Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 09:00 pm

Los niños y las mudanzas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-21 03:55:28

Los niños y las mudanzas

El cambio de residencia usualmente se convierte en un verdadero trauma para los integrantes de una familia. Y cuando se trata de los más chicos, el estrés del traslado puede convertirse en un problema.
Los niños y las mudanzas

Además de la incertidumbre de llegar a un nuevo lugar y de abandonar a los amiguitos que han hecho, los niños experimentan con cada mudanza un desarraigo que puede afectar su forma de ver la vida.

“Los niños sienten que no pertenecen a ningún lugar y su crecimiento se ve afectado por una serie de depresiones cada vez que tienen que partir”, señala la psicopedagoga Irma Díaz.

Cambiar de residencia alguna vez quizá sea un trauma que un niño pueda superar, pero hay ciertas profesiones de los padres que hacen que las mudanzas sean permanentes en la vida de los chicos. La diplomacia, la carrera militar y los trabajos en empresas trasnacionales, son algunos de los cargos que fuerzan a los padres a desplazarse a otras ciudades o países.

Sólo cuando están mayores, los niños ven en los viajes una oportunidad para conocer, pero mientras son pequeños los viajes constantes los harán sentir inseguros. Más aún, si sus expectativas y temores quedan fuera de la agenda del traslado de los padres.

Aunque no se puede revertir la situación, los padres si pueden hacer que sus hijos se sientan más tranquilos con respecto a la mudanza.

En el caso de los amigos, los padres deben hacer un esfuerzo por ponerlos en contacto con sus hijos. El e-mail y skype son elementos que los pueden ayudar a mantenerse conectados, a no sentirse solos cada vez que se trasladan.

“Es importante también que los padres les expliquen a los niños qué está pasando, por qué se mudan y además contarles en qué consiste el trabajo de papá y ser sinceros sobre el tiempo que esperan estar en el nuevo hogar”, comenta Díaz.  

LISTA
Los niños: ¿Qué decirles y cuándo?

1 Lo mejor es hablar con los niños cuando el cambio de residencia sea un hecho para no afectarlos en vano. Sin embargo, tampoco se debe esperar a que falten pocos días para hacerlo porque los chicos se sentirán como un objeto.

2 Invite a los chicos a participar en la elección de los elementos del nuevo hogar como su habitación, el lugar donde estarán sus juguetes, el sitio de descanso, etc.

3 Muéstreles fotos, descríbales el lugar.

4 Mantenga sus rutinas antes, durante y después de la mudanza.

5 Ayúdele a los niños a expresar sus sentimientos y a decir adiós a sus amigos.

6 Enséñeles a sentirse bien en su nueva casa y su nueva comunidad.

“¡NO ME QUIERO IR!”
Las siguientes son las molestias de los niños cuando deben cambiar de residencia:

1. Pierden el apetito.
2. Padecen insomnio.  
3. Se retraen.  
4. Permanecen irritados y reaccionan con agresividad.  
5. Dificultad para concentrarse y dolor de cabeza.

LA VOZ DEL EXPERTO
Dra. Ana María Vaernet / Médica Psiquiatra

“Mientras más frecuentemente se mude la familia, más importancia debe tener la estabilidad interna de la familia. Con la atención adecuada de los padres, la mudanza puede resultar una experiencia positiva de crecimiento para los niños. Las mudanzas son aún más difíciles si están acompañadas por otros cambios significativos en la vida del niño tales como la muerte, el divorcio, la pérdida del ingreso familiar, o la necesidad de un cambio de escuela.

El niño tiene que adaptarse a un horario nuevo y en ciertas clases o cursos se puede encontrar más adelantado o más atrasado que los otros. Esta situación puede causarle estrés, ansiedad o aburrimiento.

Los niños en edad de jardín o de primer grado son particularmente vulnerables a una mudanza de la familia porque en su proceso de desarrollo ellos están en la etapa de separarse de sus padres, de ajustarse a nuevas figuras de autoridad y relaciones sociales”.

LA VOZ DEL EXPERTO
Dra. Aury Beltrán / Coach de vida

“Innumerables situaciones pueden producir estrés en los niños, entre ellas una mudanza. Si los niños poseen modelos inapropiados, sus estrategias para lidiar con el estrés resultarán en el aumento de éste. Para ayudar a estos niños observe las señales, demuestre autocontrol para servirles de modelo, realce su autoestima con cariño, promueva en ellos intereses especiales que puedan servir de fuente de orgullo, sea preventivo, oriéntelos en las consecuencias que pueden tener ciertas acciones, reconozca sus sentimientos, ayúdelos a diferenciar entre realidad y fantasía, use el humor para reenmarcar pensamientos negativos, encare el estrés, ayúdelos a ver lo positivo de la situación, promueva la cooperación y el diálogo, utilice el arte como medio de expresión y haga simulaciones”.

paso a paso...
Recomendaciones para los niños

1 Hable sobre el tema del viaje una vez se entere. No es bueno callarse porque su familia debe saber lo que siente respecto a este nuevo cambio de residencia.

2 Informarse sobre el lugar de destino le dará la oportunidad de saber qué se va a encontrar allí, cuáles son los lugares de diversión, cómo será su colegio, cómo lucirá su nueva casa y con qué chicos se va a encontrar.

3 Empaque sus cosas cuidadosamente para que no se le quede por fuera nada que pueda extrañar.

4 Prepare la despedida. Déjeles a sus amigos su e-mail y su número de celular, así como la nueva dirección para que no pierda contacto con ellos y puedan planear visitas.

5 El día de la mudanza es normal que se sienta triste, seguramente su familia también lo estará. Por eso cuando llegue a su nuevo hogar, trate de descubrir el espacio donde guardará los recuerdos de sus amigos.

6 Adáptese. No pelee con su nuevo hogar. Trate de encontrar las cosas que más le gusten de la nueva residencia y juegue a descubrir su nuevo mundo.

LISTA
¿Cómo perciben los niños las mudanzas?

1 Se sienten desplazados.

2 Sienten incertidumbre con su futuro.  

3 Pierden sus amistades.

4 Se sienten desprotegidos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad