El Polo y el liberalismo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-26 01:36:54

El Polo y el liberalismo

Hace cuatro a√Īos, la situaci√≥n del Polo y del liberalismo, era diametralmente opuesta a la de ahora. El Polo se encontraba en la plenitud. Era un partido cohesionado, que jugaba con la nueva realidad latinoamericana, el auge de la izquierda.
El Polo y el liberalismo

En cambio el liberalismo era una fuerza en retirada, dividido y maltrecho.

Ahora han cambiado las cosas: el dividido y maltrecho es el Polo, astillado en pedazos. Por una parte, Lucho Garz√≥n, el de mayor proyecci√≥n carism√°tica, se encuentra fundando un partido de centro en compa√Ī√≠a de otros ex alcaldes. Gaviria se qued√≥ con la maquinaria y las fuerzas m√°s ortodoxas de la izquierda, pero con un caballo de Troya adentro, como son los Moreno D√≠az, quienes est√°n a punto de abrir la caparaz√≥n y apoderarse con su Anapo del Polo. Y como si fuera poco, Gustavo Petro, busca sintonizarse con las fuerzas de izquierda moderada, tipo Bachelet y Lula Da Silva.

El liberalismo en cambio, ha sido rescatado por el expresidente Gaviria, dentro de una l√≠nea de conducta que busca incluir hasta el gato, con tal de cohesionar al liberalismo. Es el caso del presidente de la C√°mara, quien se encuentra en una situaci√≥n m√°s de equilibrista que de pol√≠tico, pues sin haber desertado del uribismo, entr√≥ con todas las de la ley, al liberalismo, que est√° en la oposici√≥n. √Čcheme ese trompo en la u√Īa.

Las consultas de este domingo incluyen la escogencia de candidato presidencial. Pero esa es una instancia apenas, pues el juego no se consolida: se eligen unos candidatos que luego irán a negociación, pues si se lanza Uribe, el juego cambiará.

En el momento en que se lance Uribe, se dispara C√©sar Gaviria como candidato de uni√≥n de la oposici√≥n, si es que quiere hacer un papel decoroso. Y la victoria de Carlos Gaviria que se insin√ļa este domingo, de poco le servir√°, porque tendr√≠a que buscar alianzas con el liberalismo, que es la fuerza con la cual se entiende mejor y tendr√°n que mirar hacia el otro Gaviria: Cesar. As√≠ que poco dir√°n estas elecciones internas de los partidos, porque ninguna de las fuerzas en contienda es determinante y quedan al flujo y reflujo de las circunstancias. La pelea ser√° interna, para definir el mozo de cuadra que le haga frente a las nuevas perspectivas, que no son buenas ni para el liberalismo, ni para el Polo, no obstante la recuperaci√≥n del liberalismo.

El fen√≥meno Uribe es de cuidado, pues el arraigo popular es grande y si la mayor√≠a de los periodistas y operadores de opini√≥n nos encontremos en la oposici√≥n a la reelecci√≥n, no se puede negar el fuerte arraigo de Uribe en el pueblo. Nos encontramos ante una situaci√≥n in√©dita, en que el pueblo se va con un caudillo de derecha que no lo halaga con el mejoramiento econ√≥mico, sino √ļnicamente con una seguridad hasta cierto punto relativa. Quien quiera probar esto, no necesita sino encender la radio, para escuchar a la gente salir en defensa de Uribe ante el embate de los periodistas, de Ch√°vez, de Correa y de la guerrilla. Ahora, si no le sale la reelecci√≥n a Uribe, todo y todos entrar√°n en un nuevo juego.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad