Publicidad
Publicidad
Dom Dic 11 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

¬ŅPl√°sticas?, ni las ¬ďtetas¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-18 05:00:00

¬ŅPl√°sticas?, ni las ¬ďtetas¬Ē

Viviana me anunci√≥ intempestivamente que ven√≠a al pa√≠s. Abogada colombiana, inteligente y bonita, ha pasado los √ļltimos 15 a√Īos en Par√≠s. Ahora ten√≠a que venir ¬ďa revertir un error del pasado¬Ē ¬Ėeso me dijo-.
¬ŅPl√°sticas?, ni las ¬ďtetas¬Ē

¬ďEst√° mejor que nunca¬Ē, pens√© cuando la vi. Ya llevaba puesta la altivez y la seducci√≥n cuando se fue a vivir a Europa; nada de eso se lo dio el viejo mundo. Pero ahora, unos a√Īos encima y la serenidad de una mente m√°s universal, la convert√≠an en un im√°n. ¬†
La encontré en mi casa cuando llegué cargado de bolsas con la compra del supermercado.

Abri√≥ los ojos como platos. Pens√© que era la emoci√≥n, pero solt√≥ una retah√≠la que tard√© en asimilar: ¬ďEntre 500 billones y 1 trill√≥n de bolsas pl√°sticas se consumen anualmente en el mundo; un promedio de 100 vacas muere diariamente en la India por comer bolsas pl√°sticas; 200 especies de vida marina como ballenas, delfines, focas y otros mueren por ingerir bolsas pl√°sticas que confunden con comida; el 10% de los desechos que llegan a las orillas de las costas, son bolsas pl√°sticas¬Ē. Pens√© que esta loca iba a ahorcarme a continuaci√≥n.

Luego de un breve saludo y de obligarme a guardar las bolsas para volverlas a usar, Viviana se cuadr√≥ frente a m√≠, y con sus dos manos, se se√Īal√≥ los senos invit√°ndome con ese gesto a mirarlos. ¬ď¬ŅA qu√© crees que vine?¬Ē me pregunt√≥. Pens√© que a tener algo conmigo; ese habr√≠a sido el error que estaba dispuesta a revertir. ¬ďVoy a quitarme los implantes de silicona de las tetas; tengo fibrosis por encapsulamiento¬Ē, dijo y volvi√≥ sus ojos hacia las bolsas.

Al rato, con la gracia de su acento coste√Īo todav√≠a aferrado a su boca me dijo: ¬ď¬°¬°¬°no jooooda!!!, si tienes huevo t√ļ¬Ö ya el mundo entero ha vuelto a las bolsas de tela o fibras reutilizables para hacer compras y yo misma me voy a quitar el pl√°stico de las tetas, mientras tu sigues sin conmoverte¬Ē. Temiendo otra tormenta de cifras sobre el pl√°stico y el ahorro de energ√©ticos escasos, decid√≠ que me compromet√≠a a volver al canasto y las talegas de fique. Satisfecha a medias, Viviana me insisti√≥: ¬ďy dime que te gustan m√°s las tetas sin pl√°stico¬Ē Asent√≠ y ya compr√© el canasto y la talega de fique.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad