Ojo empleadores | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 09:37 pm

Ojo empleadores | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-18 05:00:00

Ojo empleadores

A raíz de la publicación de un aviso de empleo en un diario, donde se solicitaban trabajadores que tuvieran una edad entre los 20 y 30 años, un amigo nos recordó cómo este tipo de requisitos están prohibidos por la ley laboral.
Ojo empleadores

En efecto, la ley 931 del 2004 “Por la cual se dictan normas sobre el derecho al trabajo en condiciones de igualdad en razón de la edad”, estableció en su artículo segundo que “ninguna persona natural o jurídica, de derecho público o privado, podrá exigir a los aspirantes a ocupar un cargo o ejercer un trabajo, cumplir con un rango de edad determinado para ser tenido en cuenta en la decisión que defina la aprobación de su aspiración laboral”.

Esta normatividad pretende generar una “protección especial por parte del Estado de los derechos que tienen los ciudadanos a ser tratados en condiciones de igualdad, sin que puedan ser discriminados en razón de su edad para acceder al trabajo”.

Esto, que en teoría suena muy bonito, en la práctica se estrella con una realidad incontrovertible y es que un empleador puede tener definidos unos criterios específicos respecto a la condición de quienes aspiren a obtener un empleo por él generado y aplicarlos; solo que no puede ni publicarlos, ni afirmarlos como suficientes para descalificar a un aspirante.

Además, pueden existir razones objetivas para requerir cierta edad para algunos trabajos, pues es claro que no toda actividad puede realizarse por todas las personas, casos éstos excusados por razones obvias.

Aunque el propósito es loable, la gravedad radica en su uso como argumento para el rechazo de un aspirante; lo demás, pertenece al fuero interno de las organizaciones que no logra modificarse con simplemente prohibirse, así se amenace con sanciones pecuniarias; lo importante es tomar conciencia plena del derecho que se protege.

Sentimos que este tipo de situaciones no las evita una ley, pues la solución debe buscarse en la convicción del respeto a los derechos de los demás, en la socialización de la importancia de la convivencia social y en el convencimiento de que estas restricciones nada aportan al desarrollo comunitario.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad