La versatilidad de un caporal | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-16 05:00:00

La versatilidad de un caporal

Lo criticaron por cantar joropos, aunque hab√≠a nacido en Charal√°, y √©l contest√≥ cantando que para nuestra m√ļsica no importa la patria chica; importa el hecho de ser y sentirse colombiano.
La versatilidad de un caporal

Ramiro Alonso Pilonieta Pico recorre con su voz la m√ļsica de todos los rincones de nuestro pa√≠s, y en cada una de sus interpretaciones pone su alma y demuestra que la patria grande se lleva adentro, no importa cu√°l sea la patria chica.

Comenz√≥ a cantar en 1980, cuando gan√≥ un concurso municipal en su tierra, y su premio fue un traje de ba√Īo y un radio transistor. M√°s tarde, en Bucaramanga, repiti√≥ triunfo en el colegio Tecnol√≥gico y, mientras estudiaba m√ļsica en el Dicas, se comprometi√≥ como baterista en el grupo baladista Montecarlo, dirigido por Juan Diego Garc√≠a, invitado como grupo de planta del programa ¬ĎBuscando estrellas¬í, de Radio Bucaramanga. Posteriormente, el grupo cambi√≥ su nombre por el de ¬ĎN√©mesis¬í. Durante los cinco a√Īos como baterista, fue invitado como timbaletero a la orquesta de Pastor L√≥pez, cuando, con motivo de la feria de Bucaramanga, debi√≥ remplazar al titular, y su nombre fue el m√°s recomendado por los m√ļsicos de entonces.

Es uno de sus momentos m√°s importantes en el trasegar de la m√ļsica, no s√≥lo por lo que significaba su participaci√≥n en la orquesta, sino porque termin√≥ comprando las timbaletas que hab√≠an sonado en las m√°s famosas grabaciones de esta agrupaci√≥n venezolana.

Despu√©s se vincul√≥ como empleado en Ecopetrol, se cas√≥ y se ajuici√≥; es decir, trabaj√≥ con empe√Īo para sacarle tiempo a la m√ļsica. En Barrancabermeja, aumentaba su trabajo semanal para pegarse a un cuatrista llanero, y, luego, en Santa Marta, como gerente de carga, se ali√≥ con Germ√°n Quiroga, ¬ĎCucaracho¬í, m√°s m√ļsico que transportista, para dedicarle los fines de semana al canto llanero, despu√©s de trabajar el doble durante toda la semana en el proyecto de transporte de carb√≥n entre el Cerrej√≥n y Santa Marta.

Su vinculaci√≥n con los tres grupos de los que hoy es protagonista vino desde su regreso a Bucaramanga. En una reuni√≥n contrat√≥ al grupo ¬ĎLlano y Folclor¬í para celebrar el cumplea√Īos de su padre, y conoci√≥ al arpista Hernando Unda, con quien se comprometi√≥ de inmediato en el grupo ¬ĎJoropo y Leyenda¬í, que hoy tiene en su haber tres discos compactos, con temas propios: ¬ĎSin envidias por la paz¬í, ¬ĎSantander y Llano, siempre unidos¬í y ¬ĎCanto a mi pueblo y al Llano¬í. Una noche, en el Museo de Los Curos, de √Čdgar Aldana, departiendo con sus amigos y paisanos, el maestro Pedro Nel Mart√≠nez y los Hermanos L√≥pez, se ofreci√≥ como timbaletero para la m√ļsica de los hermanos Jaime y Enrique Urintive; y result√≥ tan celebrado y festejado el primer ensayo, que acordaron otro para dos d√≠as despu√©s, y se top√≥ con la chanza del cantante del grupo, Jorge Reyes, que sac√≥ del ba√ļl de los recuerdos las timbaletas oxidadas, despu√©s de veinte a√Īos, y se las ofreci√≥, listas, restauradas y relucientes.

As√≠ se dedicaron al montaje de temas ¬ďal estilo corralero¬Ē, y se reestrenaron como los ¬ĎFen√≥menos Sabaneros¬í. Luego vino la tanda de bambucos, cuando una ma√Īana de domingo, recuper√°ndose de un trasnocho, recibi√≥ la llamada del director de Los Muchos para invitarlo a integrarse al grupo como cantante y percusionista. Ante tanto compromiso, recurri√≥ a la complicidad de Chelito, su esposa: ¬ď¬ŅT√ļ qu√© dices?¬Ē, y ella respondi√≥: ¬ďHumm; ¬°¬Ďt√© ver√°¬Ö! √Čl, por supuesto, lo tom√≥ como un ¬Ďs√≠¬í, y desde entonces anda en los tres grupos, organizando su tiempo para cumplirle a la m√ļsica llanera, a la corralera y a los bambucos, a su familia y a la gerencia de una empresa de transporte. Y a todo le cumple, con sonrisa y se√Īor√≠o, como corresponde a un verdadero caporal.

Ma√Īana, durante las ferias y fiestas de Charal√°, Ramiro Pilonieta, el Caporal de la Canta har√° la presentaci√≥n de su √ļltimo trabajo del folclor llanero: una terna de videos que, por supuesto, fueron grabados en su tierra, con la compa√Ī√≠a de sus paisanos y amigos, los mismos que lo han acompa√Īado y lo acompa√Īar√°n en todos sus proyectos, porque saben que tiene el √©xito asegurado, porque el Caporal siempre entrega con su voz una sensible dosis de respeto por lo nuestro, afecto por la m√ļsica y amor por sus semejantes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad