Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
20ºC
Actualizado 10:13 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-24 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Quienes nos contamos como “viejos” lectores del periódico, sabemos muy bien quién fue esta periodista ejemplar, a quien conocimos a través de su columna Vía Libre, la cual, con el perdón de los actuales columnistas a quienes aprecio y respeto, creo que ha sido la mejor que se ha publicado en Vanguardia.
Sin cortapisas, tapujos o ambages de ninguna clase, hacía sus denuncias sobre los males que aquejaban y lamentablemente siguen aquejando a nuestro país, siempre con soportes excelentes, fruto de su Unidad Investigativa.
Más de un callo tuvo que haber pisado Silvia, y por eso sus lectores quedamos “huérfanos” cuando Vía Libre dejó de ser publicada.
No tuve la suerte de conocerla personalmente, pero como ocurre con los buenos escritores, no era necesario, pues su pluma era el fiel reflejo de su espíritu y pensamiento, el cual buena falta le quedará haciendo a nuestro periodismo, tan necesitado como está de mentes impolutas e insobornables.

Pedro José Pinilla Orejarena

Condolencias

Mis más sinceras condolencias a toda la Familia Galvis Ramirez, Hiller Galvis y Donadío Galvis por el fallecimiento de nuestra ilustre periodista Silvia Galvis Ramirez, pluma excelente y radical como su querido padre Dr. Alejandro Galvis Galvis.  Alfredo Corvalán nos dice “La muerte no es la extinción, si no más bien la extensión de la vida”. Pero si la muerte terminara en la tumba, ¿para qué resucitó de la muerte el tercer día JesuCristo? la muerte no puede ser  el final absoluto, tenemos que aceptar que nacimos, vivimos, que morimos y que trascendimos la dualidad de la vida y la muerte, estamos acá y somos lo que somos, porque esto es lo que nos merecemos, somos las consecuencias de vidas anteriores. Tu viaje al Oriente Eterno sale primero, creo que en algún momento futuro todos nos encontraremos a la diestra de nuestro Creador. Silvia descansa en Paz.

Diego Serrano Acevedo


La escritora Silvia Galvis

Se sumergió y escrutó, con todas las acepciones de esta palabra, en los hechos, tal como se advierte en sus escritos de Vanguardia, El Espectador y en la entonces revista Cambio.
Era una mujer brillante, informada y crítica, valorando y juzgando a la sociedad en general y a la clase política en particular.
La impronta de su carácter, escondido en una bella sonrisa, se reflejó en la época de las bombas y de las balas del narcotráfico: asumió la dirección de Vanguardia Liberal. Hizo de la Unidad Investigativa el propósito del periodismo. Con el rigor de la investigadora y la forma como narró el devenir de nuestra más reciente historia, refrescó la memoria de los colombianos. La ironía fue el látigo con el que fustigó a los intocables. Se distinguió por su verticalidad a toda prueba.
Nos queda el recuerdo de su lucidez y el compromiso sin vacilaciones, como el regalo más preciado de los lectores de la Señora Silvia Galvis Ramirez.

Uriel Bautista Gamboa

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad