Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
23ºC
Actualizado 10:19 am

R√≠a nos permiti√≥ ¬ĎVolver a Sonre√≠r¬í | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-28 05:00:00

R√≠a nos permiti√≥ ¬ĎVolver a Sonre√≠r¬í

R√≠a Nicole Gallinat es natural de Kiel, una ciudad del norte de Alemania. Ella, de 39 a√Īos y licenciada en Idiomas, sin pedirle ni un solo peso al gobierno local, logr√≥ lo que ning√ļn funcionario ni mucho menos pol√≠tico alguno ha hecho: darles afecto, comida, vestido y, en general, un hogar digno a 400 ni√Īos humildes del √°rea metropolitana de Bucaramanga.
R√≠a nos permiti√≥ ¬ĎVolver a Sonre√≠r¬í

Hace 9 a√Īos cre√≥ su propia ONG, con la cual ha podido darle asistencia a la comunidad infantil desprotegida de los asentamientos ¬ĎGonz√°lez Chaparro¬í y ¬ĎGranjas de Provenza¬í, al sur de la meseta.

Esta rubia, de tez blanca, ojos claros y quien lleva en sus venas ese furor teut√≥nico que identifica al √≠mpetu de los germanos, se ¬Ďencarret√≥¬í con Bucaramanga. Por eso, dej√≥ atr√°s las lenguas y se dedic√≥ a lo que ella denomina como su ¬ďmisi√≥n social en este mundo¬Ē.

Para fortuna de nuestra ni√Īez, ella ¬Ďadopt√≥¬í a los indefensos menores que se refugian en asentamientos constituidos por hogares desplazados por la violencia.

Al principio llam√≥ a su fundaci√≥n con el nombre de ¬ĎCaritas Felices¬í. Despu√©s, cuando comprendi√≥ que la tierna mirada de un ni√Īo deja de ser triste con una gota de afecto, decidi√≥ cambiarle el nombre a su instituci√≥n. Entonces la bautiz√≥ as√≠: ¬ĎVolver a Sonre√≠r¬í.

Dice que con ese t√©rmino podr√≠a definir a su nueva forma de ver el mundo: ¬ďQuise escapar de los esp√≠ritus acartonados, de la vida de reconocimiento y del confort. Hoy s√© que nada enciende tanto las ganas de vivir, como el alma de un ni√Īo¬Ē.

Tal vez por eso, de su bolsillo y de los de algunos amigos europeos, saca los recursos necesarios para socorrer a sus peque√Īos ¬Ďreto√Īos¬í y para sostener a su singular fundaci√≥n.

R√≠a Nicole, hija de un polic√≠a finland√©s y de una consagrada maestra alemana, estudi√≥ docencia en la Christian Albrechts University. Domina el ingl√©s, el espa√Īol y, por supuesto, el alem√°n.

Y aunque es alemana, grita los goles de la Selecci√≥n Colombia, se ¬Ďmuere¬í por los vallenatos del Binomio de Oro y no para de comer mute cada vez que viene a nuestra tierra.

Es la madre de Federico, su √ļnico hijo. Lleg√≥ a nuestro pa√≠s en el a√Īo 2000, tras un intercambio profesional. Al principio, s√≥lo ven√≠a a dictar clases del idioma alem√°n, en un prestigioso colegio con sede en Bogot√°.

Una vez radicada en la Capital de la Rep√ļblica, tuvo que acostumbrarse a muchas cosas que, por su forma r√≠gida de ser, jam√°s hab√≠a experimentado: ¬ďFue dif√≠cil, pero poco a poco aprend√≠¬Ē.

Sin saber ni una letra del espa√Īol, comprendi√≥ qu√© era eso de la famosa ¬Ďhora colombiana¬í, descubri√≥ el encanto de la llamada ¬Ďmalicia ind√≠gena¬í, escuch√≥ por primera vez un vallenato y hasta entendi√≥ ese lema que dice: ¬Ď¬°T√≥mala suave!¬í.

Despu√©s vio que la pobreza atropella duro a los colombianos y, por eso, se propuso cristalizar su idea de velar por los ni√Īos humildes.

En sus viajes por el pa√≠s conoci√≥ a la capital santandereana, ¬ďuna ciudad que me conmovi√≥ por las dif√≠ciles condiciones en las que viven muchos hogares, afectados por el desplazamiento forzoso¬Ē.

Hizo contactos con algunas personas de su tierra natal y de otros países de Eurpoa y enfiló baterías en favor de sus adorados chiquitines bumangueses, los mismos que hoy tienen la oportunidad de estudiar, de vestirse y de alimentarse con las donaciones de esta altruista alemana.

No pide nada por su labor social. Sin embargo, quiere conseguir¬† ¬Ďpadrinos¬í para su causa: ¬ďAy√ļdenme y ver√°n c√≥mo se conmover√°n al ver caritas de ni√Īos volviendo a sonre√≠r¬Ē.

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad