La antipolítica | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-03 05:00:00

La antipolítica

El domingo anterior el partido liberal y otro realizaron la consulta para escoger candidato presidencial y elegir directorios. Predomin√≥ la abstenci√≥n, fruto de la antipol√≠tica visible en muchas personas, asqueadas de la actividad p√ļblica.
La antipolítica

Cada d√≠a un esc√°ndalo, que se hace p√ļblico gracias a los peri√≥dicos. V√©ase la elevada misi√≥n de la libertad. Y pensar que hay quienes nos proponen camino diferente, la violencia que implica ocaso de la libertad; los violentos nos indican c√≥mo ser√≠a su triunfo, sin libertades, con narcotr√°fico financiando la barbarie. La antipol√≠tica vigente tiene fundamento en la pol√≠tica actual. No debe extra√Īar que en tal ambiente se llegue al asesinato de personas cuando estorban o denuncian. Pero la abstenci√≥n como reacci√≥n conducir√° a peores resultados. ¬ŅDejar a los corruptos solos? Porque si los honrados no act√ļan, estar√°n ellos muy contentos en su soledad y sus vitandas acciones, contra el inter√©s com√ļn que exige pureza administrativa y respeto a lo colectivo.

El escritor h√ļngaro Gyorgy Konrad escribi√≥ acerca de ¬ďL¬íantipolitique¬Ē refiriendo la que exist√≠a en Europa Central, que desemboc√≥ en oprobiosas dictaduras. Agrega que la misma, posterior a la guerra, pudo ser soluci√≥n si hubiese actuado como tercera v√≠a encaminada a soluciones mejores, cuando el mundo se enfrentaba en dos bloques. Europa se modernizaba, emancip√°ndose de las potencias tutelares. Ten√≠a la antipol√≠tica la forma de resistencia a dictaduras humillantes que siguieron a la guerra, con su poder exorbitante que surg√≠a de la estatizaci√≥n que, aqu√≠ nos proponen, en nombre de un socialismo ut√≥pico. Lo mejor para el hombre es ser protagonista de su propio destino, que s√≥lo vendr√° dentro de la libertad.

Es lo que se dijo que se debía hacer cuando parecía imposible hacer cualquier cosa. Entre lo que aquí se debe hacer, veamos que se ha ampliado la democracia y si se controla, se puede ampliar más, para que las fuerzas de reserva de la antipolítica actual se decidan a obrar; para combatir la corrupción avasallante que nos hace gritar. Véase que no hay más que el aprovechamiento de las fechas electorales venideras, mirando con positivo interés las cosas, dejando de lado la decepción explicable que el ambiente mefítico actual nos suscita. El liberalismo ya escogió su candidato presidencial pero le queda el nudo gordiano de escoger con lucidez Congreso, Asambleas y Concejos, oponiéndose a los corruptos de todos los pelajes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad