Paramedicina para estadistas | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm

Paramedicina para estadistas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-20 05:00:00

Paramedicina para estadistas

Paramedicina para estadistas

Las llamadas “medicinas alternativas” son “paramedicinas”, así como  casi toda la actual actividad política colombiana,  espuria y bastarda, es “parapolítica”. Estas palabras provienen  de “para” = al lado de. Hay paramilitares y  paramédicos; hay medicina científica y hay  “medicinas alternativas” o “paramedicinas”.  Mi fuente (que presumo sea veraz) es una información de El Espectador (6 de septiembre, Los médicos de Uribe).

Debió titularse “Los paramédicos de Uribe”, pues no trata  de medicina científica sino de  paramedicina, de medicinas alternativas, variedades  de  la paramedicina: una medicina de los charlatanes y embaucadores para sus ingenuos y crédulos pacientes. El presidente Álvaro Uribe Vélez, es el más ilustre  creyente y paciente de  las medicinas alternativas en Colombia a pesar de su inteligencia superior y su inagotable capacidad de trabajo. Comenzó su carrera  como  ganadero, hacendado y caballista. Fue un excelente estudiante: en  el bachillerato, en la universidad,  abogado de la Universidad de Antioquia, en   Harvard y en Oxford. Después se dedicó a la política y a la vida pública. Fue Director de la Aeronáutica Civil, Director de las Empresas Públicas de Medellín, Alcalde y Concejal  de Medellín, Gobernador de Antioquia, Senador y Presidente (dos períodos y espera reelegirse de nuevo cambiando otra vez la Constitución con el imparcial y “transparente” respaldo del Congreso).

El Presidente es usuario y  beneficiario de la parafarmacopea de una doctora nacida en Manizales de apellido Arango. Es su “médica bioenergética de cabecera”.  Dice mi fuente: “ Ella introdujo al Presidente en técnicas orientales de relajación a las que Uribe dedica al menos quince minutos en la mañana y quince en la tarde: el yoga nidra. Para regular la impaciencia que le produce  al  Presidente su lema “trabajar, trabajar, trabajar”, la doctora le prepara las famosas “goticas” “a base de estrella de belén, cerasífera, heliantemo y clemátide”. Además le prescribe: “hojarazo para combatir el cansancio, esencia de roble para las jornadas más estresantes y una ‘mezcla secreta’ para casos extremos”.

El Presidente tiene a su servicio al connotado acupunturista Mauricio Llano  que lo pincha con agujas de acupuntura  pero no le da los pinchazos del DAS.  El  Presidente  estuvo reducido en estos días al lecho por el virus A H1N1 . Ya se ha  recuperado del ataque del virus porcino que lo contagió en Bariloche.  Ya antes se había recuperado de dos crisis de laberintitis que le habían alterado el equilibrio, pero no ha podido curarse de la intemperancia verbal ni de la libido imperandi que lo dominan. Sigue siendo un trabajador incansable, un gran orador con gran poder de convicción y prodigioso dominio de datos. “Le cabe el país en la cabeza”, como dicen mi esposa y otras señoras. Lo demostró en el discurso de una hora y media que pronunció de memoria en la Conmemoración de los 90 años de Vanguardia Liberal. Casi llegó a convencernos a los antiuribistas más recalcitrantes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad