El devenir de la democracia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-17 05:00:00

El devenir de la democracia

En el siglo XXI se debate sobre qué es democracia y si en los países bolivarianos, históricamente los que libertó Bolívar, no los que busca tiranizar Chávez, hay democracia o no. Ante esto parece oportuno dar una mirada sobre lo dicho por teóricos sobre democracia, empezando por Aristóteles para quien democracia es el gobierno de todos en beneficio de todos; posteriormente Santo Tomás de Aquino introduce el concepto de bien común que el Concilio Vaticano II define como: “esa suma de condiciones que permiten a los individuos y a las colectividades su propia perfección más plenamente”.
El devenir de la democracia

En el espacio de las realidades políticas, en 1215 se dan pasos hacia un sistema democrático, con la expedición de la Carta Magna, primera Constitución política en la historia, que los nobles y el clero obligan al Rey Juan Sin Tierra a expedir en Inglaterra, limitando así el ejercicio de un poder absoluto.
Locke, toma esa realidad y llevándola a las ideas, habla de la democracia como un sistema político que busca la libertad y la igualdad; ideas que desarrollara Rousseau, sintetizándolas en: “que ninguno sea tan rico para poder comprar al pobre y ninguno sea tan pobre para tener que venderse”.

El tercer gran pilar de las ideas democráticas es Monstesquieu quien, deviniendo sobre estos dos conceptos básicos, va a los sistemas de gobierno, planteando que para que exista democracia tiene que haber distribución de poderes separados con un grado tal de autonomía y de armonía, que cada uno de los poderes: legislativo, ejecutivo, judicial, pueda limitar al otro.

Con la independencia de Estados Unidos se empieza a construir el primer sistema democrático. Poco después, con la Revolución Francesa, el sistema se va universalizando. Ahora bien, a mediados del Siglo XIX, al analizar la democracia en USA, el francés Tocqueville, ante la discriminación de que son objeto indígenas, negros, entre otros, introduce el concepto “tiranía de las mayorías”. Imposible determinar hasta dónde este concepto influyó en Lincoln, lo cierto es que durante su Presidencia definió la democracia como: “el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo” y tomó decisiones que redujeron la discriminación.

Post 2ª. Guerra Mundial, es “doctrina” que democracia es lo mejor, en tal forma que los soviéticos, a los países de la Europa Oriental que tiranizan, los denominan democracias populares, lo cual, además de constituir un pleonasmo, riñe con los principios de Marx y Engels; pero ¡qué importa! si así su tiranía se hace más “vendible”.

En la actualidad y consciente que la democracia es solo un ideal hacia el cual se debe tender, Dahl introduce el término poliarquía para calificar los sistemas que trabajan en la construcción de ese ideal; sabiendo que éste es un esfuerzo permanente, con subidas y bajadas. Ahora bien, desde Aristóteles, la democracia implica participación y también desde entonces ésta debe ser libre y transparente, porque si se manipula, degenera en demagogia. Que cada quien saque sus propias conclusiones.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad