“Al virus A(H1N1) lo están manejando por estrato social” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
25ºC
Actualizado 05:21 pm

“Al virus A(H1N1) lo están manejando por estrato social” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-27 14:35:47

“Al virus A(H1N1) lo están manejando por estrato social”

“Usted es positiva”. Apenas María del Consuelo Delgado de Ortiz escuchó esa frase esta semana no dudó en hacer pública su historia para denunciar que el Ministerio de la Protección Social no está tratando de forma oportuna a los pacientes sospechosos y confirmados por A(H1N1), el virus que ya le quitó la vida a 80 colombianos, entre ellos a un santandereano.
“Al virus A(H1N1) lo están manejando por estrato social”

Dice que después de salvarse asume una misión: evitar que más personas sigan muriendo por este tipo de influenza y que esta pandemia -declarada así por la Organización Mundial de la Salud- se les siga saliendo de las manos a las autoridades que sostienen que todo marcha bien, porque realizan la vigilancia epidemiológica y suministran a tiempo los tratamientos.

María, de 53 años y músico de profesión, controvierte tales afirmaciones y no le sobran palabras ni las ganas para ‘cantarle la tabla’ a las autoridades, a partir de su dura experiencia con el virus:

Así narró María del Consuelo Delgado su drama a Vanguardia.com

El inicio: una tos

“Todo empezó el pasado 1 de septiembre con una tos seca y una molestia en la garganta. Al otro día estaba prendida en fiebre, con muchísima tos y dolor en el cuerpo. Por eso, me fui a mi EPS, el Hospital Militar. Allí de inmediato me atendieron y por fortuna la doctora de turno me tomó los exámenes y las placas, y me dijo que estaba mal. No pensé ni siquiera en el virus A(H1N1). Creí que era una bronquitis, qué sé yo. De inmediato empezaron un tratamiento con fuertes antibióticos cada seis horas. Gracias a Dios y a eso, es que ahora yo estoy contando el cuento.

“Pensé que moriría”

Fueron cuatro días de hospitalización. Sinceramente sentí que me iba a morir, me sentía muy, pero muy mal. Los pulmones me sonaban como fuelles y expulsaba una cosa como amarilla. Es que ese virus prácticamente se come los pulmones. Duré hospitalizada como cuatro días con todos los cuidados y bajo aislamiento absoluto. Todo el que entraba a mi habitación tenía que tener careta y vestido de protección. Fue entonces cuando me hicieron el examen de prueba, porque ya era sospechosa de tener el virus.

Tamiflú llegó tarde

Si no hubiera sido por el servicio que me prestaron en la clínica y porque me pusieron antibióticos fuertes, yo no estaba contando ahora el cuento. El Tamiflú sólo llegó tres días después, porque el Hospital no lo tenía. Creo que fue hasta esta semana que les enviaron algunos tratamientos. ¿Cómo sucede eso, si es que se trata de una pandemia? Esa es mi queja. No es que tenga algo en contra del Presidente, pero es que esto lo están manejando por estrato, por condición social, por palanca. Tuve la gran suerte de tener ese seguro médico, de que me dieran atención y esos antibióticos.

La prueba, también

Como le digo, el Tamiflú llegó tarde y no sólo eso. A mí me hospitalizaron el 2 de septiembre y hasta el pasado 22 de septiembre reportaron al hospital que yo era positiva para el virus. Y todo fue por pura coincidencia, porque ese día tenía que ir una cita médica cuando una mayor me dijo: ¿Doña Consuelo, ya fueron a su casa los del Ministerio? Yo le respondí que no, que por qué. Y ella me dijo: Es que usted salió positiva. ¿Pero cómo? Me pregunté. Les dije que no, que cómo podía ser, que eso era una irresponsabilidad. Estaba asustada de haber contagiado a mi familia y a las personas con las que había compartido.

Sin vigilancia

Es verdad, a mi casa absolutamente no ha ido nadie del Ministerio de Salud. Por eso les digo que no están manejando las cosas como se debe. Esto no es un juego. Esto es una pandemia, una cosa seria. Cuando estuve hospitalizada sentía un malestar terrible, espantoso. A mí me da mucha tristeza que tanta gente haya muerto por negligencia. En otros países eso no pasa. Tengo una hija en Inglaterra y allá la persona que está enferma llama a su EPS, la atienden, le dan las recomendaciones e incluso le envían el medicamento a su casa. ¿Qué están esperando acá?

Días difíciles

Afortunadamente el médico me explicó que después de que uno recibe el tratamiento no contagia a nadie. Pero estos últimos 20 días han sido difíciles y delicados en qué sentido. A mí el Tamiflú no me produjo reacción, pero por tanto antibiótico mi estómago y flora intestinal quedaron alterados. Ahora tengo que tomar bebidas nutritivas y muchas vitaminas, porque la comida poco me provoca. Creo que también resistí porque el mal me cogió fuerte. Además tengo que alejarme de los cambios de temperatura, de no estar en sitios donde haya mucha gente y de tener todos esos máximos cuidados durante un mes.

Quiero que sepan

Desde que salí de la clínica obviamente uso tapabocas, sobre todo para protegerme porque en realidad el médico me dijo que no hay riesgo de que ahora contagie a alguien. Para mí es un peligro que en estos momentos ahora se me acerque alguien con gripa o con cualquier complicación viral. Eso a mí no me lo advirtieron, cosa que debió haber hecho el Ministerio de Salud. Ellos por ejemplo debieron ir a mi apartamento, analizar con quiénes vivo y cuál es mi entorno. A mí no me importa que toda la gente sepa que salí positiva. Quiero que la gente tome conciencia, sepa que esto no es un juego y que el Ministerio no está manejando esto bien.

Sigue la espera

En vista de que el Ministerio no vino a visitarme, decidí llamarlos. Me identifiqué, les conté la historia y la señorita que me contestó se azaró. Fue cuando le dije que era importante que me visitaran, que mi hijo tenía tos y que podía ser sospechoso. Pero no, no han hecho absolutamente nada. Cómo a una persona de alto cargo sí le hacen los exámenes inmediatamente. ¿Qué pasa con las personas que no tienen recursos, que no tienen Sisbén? ¿O sea que hay que ser Presidente o Ministro? Para mí no existen las clases sociales. Por eso es que hago esto, porque no quiero que le pase a más nadie, no quiero que muera más gente. Dios y los médicos me salvaron para que hablara.

Me expuse

Aunque siempre usé y uso careta y me cuido en la alimentación, sí me expuse en muchas oportunidades a ‘ganarme’ una neumonía. Soy músico y la semana antepasada estuve como en cinco eventos. El sábado que estuve cantando sentía que me iba, que me desmayaba. Quiero reiterar que después del tratamiento, el médico me dijo que yo ya no contagiaba a nadie. Pero si alguien lee esto, les digo que tomen conciencia. Que no señalen a alguien que tiene tapabocas, que si tienen gripa, lo usen, y consulten al médico. A cualquier persona le puede suceder. Yo no pensaba que fuera positiva, yo pensé que tenía era una bronquitis.

Apoyo familiar

El apoyo de mi familia ha sido excelente. Claro que cuando mi esposo se enteró estaba furioso con el sistema de salud. Lo calmé y le dije que gracias a Dios él estaba bien… Tengo cuatro hijos, dos que están acá y dos que viven en Inglaterra. Mi hijo, el que tenía tos, ya fue a su EPS, pidió el examen y le salió negativo. Todos se sienten bien, pero la idea es que el Ministerio les haga las pruebas. Ahora me preocupa mi hija. Ella estuvo conmigo acá y viajó a Inglaterra la semana pasada, inocente de que yo era positiva. Estoy tratando de digerir la noticia para llamarle y decirle: Mamita, vaya donde un médico a que le hagan un examen porque yo salí positiva.

No más silencio

En este país todo el mundo calla, por eso es que pasan tantas cosas. Sin conocer los cuadros clínicos, estoy segura de que muchas personas han muerto por descuido y negligencia. Porque los mandan de una para la casa y cuando regresan no hay nada que hacer, porque ya no tienen pulmones. Lo que pasa es que eso lo confunden con una gripa fuerte…

El llamado

Les pregunto a los del Ministerio, qué sucedería si se les enfermara su mamá. Si esperarían 20 días para entregar el examen y tres para darle el Tamiflú. Esto no se debe tratar con palanca ni con rosca. Les pido respeto y humildad con las personas, que atiendan de inmediato a quienes llegan con los síntomas. A las autoridades locales les pido que tomen acciones, que sepan manejar esto, porque se les pude salir de las manos. Señores del Ministerio, esto no es un juego”.

¿Qué es el A(H1N1)?

Es un nuevo tipo de influenza, declarado como pandemia desde junio pasado. Los síntomas de alarma son dificultad para respirar, dolor de cabeza, fiebre, dolor torácico, esputo sanguinolento o de color anormal, así como alteraciones de la conciencia y caída de la presión arterial. El protocolo de atención indica que quienes presentan estos síntomas deben acudir con urgencia al médico.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad