Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
20ºC
Actualizado 10:13 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-29 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

En esta visita inesperada a la finca del yerno, doctor Jairo Serrano y mi hija Luz Marina Chinchilla, quienes con orgullo y satisfacción disfrutan hoy de una casa campestre, donde se descansa en forma total alejada del bullicio de la ciudad, donde se respira aire fresco y un ambiente de total seguridad, como es la Mesa de Ruitoque.

Que Dios los bendiga y los deje disfrutar a plenitud de su nueva adquisición, donde se puede descansar de verdad.

El general Yesid Vásquez, nuestro Comandante en los últimos meses, ha dado muestras de que las estrellas que luce con orgullo, son muy bien ganadas.

No de otra manera nuestro Santander estuviera bien en cuanto a decomisos de droga, golpes al narcotráfico, a la delincuencia común y tantas otras manifestaciones del delito que por desgracia es en todo el país.

Claro, reconocemos que a pesar de todo lo hecho, falta mucho todavía y es que para los narcotraficantes no hay ley que valga y menos para la delincuencia común y organizada, ya que todos los días inventan nuevas estrategias que obligan a las fuerzas del Estado también estar adelantadas con estas nuevas formas del delito.

Pedro J. Chinchilla Meza

Del impacto de residuos y otros que no lo son

Del artículo de vanguardia titulado “cambio de aceite a vehículos debe hacerse en lugares reglamentados”, según llamado del ministro de Ambiente. No conozco denuncia sobre la estación de servicios para tractomulas ubicada antes del peaje de Curos, a escasos 5 metros de la ribera del rio blanco, incluido cambio de aceites y otros.

Es una ofensa y maltrato a este rio que vierte sus aguas al Chicamocha, tiene otros usos comerciales este rio por esta misma vía y nadie ni ONG ambientalistas les duele. Aquí no vemos las famosas acciones populares, que en otros lugares hacen tanto bien, como a veces no.

Conozco una acción popular en un municipio comunero, contra un proyecto agro avícola sostenible, donde no se pudo demostrar daño alguno a la naturaleza, sin embargo sí desestimuló la inversión, la creación de empleo y el mejoramiento de suelos.

Son fundamentales las denuncias contra los daños ambientales, pero también es importante la ética y ante todo todas las cartas sobre la mesa; nosotros necesitamos de la naturaleza, pero a veces la naturaleza nos necesita.

Ernesto Rodríguez Albarracín


Silvia Galvis Ramírez

Con el fallecimiento de esta dama, desaparece la periodista más ilustre que tenía Colombia hasta ese momento, porque sus escritos eran muy acertados.

Recordamos su columna “Vía Libre” por sus críticas constructivas para el mejor desarrollo social del país, aportación a la cultura y en defensa de los derechos humanos.

Su vida es un ejemplo para las generaciones intelectuales de ahora.

Alfonso Prada García


Periodista y escritora

No nos equivocamos al afirmar que Silvia Galvis Ramirez fue una de las mujeres mejor formadas del solar nativo.

Dueña de excepcional cultura y con desmesurado continente humano que hacía de esta santandereana la valiosa unidad que conocimos, como que fue directora del periódico de su familia.

Una docena de libros preparados por la escritora, obtuvieron el favor de la crítica que otorgó a la doctora Galvis, los mejores reconocimientos para su tarea periodística, asignándole, además, el máximo galardón bajo el título de premio Simón Bolívar de la especialidad.

Silvia en su trabajo literario fue polémica. En la Universidad de Los Andes estudia Ciencias Políticas y en Estados Unidos y Alemania idiomas, conformándose como lectora de textos en sus lenguas nativas.

Ensayista y fuerte comentarista de hechos políticos, filosóficos, religiosos ya que ningún tema fue ajeno a su índole contestataria preparada para las lides mayores del ingenio y el talento. Como corresponde a los elevados propósitos que manejo en achaques de pensadora conspicua.

Su vida plena de acciones auténticas, dejó ver el compromiso de una voluntad indomenable, que en los años 80, con la dirección del periódico, crea la Unidad Investigativa que agitó las vigilias de una prensa inmovilizada.

Por aquellas calendas mantuvimos varios años en Vanguardia nuestra columna de “Crónicas en Alpha”.

Pérdida grande la de esta mujer que vivió un verdadero combate en busca de las esencias perdidas.

Paz para su tumba.

Julio Valdivieso Torres

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad