Coaliciones programáticas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-04 05:00:00

Coaliciones programáticas

Una vez elegidos en consulta popular Rafael Pardo y Gustavo Petro como candidatos presidenciales del Partido Liberal y del Polo Democrático, el siguiente paso es la conformación de las coaliciones interpartidistas para escoger los candidatos únicos, tanto del uribismo como de las fuerzas progresistas, que se deben enfrentar en las elecciones de mayo del año entrante. De hecho, ya empezaron a darse los primeros contactos, pronunciamientos e inclusive descalificaciones entre las distintas fuerzas políticas.
Coaliciones programáticas

La necesidad de las coaliciones es evidente. Lo que muestran las encuestas es que en el escenario en que Uribe no es candidato (que es el único escenario posible si no se quiere violar la Constitución y acabar con las instituciones democráticas), no hay ningún candidato que tenga el arrastre para ganar por sí solo. En el caso extremo, la coalición se tendrá que hacer a la fuerza después de la primera vuelta de las elecciones, porque solo dos candidatos pasarán a la segunda, pero sería mejor que se hiciera antes para debatir y acordar programas comunes.

Son muchos los nombres que están en la contienda. Por el lado de los candidatos conservadores, tendrán que elegir entre Noemí y Marta Lucía, Santos y Arias, y en la orilla opuesta entre Pardo, Petro, uno de los tres tenores y eventualmente Sergio Fajardo, si quiere llegar a la segunda vuelta.

En este proceso la peor parte la lleva Vargas Lleras. En el campo conservador, al que pertenece por convicciones ideológicas, no lo quieren porque lo ven como un traidor que abandonó al máximo líder conservador, el presidente Uribe. Y aunque quiere ubicarse dentro del campo progresista, él mismo ha dicho que tiene muy poco en común con las ideas y programas de los partidos socialdemócratas.

Lo que está en juego en las próximas elecciones va mucho más allá de la persona del Presidente, es el modelo de sociedad que se quiere construir. Uribe mismo ha dicho que lo importante es reelegir sus políticas de seguridad democrática, confianza inversionista y cohesión social. Frente a este objetivo político que aglutina a las fuerzas conservadoras del país, la coalición de los partidos progresistas tiene la tarea urgente de llegar al poder para cambiar el rumbo que le ha dado al país el neo-conservatismo de los últimos gobiernos y empezar a construir una sociedad equitativa, segura e incluyente.

Una sociedad en la que haya mucha más seguridad, sobre todo la que tanta falta hace en las ciudades, pero con democracia y respeto de la ley. Una sociedad donde la confianza de los inversionistas no se construya con regalos a los ricos a expensas de los trabajadores y los campesinos.

Una sociedad donde la cohesión social no se construya sobre la endeble base de las migajas repartidas por la generosidad del mandatario, sino sobre la garantía de los derechos económicos y sociales de toda la población y la protección de los más pobres.

El Partido Liberal lleva doce años marginado de la dirección general del Estado y el Polo Democrático sólo ha tenido el manejo de algunas alcaldías y gobernaciones donde no se definen las políticas del país. El reto de estos partidos, si de verdad quieren ser progresistas, es aliarse para llegar al poder, no como un fin en sí mismo ni para la repartija burocrática, sino para volver a poner al Estado al servicio del bienestar del pueblo, dando un viraje radical a las políticas económicas conservadoras que han predominado en los tres últimos períodos presidenciales.

Las coaliciones entre partidos, si quieren ser exitosas y duraderas, no pueden definirse por lo negativo, en contra de alguien, sino que deben ser propositivas y  tienen que construirse sobre la base de acuerdos programáticos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad