil acceder al actual servicio de bus urbano, como Claudia a quien tuvieron que subir alzada, para los invidentes la situación se traduce en espera y orientación.

¬ď¬ŅVamos por Ca√Īaveral?, ¬Ņvamos por el Vivero?, ¬Ņvamos por la carrera 33?, preguntaba Luis Murillo, un joven que recibe las orientaciones de su lazarillo, Natalia S√°nchez, pero que reconoce que de otro modo ¬ďla situaci√≥n ser√≠a bastante dif√≠cil. Hoy estamos acompa√Īados por los amigos que est√°n muy pendientes, pero movilizarse solo debe ser complejo¬Ē.

Dentro del bus, los ocupantes extra√Īos s√≥lo dan una mirada de reojo y si acaso preguntan de qu√© se trata, si es una coincidencia que tantos j√≥venes se hayan subido al medio de transporte para realizar una actividad.

¬ďParada, se√Īor¬Ē, dicen los j√≥venes en plena carrera 33, en inmediaciones a los centros comerciales. Comienza otro peque√Īo recorrido, esta vez, por las v√≠as.

¬°Es que no alcanzo!

Claudia Y√©pez busca la cabina telef√≥nica m√°s cercana y su pron√≥stico es certero: ¬ďCon el brazo y la mano extendida lo que m√°s puedo, no alcanzo a depositar la moneda. La estructura es muy alta¬Ē, dice.

Pasa la calle, pero una de las rampas est√° ubicada en plena curva, donde los veh√≠culos transitan a alta velocidad. Su compa√Īero no se atreve y van hasta la siguiente esquina. Por donde quiera que busquen un acceso, lo √ļnico que encuentran son escaleras.

¬ď√Ālceme otra vez, porque no veo que haya de otra¬Ē, insiste Claudia. La historia se repite en la siguiente esquina, incluso solicit√°ndole a un motociclista que se retire de la rampa que est√° invadiendo y pidi√©ndole a los conductores que detengan sus veh√≠culos unos cuantos segundos para permitir el paso.

¬ď¬ŅY d√≥nde hay un ba√Īo?¬Ē, pregunta ahora Claudia. El recorrido incluye m√°s escaleras, excepto en contados casos rampas, hasta llegar a uno que parece especializado. ¬ďAqu√≠ el problema es que esto no tiene barandas¬Ē, se√Īala. El turno de experimentar en la silla, ahora es para su compa√Īero quien tendr√° que hacer un recorrido por un centro comercial o supermercado, y solicitar ayuda para comprar alguna prenda de vestir o comprar un producto en especial.

¬ŅLos resultados de toda esta experiencia? Las propuestas para que la movilidad y accesibilidad de los ciudadanos, est√© basada en un dise√Īo universidad, se conocer√°n este s√°bado.

LA VOZ DEL EXPERTO
¬ŅC√≥mo est√° Bucaramanga en el tema de accesibilidad?

Ricardo Becerra, director del proyecto Maxiv√°lido

¬ďMe sorprendi√≥ la actitud de los bumangueses. Hay mucha gente que se ofrece a ayudar. A m√≠, por ejemplo, me auxili√≥ un joven que par√≥ el tr√°fico para permitir mi paso¬Ö Aunque est√° todo por hacer, hay cosas positivas como que se est√°n construyendo puentes peatonales con rampas y con descansos por tramos. No obstante, la ciudad sigue teniendo andenes angostos, no cuenta con sem√°foros para invidentes y su se√Īalizaci√≥n es escasa. Hay mucho por mejorar el mobiliario y la infraestructura¬Ē.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad