Bucaramanga ganó, pero no clasificó | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
24ºC
Actualizado 12:17 pm

Bucaramanga ganó, pero no clasificó | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-24 05:12:50

Bucaramanga ganó, pero no clasificó

Volvi√≥ el ambiente del buen f√ļtbol a la ciudad¬Ö el f√ļtbol de primera categor√≠a y la gente as√≠ lo sinti√≥ y pr√°cticamente llen√≥ el estadio ¬ĎAlfonso L√≥pez¬í para alentar al Atl√©tico Bucaramanga ¬Ė Mac Pollo, que se jugaba el paso a las semifinales de la Copa Postob√≥n enfrentando al Atl√©tico Nacional.
Bucaramanga ganó, pero no clasificó

Anoche la fiesta fue amarilla. Desde que sonó el himno de Santander la cancha se inundó con el color característico del equipo local y las serpentinas y el papel picado no se hicieron esperar.

Y Bucaramanga respondi√≥. En los primeros minutos propuso un f√ļtbol alegre y simple que sorprendi√≥ a Nacional. No obstante, fue el verde paisa el primero que pis√≥ el √°rea con peligro, cuando al minuto 7 Cristian Correa la estrell√≥ contra el palo izquierdo del arco defendido por Mario Mu√Īoz.

Durante los primeros 20 minutos el Atl√©tico Bucaramanga se mostr√≥ s√≥lido, pero peque√Īos errores en todas las l√≠neas no permitieron que se llegara con peligro al arco rival.

Pero las cosas fueron cambiando y un cobro de tiro libre de Ramos calent√≥ al p√ļblico, pues exigi√≥ al m√°ximo al portero Pezzuti.

Ulloque y Cassiani generaron un par de jugadas m√°s, aunque hizo falta la claridad para abrir el marcador antes del tiempo de descanso. Y mientras el local se acomodaba en su casa, Nacional le ¬Ďperdon√≥ la vida¬í en el minuto 46 de la inicial, pues no pudo concretar una jugada en la que intervino Giovanni Moreno, Estiven V√©lez y Cristian Correa. Sin embargo, el central Harold Perilla, de p√©sima actuaci√≥n, calm√≥ los √°nimos con el pitazo. ¬†

En la etapa complementaria Bucaramanga salió con más ímpetu y antes de cinco minutos Cassiani y Silvera habían protagonizado jugadas de riesgo.

Antes del cuarto de hora el t√©cnico Jes√ļs Barrios ingres√≥ a Cristian Gonz√°lez por Ramos y retras√≥ a Silvera, cambio que le dio m√°s profundidad al equipo.

Precisamente con esas nuevas sociedades se gener√≥ una falta cerca del √°rea. Silvera se par√≥ al lado de Ulloque, pero este √ļltimo sac√≥ un derechazo y por fuera de la barrera se la meti√≥ al rinc√≥n izquierdo del arco de Pezzutti.

Bucaramanga tom√≥ un nuevo respiro y mantuvo su ataque, pero en los √ļltimos minutos no se pudo volver a marcar y el gol no fue suficiente para clasificar a las semifinales de la Copa Postob√≥n.

Aunque Bucaramanga fue eliminado, la afici√≥n sali√≥ satisfecha, puesto que el equipo mostr√≥ calidad, orden y ganas; adem√°s le gan√≥ a uno de los ¬Ďencopetados¬í de la A, demostrando que tiene con qu√© volver a esa categor√≠a.

Lo que no se vio ni se oyó

Por Jos√© √ďscar Machado Romero
jmachado@vanguardia.com

El ¬ĎAlfonso L√≥pez¬í estuvo como hac√≠a rato no se le ve√≠a. Todo era una fiesta en las tribunas vestidas de amarillo con una peque√Īa mancha verde en noroccidental.

Eran los hinchas del Nacional, venidos no en buses intermunicipales desde Medellín, sino en  urbanos que los trajeron desde todos los vericuetos del área metropolitana a alentar a su equipo desde ese rincón del estadio de los hinchas visitantes, en donde, pese a las camisetas verdes, se hablaba más santandereano que paisa.

En un costado de la cancha, Michael Steven C√°rdenas, un ni√Īo invidente de 11 a√Īos, esperaba con su camiseta de Nacional la aparici√≥n del ¬Ďverde¬í, para de la mano de Giovanni Moreno salir al centro de la sint√©tica y tener el minuto de gloria que esper√≥ desde que, en la ma√Īana, se instal√≥ en el hotel donde se hospedaba el equipo de sus amores.

Y al lado del ni√Īo, ordenadas en el suelo, las viejas paletas de se√Īalar los cambios, las mismas que hace cinco a√Īos ya estaban deterioradas.

Dando vueltas y atendiendo todos los detalles, el infaltable comisario de campo, √Ālvaro Pedraza, quien en un descuido dej√≥ ver la carta de la Dimayor en la que se le ped√≠a que reclamara el mill√≥n de pesos que se gana el √°rbitro en un partido de la Copa Postob√≥n, los 190 mil de los l√≠neas, los 62 mil del cuarto √°rbitro y, por supuesto, los 95 mil de √©l.

Los hinchas de occidental esperan la salida del Nacional, no para alentarlos, sino para cobrarle a Humberto Mendoza con chiflidos e insultos el gol que hace ocho días puso las cosas más difíciles para el Bucaramanga. El santandereano los mira y los provoca besando el escudo del Nacional que lleva en su camiseta    a la altura del corazón.

Ya en la cancha el partido se hace entretenido, el Bucaramanga domina las acciones todo el tiempo y salvo dos disparos que dan en los palos de su arco, las llegadas son en su mayoría amarillas.

La mejor opci√≥n del primer tiempo se presenta a los 39 minutos, cuando despu√©s de una jugada de laboratorio Ramos le pega por encima del horizontal y el arquero visitante la ve pasar, mira al recogebolas y con una mueca le dice ¬ďche, c√≥mo le dio de duro¬Ē.

En el intermedio los hinchas de occidental vuelven a esperar a Mendoza para lanzarle todo lo que encuentran. El hombre s√≥lo los mira mientras esquiva las botellas y alguien del cuerpo t√©cnico del Nacional les reclama a los de la Esmad por no hacer el t√ļnel con sus escudos.

El segundo tiempo de nuevo favorece al Bucaramanga, que pese a las llegadas ve cómo pasa el tiempo y el gol no aparece. Hasta que en un tiro libre Ulloque la clava en un ángulo al que el arquero argentino nunca llega. Alegría y nervios porque el reloj sigue su curso y el otro gol, el que se necesitaba para que la fiesta fuera un poco más completa, no llega. Y no llegó.

Por eso, después del pitazo del central los jugadores del Bucaramanga se quedan en un costado oyendo la radio para saber si la suerte les permite acceder a la siguiente instancia, mientras que los mismos hinchas de occidente se pegan a la malla a esperar a Mendoza.

Esta vez, con el t√ļnel de la Esmad protegi√©ndolo, el santandereano los mira, pero antes de perderse en el camerino en medio de los madrazos, con el √≠ndice se toca el cuello como dici√©ndoles que est√°n muertos y con el pulgar les se√Īala all√° abajo, entre sus piernas, como para vengarse de los gritos y silbidos que le prodigaron toda la noche.

Copa Postobón  
Resultados de la fase III

Junior * 2-2 Quindío

Bucaramanga 1-0 Nacional

Santa Fe 2-1 Pasto

* Junior ganó su clasificación desde el punto penal, donde se impuso 5-3.

Semifinales
Partidos de ida - octubre 28

Semifinal 1
Nacional vs. Santa Fe  

Semifinal 2
Pasto vs. Junior

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad