B√ļcaros para Silvia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-24 05:00:00

B√ļcaros para Silvia

Anoche¬† me asedi√≥ un extra√Īo, inquietante¬† y f√ļnebre sue√Īo. Bajo una bell√≠sima alfombra de flores rojas, al pie de un b√ļcaro -¬† cedro, yac√≠a el cad√°ver de Silvia. Lo velaban Alberto, Sebasti√°n y Alejandra. Se escuchaba un Lied de Schubert: A Silvia, compuesto para una de las amadas de Los dos hidalgos de Verona,¬† de Shakespeare. ¬†
B√ļcaros para Silvia

En mi sue√Īo desfilaban ante el f√©retro los personajes de las novelas de Silvia: do√Īa Soledad Rom√°n, do√Īa Gregoria del Haro y don Rafael N√ļ√Īez, el detective Bruno Nolano, La mujer que sab√≠a demasiado, El Jefe Supremo, los Garc√≠a M√°rquez (sin Gabo), Mar√≠a Cano y Catalina Daniels. Era la tumba de esa mujer maravillosa, escritora y periodista que se march√≥ repentinamente de este mundo hace pocos d√≠as. Silvia era la vida, el coraje, el entusiasmo. Jam√°s imagin√© su muerte ni pens√© nunca que emprendiera antes que yo el¬† viaje sin retorno. Despu√©s¬Ö Se present√≥ muy v√≠vidamente en mi fantas√≠a on√≠rica el retrato de¬† Ofelia de la Tate Gallery londinense pintado por Sir John Everett¬† Millais, artista de la ¬ďhermandad prerrafaelita¬Ē. Ofelia, suicida y ahogada a quien cant√≥ Shakespeare en Hamlet: ¬ďFell in the weeping brook, her clothes spread wide; /and, mermaid like, a¬†¬† while they bore her up: / which time, she chanted snatches of old tunes¬Ē/ ¬ŅPor qu√© Ofelia y Hamlet? Por el enigma de la vida y la muerte.

¬ďTo be or not to be. That is the question¬Ē se pregunt√≥ Hamlet y pens√≥ en¬† todo esto al contemplar¬† la calavera de Yorick, el buf√≥n. ¬ŅY por qu√© la flor del b√ļcaro -¬† cedro? Porque en ciertas √©pocas del a√Īo las flores del b√ļcaro -¬† cedro (Erythrina poeppigiana) embellecen¬† a Bucaramaga, nuestra ciudad. Su color¬† va desde el anaranjado - p√°lido hasta el rojo -¬† escarlata. Se agrupan en inflorescencias de 10 a 20 cms. de largo, con gran cantidad de botones florales que se van abriendo progresivamente. A medida que se abren hacia el √°pice de la inflorescencia las flores se van desprendiendo y forman una alfombra roja debajo del √°rbol. Se dice que el nombre de nuestra ciudad proviene de las palabras ¬ďmanga¬Ē y ¬ďb√ļcara¬Ē, terreno de b√ļcaros. La flor del b√ļcaro es la flor emblem√°tica de nuestra ciudad.

En la √©poca de floraci√≥n, que suele ser en el periodo de sequ√≠a (verano tropical) de enero a mayo, este √°rbol despojado de su follaje se cuaja de flores rojas o escarlatas y origina un espect√°culo de extraordinaria belleza, sobre todo cuando tiene de fondo un fuerte azul celeste o el verdor de una monta√Īa.¬† Algunas personas de nuestra ciudad (que debieran estar mejor informadas) no distinguen la flor del b√ļcaro (Erythrina poeppigiana) de la flor del tulip√°n africano, (Statopedea campanulata), vulgarmente¬† conocida con¬† el nombre de ¬ďmiona¬Ē porque al llenarla de agua y oprimirla, expele un olor poco agradable. Hoy, en mi senectud, he evocado los juegos infantiles. Jug√°bamos con las mionas llen√°ndolas de agua como si fueran pistolas y las dispar√°bamos a nuestros amiguitos para mortificarlos. ¬°Ah ni√Īez inolvidable, tan lejana ya!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad