Le temo a la soledad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-28 05:00:00

Le temo a la soledad

No he podido entender por qué a mis 42 años no he podido encontrar una persona con quien me pueda casar para organizar una familia tal como viví con mis padres.
Le temo a la soledad

Soy profesional y gozo de una estabilidad económica que me permite disfrutar de ciertas comodidades, sin embargo, mi campo afectivo se ha visto afectado por haber encontrado hombres que al final no quieren una relación seria y encaminada al matrimonio.

Resulta doloroso pensar llegar a la vejez sola. Me considero una mujer bonita, inteligente, agradable, alegre. Ahora reconozco que solo han buscado en mí aprovecharse de la ternura y cariño que brindo, sin darle importancia a los anhelos de casarme y mucho menos al poder tener unos hijos y realizarme como mujer.

Quisiera saber cómo podría manejar la situación y qué posibilidades existen para lograr cumplir este sueño. Le temo a la soledad. Agradezco la orientación que me pueda brindar.

Respuesta

Amiga mía: Han pasado muchos años a través de los cuáles ha logrado consolidar su imagen profesional. Ahora llego el momento de centrar su atención en hallar en su camino una persona que reúna las condiciones como complemento de su especial forma de ser.

Debe propiciar espacios donde pueda conocer hombres igualmente solitarios que sin pretender aprovecharse de su inquietud o vacío afectivo, darán oportunidad de iniciar una amistad para descubrir esa magia que les puede llevar al matrimonio.

Todo se dará. Es ahí donde podremos confirmar aquella bella frase que dice: “Si alguien ha de ser para ti Dios te lo tiene guardado”. Crea, haga y agradezca. Todo tiene una razón de ser.

Reflexión

Soledad más que una circunstancia es una oportunidad para replantear la forma de pensar, sentir y actuar. Reconozca no solo sus talentos o capacidades sino ante todo los defectos que sin darse cuenta, han podido limitar el encuentro con el verdadero amor.

Tal vez ha proyectado la imagen de una persona malgeniada, celosa, impulsiva, intensa, agresiva, insegura. Analice, comprenda, acepte y actúe sin vacilación para cambiar aquello que obstaculiza el encuentro con el amor y la felicidad.

El tiempo no se detiene. Permita encontrar ese ser que le puede brindar la compañía que requiere para el resto de su existencia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad