OEA advierte a Micheletti y Zelaya que crisis empeorar√° si no hay acuerdo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-10-07 21:20:52

OEA advierte a Micheletti y Zelaya que crisis empeorar√° si no hay acuerdo

El diálogo entre delegados del presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, y del depuesto gobernante, Manuel Zelaya, comenzó hoy en Tegucigalpa bajo la advertencia de la Organización de Estados Americanos (OEA) de que deben lograr pronto una salida para no empeorar la crisis.
OEA advierte a Micheletti y Zelaya que crisis empeorar√° si no hay acuerdo

Si no se resuelve la crisis "llegaremos a un final que no por anunciado ser√° profundamente negativo" para Honduras, se√Īal√≥ el secretario general de la OEA, Jos√© Miguel Insulza, en su discurso en la instalaci√≥n de la reuni√≥n.

Insulza reafirmó que es necesario "volver a la institucionalidad democrática que imperaba con anterioridad" al derrocamiento de Zelaya, el pasado 28 de junio, y así "terminar con sanciones que nunca" hubieran querido imponer a Honduras, suspendida de la OEA, entre otras medidas de la comunidad internacional.

El titular de la OEA encabeza una misi√≥n de cancilleres y representantes de pa√≠ses americanos, Espa√Īa y las Naciones Unidas que asisti√≥ al inicio del di√°logo, tras dos intentos fracasados en Costa Rica bajo los auspicios del presidente de ese pa√≠s, √ďscar Arias, mediador en el conflicto.

Insulza instó a ambas partes a dialogar "sin intenciones ocultas, con buena voluntad", porque, insistió, la crisis "ha creado una situación insostenible" para el país.

El canciller del Gobierno de facto, Carlos López, pidió, también en su discurso, que "a la mayor brevedad" cesen "las medidas discriminatorias establecidas desde el extranjero contra Honduras", porque "afectan a la población más pobre".

"Ese trato discriminatorio ha supuesto da√Īos al pueblo hondure√Īo en exceso de los 400 millones de d√≥lares", asegur√≥ L√≥pez, sin ahondar al respecto.

Reiteró la petición de que "se normalice la situación al interior de la misión del Brasil en Tegucigalpa (donde permanece Zelaya), de acuerdo a lo que establecen las convenciones sobre el derecho de asilo".

L√≥pez demand√≥ "que se desarme, si es que todav√≠a no se hubiere hecho, a los extranjeros (sin precisar detalles) y nacionales que irregularmente se hallan al interior de la misi√≥n de Brasil", donde "s√≥lo funcionarios del Brasil deber√≠an ejercer autoridad, y en el exterior, s√≥lo las autoridades hondure√Īas".

Insulza pidió que en el diálogo "se consideren todos los puntos planteados en el Acuerdo de San José", propuesto por Arias en julio.

Record√≥ que "el acuerdo es claro en cinco aspectos: primero, el restablecimiento del presidente elegido por el pueblo hondure√Īo"; la formaci√≥n de un gobierno de unidad nacional, la "garant√≠a" de Zelaya de no promover una Asamblea Constituyente, amnist√≠a pol√≠tica y mecanismos de supervisi√≥n internacional.

"Queremos que se busquen consensos claros sobre estos puntos", subrayó el titular de la OEA.

El ministro de Gobernación (Interior) de Zelaya y cabeza de su delegación, Víctor Meza, dijo que acude al diálogo "para ver hacia adelante" y utilizar este mecanismo "como la salida más adecuada" para la crisis.

"Lo importante es no traicionar ni abandonar el espíritu del Acuerdo de San José, esa es nuestra posición", puntualizó Meza, en referencia a que el Gobierno de facto, que convocó oficialmente el diálogo, lo llama Acuerdo Guaymuras, por el antiguo nombre del país.

El ministro de Estado para Relaciones Exteriores de Canadá, Peter Kent, dijo tener "la sensación de que todos los involucrados entienden que está cerca el momento en que esta crisis se tiene que resolver ya".

"Este a√Īo ha sido dif√≠cil para Honduras, pero los √ļltimos meses de 2009 pueden ser positivos", consider√≥ Kent, quien asisti√≥ a la apertura del di√°logo como presidente pro-t√©mpore del G-16, el grupo de pa√≠ses y organismos que brindan cooperaci√≥n a Honduras.

Poco antes de iniciarse el diálogo, el frente de resistencia popular que apoya a Zelaya advirtió de que la restitución de éste "no es negociable".

Los representantes de Micheletti son la ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia Vilma Morales, el empresario Arturo Corrales y al abogado Armando Aguilar, mientras que a Zelaya lo representan, además de Víctor Meza, su ministra de Trabajo, Mayra Mejía, y el sindicalista Juan Barahona.

Barahona denunció a la prensa que la policía dispersó con gas lacrimógeno en la embajada de EE.UU. una manifestación de decenas de personas que rechazan el golpe de Estado.

La polic√≠a tambi√©n impuso un riguroso cord√≥n de seguridad en los alrededores y dentro del hotel que alberga el di√°logo, que busca una salida pol√≠tica negociada a la crisis hondure√Īa, que ha entrado al cuarto mes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad