Publicidad
S谩b Feb 25 2017
22ºC
Actualizado 12:02 am

Por los caminos de Guadalupe | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-06 05:00:00

Por los caminos de Guadalupe

Guadalupe es tierra de concordia. Las calles, las casas, la iglesia, el parque y sus atractivos naturales parecen haber sido pensados para hacer de este lugar una generosa expresi贸n de tranquilidad y unidad.
Por los caminos de Guadalupe

Pese a ser apacible y sus atractivos naturales tan especiales, generalmente a Guadalupe (Santander) se llega atra铆do por el impulso de otros viajeros que retornan a la gran ciudad regocijados con los pozos, cuevas y paisajes que disfrutaron en un viaje, quiz谩s ni programado.

Unos m谩s llegan atra铆dos por las fincas que lo circundan, otros por la Catedral de Nuestra Virgen de Guadalupe donde el amor deja de ser imposible, y algunos para conocer los caminos que recorri贸 聭El Libertador聮 Sim贸n Bol铆var.

Motivos sobran, dicen quienes han ido no una sino dos y m谩s veces a Guadalupe, como Delf铆n Albarrac铆n, un gran conocedor de caminos y vericuetos de Santander, para quien Guadalupe es un destino m谩s que ex贸tico.

Y es tanto el gusto que Guadalupe ha despertado en eventuales viajeros, que hace poco m谩s de un a帽o alguien tuvo la iniciativa de fundar all铆 un hotel, que tiene 25 habitaciones disponibles.

Desde ese entonces el viaje se puede hacer con menos prisa, aunque el disfrute es igual para quienes llegan en una madrugada de domingo o lunes festivo, porque antes de que el sol despida el d铆a ya se ha conocido Guadalupe y se est谩 listo para regresar.

Tierra de contrastes

Para llegar a Guadalupe primero hay que ir hasta Oiba, distante cuatro horas de Bucaramanga por la v铆a que comunica a Bogot谩. En Oiba se toma la variante y se recorre hora y media m谩s.

Como en todos los pueblos, el coraz贸n tambi茅n lo conforman la iglesia y el parque. Sin embargo, las gigantescas palmeras que all铆 se levantan, 68 en total seg煤n dicen algunos habitantes, hacen de este lugar un peculiar escenario.

La mano del hombre las sembr贸 en forma sim茅trica y la naturaleza las erigi贸 muy rectas lo que en conjunto crea un bello paisaje para el mejor de los retratos. En el centro del parque se levanta el 脕rbol de la Libertad, de tronco grueso y corto, pero de extensas ramas, que lleva m谩s de un siglo en el lugar.

A un costado del parque est谩 la colorida Casa de la Cultura y en otro, la iglesia, esta 煤ltima construida en piedra extra铆da del mismo pueblo. Desde all铆 se tiene una de las mejores vistas de esa parte del municipio, envidiable en la noche por el viento que circula.

A esa misma iglesia, cuenta la historia, llegan corazones solitarios en busca de amor, que encuentran en la Virgen de Guadalupe el mejor intermediario de San Antonio. Justo al fondo del altar se puede observar un cuadro de la patrona, que fue donado hace a帽os por unas mexicanas.

La historia tambi茅n da fe que la calle por la que se desciende a la iglesia fue sitio de paso de Sim贸n Bol铆var. As铆 se lee sobre una piedra que resume parte del periplo de 聭El Libertador聮 por tierra comunera.

Recorrer la parte urbana se hace en cuesti贸n de minutos. Casas bellamente vestidas de verde y blanco rodean el parque y dan paso a algunas v铆as empedradas. Plaza, algunas tiendas, restaurantes, panader铆as y almacenes de insumos agropecuarios completan el lugar.

Sin embargo, antes de adentrarse en la zona rural vaya hasta la casa de los ancianos, ubicada a la entrada del pueblo, y la Escuela Normal Superior Mar铆a Auxiliadora, muy reconocida por su arquitectura colonial y su calidad acad茅mica.

As铆 es el pueblo, el de todos los d铆as, pero de caminos abiertos a la aventura, al encuentro con riquezas naturales nada comunes que estando all谩 no puede dejar de visitar.

Aventura natural

La quebrada El Salitre, la cueva del Perico, la cascada La Chorrera, el pozo La Gloria, la quebrada Las Gachas y la cueva El Berraco hacen parte de los principales atractivos naturales de Guadalupe.

El que m谩s atrae turistas es la quebrada Las Gachas. Para llegar all铆 hay que caminar desde el pueblo 45 minutos por una trocha. Durante el trayecto se puede disfrutar el paisaje que conforma la Hoya del r铆o Su谩rez.

En Las Gachas el encuentro es con un fen贸meno natural inusual. Por la larga piedra por donde corren las cristalinas y fr铆as aguas de la quebrada se han formado m煤ltiples cr谩teres, de distintos di谩metro y profundidad o, como dice el caminante Delf铆n Albarrac铆n, un聽 jacuzzi natural, en cuyo interior se puede disfrutar de un espl茅ndido ba帽o. No he visto esta obra de la naturaleza en ninguna otra parte, agrega.

Si de cuevas se trata est谩 la del Perico, a escasos 30 minutos de caminata desde el pueblo. 聯A la entrada de la cueva la roca forma varios salones amplios, en uno de los cuales se tall贸 una imagen de la Virgen de Guadalupe y, eventualmente, se celebra misa. No es una cueva profunda, y los alrededores son especiales para paseos de olla, asados聟聰, expresa Jorge Eduardo Useda, secretario de Gobierno del municipio.

Cerca de all铆 est谩 la cascada La Llanera con un salto de aproximadamente 60 metros.

En El Berraco, cueva de 400 metros y con forma de ese, las rocas crean salones amplios. En el centro los visitantes se encuentran con una quebrada que, por fuera de la cueva la roca est谩 totalmente cubierta de musgo.

Lo que nadie explica de El Perico y El Berraco es la raz贸n de sus nombres. Por la zona no hay pericos, y berracos, no se sabe, dicen los pobladores.

Y si quiere disfrutar de un salto de agua debe visitar la cascada La Chorrera, en l铆mites entre San Jos茅 de Suaita y Guadalupe, de aproximadamente 100 metros de altura, pero con un pozo peque帽o para los ba帽istas.

Tambi茅n sobresale el sitio El Tirano, cuyo pozo de agua fr铆a invita al ba帽o. Otro lugar para paseos es Bocas de la Pava, donde se une la quebrada La Pava con el r铆o Su谩rez, tambi茅n ideal para disfrutar en familia.

Otro pozo de gran atractivo es La Gloria, que desde el pueblo se llega a pie luego de 25 minutos de traves铆a.

El pozo La Gloria fue represado y sobre una gran piedra hay una ca铆da de agua ideal para deslizarse, lo que la convierte en gran atractivo tur铆stico. A diferencia de los otros pozos, 茅ste cuenta con vestieres y espacios para cocinas que ha habilitado la administraci贸n municipal.

Cualquiera que sea el lugar escogido lo ideal es ir con un gu铆a, generalmente un joven del pueblo que enriquece el viaje con historias de la regi贸n.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad